Inicio » Noticias » Manuel García: “La pobreza es una mancha horrible en la hoja de vida de Chile”

Manuel García: “La pobreza es una mancha horrible en la hoja de vida de Chile”

Ariqueño, profesor, de extracción modesta, hoy, con el éxito como cantautor como telón de fondo de su vida, reflexiona en voz alta y emocionada sobre el imperativo moral que tiene Chile de terminar con la pobreza.

 

 

Por Ximena Torres Cautivo

 

Manuel García no tiene ni una ínfula de rockero. Con su melena ensortijada, como de carnero rebelde, de oveja negra, llega al lanzamiento de la campaña de socios del Hogar de Cristo, en General Velásquez.

Se sienta a escuchar y se emociona con los testimonios de Joel, Claudia y Yaritza. Los tres son sobrevivientes a la adversidad. Joel recuperó sus estudios gracias a la escuela de reingreso Betania, de Fundación Súmate, y hoy sueña con ser chef en un crucero, ya que estudia gastronomía internacional; Claudia, contra viento y marea, lucha contra la tuición de su medio hermano, al que rescató del Sename y considera su hijo y lleva al Jardín Infantil Sol Naciente del Hogar de Cristo; y Yaritza, agradece a su mamá, Viviana, el apoyo que le dio en su etapa de consumo problemático de drogas cuando estuvo en un centro de rehabilitación de Paréntesis, y ambas lloran y una especie de rayo invisible , las conecta cuando se miran, y todos los asistentes nos conectamos con la fuerza de ese lazo.

Manuel también se impresiona con los datos que arroja la matriz de inclusión social del Hogar de Cristo, que revela crudamente cuántas personas de extrema vulnerabilidad quedan fuera de los programas estatales, privados y mixtos de ayuda y soporte, en temáticas tan diversas como educación inicial, escuelas de reingreso, tratamiento de consumo problemático, adultos mayores, discapacidad mental… Por eso, cuando Paulo Egenau, el director social nacional del Hogar de Cristo, le agradece ser parte de nuestra campaña de socios, Manuel se para, toma el micrófono e improvisa unas palabras con las que explica su compromiso con nuestra frase-fuerza “Que terminar con la pobreza, te mueva tanto… (como tu pasión más querida)”. Y habla así:

“Cuando se es pobre, uno agradece de manera muy especial aquellos detalles que nos ayudan a sobrevivir. Por ejemplo, alguien que protege una flor y la cultiva en un tarrito de leche Nido, allá en el norte, donde es tan fuerte la presencia del desierto. Yo crecí allá y sé que  muchas veces una lavadora vieja, un neumático, sirven como un pequeño jardín para proteger, precisamente eso, la vida. Nosotros íbamos buscar cuerdas para la guitarra donde los pescadores, porque usábamos las lienzas de pescar como cuerdas. Esa inventiva de la pobreza es bella, pero también está su lado dramático, ese que se convierte en una mancha fea en la hoja de vida de los países. Pobreza no es sólo carencia. No es sólo que falte el pan, que falte el sustento del día, lo económico. Pobreza es no poder completar y sacar adelante tus anhelos, tus sueños. Eso de completar los anhelos de las personas es lo que me mueve a estar en esta campaña, porque el anhelo no se llena solamente con el dinero, con los recursos económicos. Se requiere amor por el otro, porque cuando la ayuda no se inspira en eso, se genera un vacío, donde se instala la droga, la violencia, la desesperanza. La carencia emocional, que surge de la exclusión social, se traduce en cuestiones monstruosas, horribles, como enfermedades antiguas que comenzaron en la niñez y que se manifiestan más tarde en el alcoholismo, en la droga, en la violencia intrafamiliar, en niños abandonados a su suerte, muchas veces resolviendo solos sus vidas. Chile es un país que se está volviendo difícil y complejo. Ahora tenemos el tema de los inmigrantes, una mano de obra valiosa, que está viviendo en condiciones inhumanas. Como vemos, son decenas de temas los que se encuentran en el camino de de terminar con la pobreza, una tarea que es del día a día y que debe involucrarnos a todos, y que pasa mucho más por abrir el corazón que por sólo abrir el bolsillo”.

 

Si quieres colaborar con nuestra causa #Involúcrate aquí.