• Home
  • Noticias
  • Lo que no se vio: Clan Rojo de TVN visitó a las bandas Súmate

Lo que no se vio: Clan Rojo de TVN visitó a las bandas Súmate

Lo que no se vio: Clan Rojo de TVN visitó a las bandas Súmate. Si quieres saber más de este entretenido encuentro, ingresa aquí

6 noviembre, 2018

En un relajado ambiente, de mucha música y humor, se produjo la visita de tres integrantes del clan Rojo y su coach Leandro Martínez a la sede del programa “Súmate a tu oportunidad”, ubicada en Fanor Velasco 12. El encuentro demostró que no existen grandes diferencias entre los jóvenes cuando de sueños y talento se trata.

Por María Teresa Villafrade

La directora de la Fundación Súmate, Liliana Cortés, fue la encargada de recibir a Emilia Dides, Camila Vásquez y Pablo Ñancucheo, jóvenes que viven en estos momentos una diaria exposición televisiva a través del programa de TVN “Rojo, el color del talento”. Los tres integrantes del Clan llegaron acompañados de su coach el conocido Leandro Martínez, ganador de una de las primeras temporadas del espacio.

Muy aterrizados y sencillos, sin hacer alarde del minuto de fama que viven, saludaron al encargado del taller de música, el profesor Nicolás Espinoza, quien los llevó hasta la sala donde se encontraba parte de la Banda Fanor y el dúo hiphopero formado por Benja y Franco, ambos estudiantes de la Escuela Padre Álvaro Lavín de Maipú.

El hielo se rompió de inmediato con las bromas y la presentación de cada uno de ellos: Eyleen Pailahueque (20), voz de la banda y estudiante de diseño gráfico en Inacap, amante del metal sinfónico, deslumbró con su imitación de Hannah Montana y con su magnífica interpretación de canciones de Eduardo Gatti y Fernando Ubiergo, que algunos habíamos tenido el privilegio de escuchar en la Cena Pan y Vino de Santiago, en Espacio Riesco. Luego fue el turno de Emmanuel Rojas (20), “con dos m”, como se encargó de aclarar el guitarrista, desatando las risas de todos. Reconoció que antes era muy tímido y que, gracias a la Banda Fanor, se atrevió a desarrollar más su personalidad. Él fue quien invitó a Texia Fuentes (19) a sumarse como tecladista. Ella reconoció que no está estudiando ni trabajando y que la música es su única vía de desahogo y entretención en estos momentos.

LAS DOS CARAS DEL BULLYING

Franco Ferreira (18) se robó la película en este encuentro con su chispa y simpatía. Fue el primero en plantear el tema del bullying en la conversación ya que sufrió desde niño el maltrato y la discriminación a causa de su discapacidad. Sin embargo, eso no fue impedimento para convertirse en músico callejero y todos los días, después del colegio, se sube al Metro a rapear y a buscar inspiración para sus creaciones.

Gracias a esta confesión, Camila Vásquez, bailarina del clan Rojo se atrevió a contar por primera vez  que también había abandonado los estudios a causa del bullying. “Ahora con el ejemplo de Franco, me doy cuenta que tengo que asumir otra actitud y retomar mis estudios”, admitió entre los aplausos de todos los presentes.

Benjamín Soto (19), hiphopero compañero de Franco, sorprendió a todos con su improvisado rap y demostró ser un digno semifinalista de las famosas batallas de rima en las que participa cada fin de semana  en la plaza de Maipú. No en vano este dúo “Benja y Franco” grabó un disco de alta calidad con el famoso rapero Omega.

Finalmente, Camilo Sierra (19) baterista de la Banda Fanor que terminó sus estudios en la escuela Álvaro Lavín, reconoció que entró a estudiar ingeniería en sonido en el instituto profesional Arcos para poner en práctica esos conocimientos en la banda y algún día grabar un disco. “¿Quién no sueña con ser famoso?”, preguntó y entonces no cupo la menor duda: cuando de sueños y talento se trata, no existen diferencias entre los jóvenes. La música los ha motivado a esforzarse y a perseverar, y eso en definitiva es lo más importante.

Ahora todos, profesionales, profes, amateurs, participantes del Clan Rojo, su famoso coach, quedaron todos calurosamente invitados al Encuentro de Bandas Súmate que se desarrollará este viernes 23 de noviembre en el Parque Almagro a partir de las 4 de la tarde. La entrada es liberada.

 

 

Relacionados