Noticias

Jun

2018

Con amor y entrega se combate el frío en las calles

Grupos de voluntarios trabajaron este fin de semana, sin descanso, para salir en ayuda de las personas en situación de calle que no acuden a los albergues por las más diversas razones, desde no querer separarse de sus mascotas hasta no estar en condiciones de hacerlo.

Por Edgardo Urrutia

Desde las 9 de la mañana del domingo hasta las 4 de la madrugada del lunes, cuadrillas de voluntarios del Hogar de Cristo, comprometidos con el programa de acogida para personas en situación de calle de la institución, se sumaron a las diferentes “Rutas Calles”.

Desde temprano, los grupos de voluntarios recorrieron las diferentes comunas de Santiago para colaborar con aquellos que la están pasando mal con estas bajas temperaturas y lluvias que han afectado a la zona centro sur del país. Alimento caliente, frazadas y nylon fueron algunas de las cosas que los voluntarios pusieron a disposición de los más necesitados. Sin embargo, la función principal fue motivar a todas las personas que estaban en situación de calle a que se trasladaran a los albergues habilitados para enfrentar esta emergencia climática.

Elizabeth Candia, voluntaria del Programa Acogida, se declara contenta al finalizar su turno, satisfecha de haber cumplido con la tarea. Pero al mismo tiempo le impresiona la gran cantidad de personas que viven en la calle.  “Sólo en una comuna contabilizamos a más de 120 personas en calle, muchos de ellos querían ir a los albergues, pero ya varios estaban llenos. Es impresionante la cantidad de gente que está en calle y faltan muchas manos para ayudar”, señaló Elizabeth.

Durante la noche del domingo,  el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno fue testigo del trabajo desarrollado en las rutas sociales en las comunas de Santiago y San Joaquín por personal del Hogar de Cristo. La autoridad aprovechó la oportunidad para informar que las camas disponibles en los albergues a nivel nacional llegaron a 2.400 y que se extendió el horario de atención en los refugios.

Eva Lara, encargada del programa de rutas de la causa del Padre Hurtado, se mostró feliz por el compromiso y buen trabajo de los voluntarios que se desempeñaron durante toda la jornada, a quienes el frío y la lluvia los movilizó para ir en ayuda de los más pobres entre los pobres. Ese es el caso de Carlos. Con aproximadamente 50 años deambula por el sector de Lira con Santa María, en la comuna de San Joaquín.  Llegó a Santiago hace un año desde el sur del país en busca de una  oportunidad, sin embargo, las cosas no han resultado como él esperaba. Actualmente, trabaja como cartonero y vendiendo “cachureos” que encuentra en las calles.  Para sus actividades diarias se acompaña de un triciclo, vehículo que en las noches le sirve para dormir. Allí combate el frío y la humedad con dos frazadas, cubierto de nylon.

Involúcrate, que ni la nieve y el granizo te congelen la solidaridad.. Súmate  a nuestra cruzada para ayudar a la gente en situación de calle.

 

Si quieres colaborar con nuestra causa #Involúcrate aquí.