• Home
  • Noticias
  • Cambiemos el Pronóstico: Voluntarios ayudan a capear el frío en la noche más larga

Cambiemos el Pronóstico: Voluntarios ayudan a capear el frío en la noche más larga

"Nunca había tenido esta experiencia y es tremenda en todo sentido"

Dos ministras -María Isabel Plá y Pauline Kantor-, Francisco Melo, varias destacadas figuras de TV, como Carola de Moras, Scarleth Cárdenas y Alejandra Valle, participaron de esta experiencia transformadora, que busca visibilizar la realidad de las que viven en situación de calle, que es la manifestación más cruda de la pobreza.

“Nunca había tenido esta experiencia y es tremenda en todo sentido. Tremendamente enriquecedora, dolorosa y esperanzadora. Te deja enganchado con muchas preguntas, con muchas ganas de hacer, con muchas misiones. Es una experiencia feroz pero agradezco mucho que me hayan dado la oportunidad de participar”, declaró el actor Francisco Melo, quien la noche del solsticio de invierno salió con un grupo de voluntarios del Hogar de Cristo a recorrer rincones de Estación Central y del barrio Mapocho para entregar alimentos y abrigo a las personas en situación de calle.

La noche del solsticio de invierno es la más larga para el hemisferio sur. Y suele estar marcada por predicciones climáticas que hablan de frío y humedad y que encuentran en las personas en situación de calle a sus principales afectados. Con el fin de visibilizar esta situación y cambiar el pronóstico del tiempo promedio de permanencia que pasa una persona en calle, el Hogar de Cristo convocó a distintas personalidades a ser parte de una Ruta Calle, un recorrido que se desarrolla todas las noches del año, del lunes a viernes, para dar comida caliente, abrigo y sobre todo atención a hombres y mujeres.

La actividad comenzó con la preparación de sandwichs y café, para luego salir rumbo a diferentes rincones de la capital. La Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, declaró luego del recorrido por Estación Central y Santiago Centro: “Estoy agradecida de la buena voluntad del Hogar de Cristo que nos invitó. Estoy muy impresionada porque lo que vimos es extrema vulnerabilidad, es el estado de mayor exclusión en que se puede encontrar un ser humano. No es sólo vulnerabilidad económica; son personas que están excluidos de todo, de la sociedad, de los servicios públicos, de la vida en comunidad, de su familia”.

También fue parte de la Ruta Calle la Ministra del Deporte, Pauline Kantor, quien manifestó estar muy agradecida de la oportunidad de conversar con las personas en situación de calle. “En mi caso, fueron casi todas mujeres y duele ver lo difícil que es para ellas poder salir de esta situación”.

Sergio, vive en una de las esquinas aledañas a La Vega, en la comuna de Recoleta. Lleva más de cinco años en situación de calle y cada semana él y su familia reciben la visita de voluntarios del Hogar de Cristo. “Me gusta que vengan porque es una ayuda necesaria, porque a veces estamos muy mal. Lo más difícil son las lluvias, pasamos frío con el hielo”.

Tres amigos, procedentes de Perú, viven a la intemperie también por la zona de Recoleta. Llevan años en Chile y, por diferentes motivos, hoy se encuentran en situación de vulnerabilidad extrema. Sin abrigo y uno de ellos incluso sin calcetines, recibió la visita de un grupo que llegó a entregarles un poco de calor. “Estaba cansado y con hambre. Si no hubiesen venido ustedes, me habría acostado con el estómago vacío”, dijo uno de ellos.

Alejandra Valle, junto a su hija de diez años, fue parte del recorrido Independencia-Recoleta. Sobre su experiencia, contó: “Llegas con un café y un sándwich y sientes que le estás llevando un tesoro. La verdad es que a veces somos tan indolentes con esta realidad. Y ello son personas que no hacen daño, no están pensando en delinquir”. Sobre su hija, añade: “No sé si va a ser voluntaria o activista de una causa cuando grande, lo que quiero inculcarle es que entienda que el mundo es diverso, difícil, duro, que nunca hay que dejar de tender una mano y mirar a los ojos a las personas y saludarlas. Que no tenga miedo de la pobreza, al revés, que quiera ayudar. Siento que hoy ella fue súper grande”.

Antofagasta, Rancagua, Temuco y Valparaíso también se sumaron a la iniciativa. Seremis de diversas carteras, servicios públicos y representantes del mundo académico se unieron a la causa por cambiar el pronóstico social y vivir una experiencia transformadora. “Esto lo debiéramos haber resuelto. Somos un país OCDE, no debiéramos tener más de 15 mil personas en calle en Chile. No ha habido políticas serias. Siempre se activan los mecanismos en las noches de invierno para que la gente no se muera, no se enferme, pero tenemos que hacer esfuerzos por colocar este tema en la política pública porque nos debiera doler y avergonzar profundamente. Por eso, nuestra invitación esta noche fue a cambiar el pronóstico de las personas de calle”, sostuvo el Director Social del Hogar de Cristo Paulo Egenau.

Al finalizar la noche, el capellán del Hogar de Cristo, José Yuraszeck agradeció a todos los presentes e invitó a cantar la canción del cantante uruguayo Jorge Drexler “Los Puentes”, que dice: “Cuando la noche esté precisamente más cerrada y más confusa, que viva todo aquel valiente que tiende un puente y el valiente que lo cruza”.

#CambiemosElPronóstico de las personas en situación de calle, aquí. 

Líneas de Acción

  • Excluir, no apoyar y estigmatizar son barreras que condicionan a las personas en con discapacidad psíquica o mentalMás

  • Hay más de 220.000 personas con discapacidad mental y más de 92.000 en situación de vulnerabilidad y extrema pobrezaMás

  • Menos del 3 % del presupuesto de Salud va dirigido a Salud Mental. La OMS recomienda asignar al menos  5%Más