Noticias

Mar

2018

Mujeres Migrantes 4: Schnaidine Albert de Haití

Sus pasarelas son las calles, las ferias libres, las filas en Extranjería. Buscamos cinco mujeres migrantes para que ilustraran con su belleza las páginas de moda de la revista Paula. Cuatro de ellas encarnan dos fenómenos globales: la migración por razones económicas y la feminización de la pobreza, mientras la quinta trabaja en el Servicio Jesuita al Migrante. En el Mes de la Mujer, con ayuda de Paula, las convertimos en modelos y una de ellas, Jocelene, se “robó” la portada de la revista.

Por Ximena Torres Cautivo.

Su mamá, de 38 años, le ha hablado de “las bellezas de Villarrica, una región con mucha agua, lagos y vegetación. Con gente buena y amable, más acogedora que la de Santiago. Estuvo trabajando allá unas semnas”, cuenta Schainide, de 20 años, quien presionó a su progenitora para que abandonaran Gonaives, la comuna de Haiti, muy cercana a Puerto Príncipe, donde vivían hasta hace 3 meses.

Ahora arriendan una pieza en una casona en la calle Club Hípico, donde comparten techo con peruanos, bolivianos y otros haitianos. Mientras su mamá trabaja como niñera (habla español, inglés y francés), Schnaidine -que se las arregla en español gracias a las dos semanas que asistió a Kase Chen, el curso para haitianos que ofrece Fundación Emplea- es una chica estudiosa, comedida y religiosa. Asiste junto a su mamá a la Iglesia Bautista y está convencida de que en Chile podrá estudiar medicina, que es su único objetivo vital. Una vez que domine el español, obtenga la cédula de identidad chilena y los demás papeles de Extranjería se lo permitan, podrá formarse como pediatra. Lo dice firmemente convencida. Quizás porque lo que aquí parece muy difícil, en Gonaives resultaba imposible.

Fuente: Revista Paula.