Noticias

Ago

2017

Cena Pan y Pebre permitió agasajar a casi 300 personas en situación de calle

Cerca de 280 personas en situación de calle de las comunas de Talcahuano, Chillán, Los Ángeles, Concepción, Tomé, Coronel, Arauco y Lota llegaron hasta el Centro de Eventos Marina del Sol, para disfrutar de la Sexta Versión de la Cena Pan y Pebre, organizada por Hogar de Cristo en conjunto con el movimiento Los Guachacas para agasajar a los acogidos de la institución.

“Si somos capaces de hacer una cena bonita para nuestros colaboradores y socios, creemos que también debemos hacer lo mismo para los más desamparados de nuestra sociedad, que son las personas en situación de calle”, señaló Cecilia Ponce, Directora Ejecutiva del Hogar de Cristo Bío Bío.

Con el centro de Eventos Marina del Sol especialmente engalanado para la ocasión, los acogidos del Hogar de Cristo disfrutaron de una cena especialmente preparada para ellos, que fue acompañada de música y cuecas bravas.

“Llegué a los 10 años a la calle, por la violencia en mi casa. Tuve una familia, mujer y dos hijos, y lo perdí todo con el terremoto”, cuenta Juan Salgado, oriundo de Tomé y que ahora vive en las calles de Concepción. “No había estado nunca en un lugar así. Está lindo y entretenido. Comimos  y nos reímos. Está bien que haya cosas así para la gente de la calle, para pasarlo bien un rato”, dice riendo.

 “Ellos son los guachacas, los dueños de esa cultura alegre, con la talla en la boca, con el gusto por el baile, la cueca chora, la cumbia, y sobre todo solidarios” declara,  emocionado Díoscoro Rojas, guaripola del Movimiento Guachaca, quien acompaña esta actividad desde su inicio.

“La gente que está en la calle no lo ha hecho por una decisión libre, por eso la Cena de Pan y Pebre es un espacio de alegría para los más desprotegidos de nuestra sociedad”, concluyó Cecilia Ponce, Directora Ejecutiva del Hogar de Cristo en la región.

 

¿Quieres ayudarnos a combatir la pobreza en la Región del Bio-Bío y el país? ¡Hazte socio de nuestra causa!