Discapacidad mental y vulnerabilidad

En La Tercera, la directora ejecutiva de Rostros Nuevos reflexiona sobre el modelo de desarrollo y la discriminación en Chile.

Señor director:

Cuando la discusión sobre igualdad de derechos y deberes ha sido parte de la agenda y hemos cuestionado el modelo de desarrollo, resulta importante preguntar: ¿son los derechos económicos y sociales para todos? Lamentablemente no, sobre todo para las más de 92 mil personas que sufren algún grado de discapacidad mental, y que viven en situación de pobreza.

Las personas con discapacidad mental ven a diario obstaculizado su acceso a servicios y dispositivos de apoyo para garantizar su inclusión social. La situación se complejiza para quienes la situación de pobreza se transforma en factor adicional de vulnerabilidad, dejándolos inmersos en un círculo de doble exclusión que los empobrece a ellos y a su grupo familiar.

Los prejuicios y la discriminación contribuyen al trato desigual y a que sean sujetos de exclusión. Así lo demuestra la Séptima Encuesta Nacional del Injuv de febrero del 2013, donde las personas con discapacidad mental se encuentran entre los tres grupos más discriminados, al punto de “no querer tenerlos como vecinos”. Es hora de reconcoer los derechos de las personas con discapacidad mental, el valor que existe en ellas y la contribución que pueden hacer al país.

 

María Isabel Robles Meza Directora Ejecutiva Fundación Rostros Nuevos

Publicado en La Tercera. Martes 16 de agosto 2016.

20160816 - Carta al director María Isabel Robles LA TERCERA

   

Líneas de Acción

  • Menos del 3 % del presupuesto de Salud va dirigido a Salud Mental. La OMS recomienda asignar al menos  5%Más

  • Chile está dentro del 22% de los países sin ley de Salud Mental, pero cuenta con un Plan Nacional de Salud Mental.Más

  • La OMS señala que las personas con discapacidad presentan tasas más altas de pobreza que las sin discapacidadMás