Main Donate Form

$ 0

Infancia Vulnerada

“NACER Y CRECER EN POBREZA ES LA MÁS PROFUNDA VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS”
                                                                              HOGAR DE CRISTO

En Chile, casi un tercio de la población de 0 a 17 años (32%) habita en hogares con ingresos insuficientes para satisfacer sus necesidades básicas y/o donde existen carencias en dimensiones relevantes para el bienestar, como salud, educación, trabajo y seguridad social, vivienda y entorno, redes y cohesión social.

Algunas cifras que reflejan esta realidad:

  • 220 mil deben trabajar para subsistir
  • 700 mil no tienen una cama propia
  • 416.622 menores de 10 años sufren de mal nutrición
  • 187 mil estaban fuera del sistema escolar antes de la pandemia

Hay en la actualidad 16.436 niñas, niños y adolescentes que cuentan medida de protección dictada por los Tribunales de Familia y que son acogidos en el sistema de cuidado alternativo. De ellos, 7.007 fueron atendidos por centros residenciales de protección (42,6%), mientras que 9.429 estuvieron al cuidado de familias de acogida (57,4%) (Sename, 2021).

Las principales causas de ingreso a residencias de protección del Estado son: abandono o inhabilidad de los padres (23,6%); protección del tribunal –no especificando materia– (19,7%); víctima de negligencia (18,3%), situación de prevención (16,3%), víctima de abuso sexual (5,2%) y víctima de maltrato (4,9%).

Hogar de Cristo, desde su creación en 1944, a través de diversos programas sociales, ha acogido a niños y adolescentes en riesgo social. En la actualidad, cuenta con 4 residencias de protección a lo largo del país, que buscan restablecer el derecho a vivir en un contexto familiar. Dos de ellas se abrieron en mayo de 2018 con los más altos estándares de calidad: una en Santiago, para varones, y otra en Viña del Mar, para mujeres; ambas para un máximo de 10 niños con necesidades múltiples y complejas de entre 12 y 18 años, por un período de dos años. Buscamos implementar un plan progresivo de incorporación de estos estándares de calidad a la totalidad de nuestras residencias, porque creemos que ellas deben ser instancias de intervención especializada y orientadas a los casos más extremos y complejos de vulneración de derechos, con estadías  que duren el menor tiempo posible y  se constituyan como intervenciones transitorias.

Nuestros programas son:

– Residencias especializada

– Residencias piloto

PERSONAS ATENDIDAS AÑO 2021