• Home
  • Noticias
  • Gracias al Late Show de San Francisco: Alumnos en cuarentena siguen vinculados a la escuela

Gracias al Late Show de San Francisco: Alumnos en cuarentena siguen vinculados a la escuela

Los profesores nunca imaginaron que este 2020 estarían haciendo un late show con sus alumnos para mantener el vínculo.

30 junio, 2020

Concursos, juegos, acertijos, recetas de cocina y recomendaciones de programas de TV son parte del primer late show virtual que reúne a alumnos, profesores y apoderados de una escuela de reingreso en La Pintana.

Por Daniela Calderón P.

Desde hace más de tres meses, Ángelo Gutiérrez y Patricio Lobo, dos profesores de la escuela de reingreso San Francisco de la Pintana, perteneciente a fundación Súmate, se unieron en una transmisión conjunta a través del Instagram oficial de la escuela para emitir un programa de conversación, concursos y risas que denominaron “El Late de San Francisco”.

Al más puro estilo de Don Francisco, Patricio Lobo se sienta frente a la pantalla del computador con un sombrero gracioso que siempre va cambiando y, con la alegría que lo caracteriza, entrevista, juega y bromea en vivo junto a otros profesores del colegio. “Apenas comenzó la pandemia empezamos a buscar estrategias para mantenernos comunicados con los estudiantes y conversando con Ángelo, se nos ocurrió que el Instagram podría ser una buena forma de comunicarnos. Partimos transmitiendo en vivo simultáneamente y teníamos secciones, curiosidades, concursos con una duración de 15 a 20 minutos. La idea era que los chiquillos nos vieran y nos contaran cómo estaban”, cuenta Patricio sobre los inicios del late que hoy llega a 2 horas de duración.

Con el tiempo, los alumnos y ex alumnos del colegio se empezaron a interesar y entretener con este late, que sale en vivo los días lunes y viernes a las 21 horas. Fue así como Patricio y Ángelo decidieron sumar secciones que estuvieran exclusivamente a cargo de los alumnos. “Los chiquillos han ido tomando el control del programa. Ahora hay chicos que tienen sus propias secciones de novedades, tecnología curiosidades, tendencias de cine y TV. Algunos muestran recetas de cocina y también hacemos entrevistas a estudiantes, profesores, ex estudiantes y apoderados. La idea es que cada uno tenga un espacio para contar cómo está viviendo la cuarentena y nos acompañemos entre todos”, cuenta Patricio.

Uno de esos jóvenes tras las secciones del programa es Francisco Salazar (20), ex alumno que se ganó el respeto de sus compañeros gracias al espacio donde recomienda series, páginas de animé, películas, aplicaciones y canales de Youtube. De personalidad tímida, este joven que logró completar sus estudios básicos y hoy espera nivelar la media, cuenta que el Late le ha servido para dejar atrás la vergüenza y atreverse a hacer cosas nuevas. “No soy de esas personas a las que les gusta salir en cámara y la primera vez estaba un poco nervioso. Para quitarme el nerviosismo me pongo lentes oscuros, antes era muy tímido y, gracias al late, ya no me da vergüenza”, cuenta orgulloso.

Para Patricio, el logro de dejar la vergüenza y atreverse a hablar en público es solo uno de los tantos beneficios que esta idea tiene en los casi 80 espectadores que suman cada día. “Las habilidades de comunicación y expresión que están desarrollando les van a ayudar a los chiquillos a destacar en el futuro, expresar sus ideas y a participar de una entrevista laboral, por ejemplo. Participar de estos espacios es una especie de aprendizaje escondido. Hay días en que tenemos juegos de línea del tiempo y la idea es que ellos identifiquen el orden cronológico de tres hechos históricos, así repasan historia. También hemos hechos acertijos relacionados con matemáticas y lenguaje, o preguntas de cultura general, todo siempre en modo concurso. Incluso tenemos algunos premios que esperamos entregar cuando volvamos al colegio”, agrega, feliz con lo logrado hasta ahora.

Patricio, que lleva 5 años como profesor de Educación Física en la Escuela San Francisco de la Pintana y que desde el primer día tuvo en mente la idea de crear un programa de TV con sus alumnos, se desafía.  “Han sido años de mucho crecimiento, cada año ha sido un desafío pero al mismo tiempo tengo más herramientas para trabajar con ellos. Aunque me sigo equivocando y aprendiendo, cuento con el respaldo de un equipo potente que me apoya y ayuda en todo. Por eso, espero que este late siga después que todo esto pase”.

Relacionados