Main Donate Form

$ 0

Bodas de Oro de

Augusto y Ana

El trabajador de Hogar de Cristo, Augusto Blanco, y su esposa, Ana Correa, no pensaban hacer nada especial para sus 50 años de matrimonio, pero los compañeros de trabajo de él insistieron en que esa fecha era para celebrar en grande. Y así tal cual fue. Hasta llegó la televisión a registrar el momento.

Por María Teresa Villafrade

“Fue sin querer queriendo”. Esa reconocida frase del Chavo del 8 resume perfecto el inicio de la relación entre Augusto Blanco (68), trabajador de Hogar de Cristo, y Ana Correa (70). Ambos se conocieron en una fiesta a las que los invitó un amigo en común. Ella ya le había echado el ojo antes; alguien le había mostrado una foto de él y quedó prendada.

“Lo encontré buenmozo, alto, delgado”, contó a Meganoticias Alerta, el programa que conduce los fines de semana Rodrigo Sepúlveda, y que estuvo presente para la celebración de sus Bodas de Oro realizada en el Santuario Alberto Hurtado.

“Él no me miraba mucho, entonces empecé a seguirlo. Este va a ser mío, no lo voy a soltar, me dije y lo perseguí. Me la jugué bien porque resultó ser un hombre buenísimo. A estas alturas, él me cuida como niña chica”, confesó, sin pudor.

Augusto la mira sonriente y dice que fue él quien primero la invitó a salir, a tomarse un café, un helado.

“Yo empecé a ver sus cualidades, en el jardín nunca vi una flor tan hermosa, me gusta todo de ella”, agregó enamorado.

Se fueron a vivir juntos el 15 de enero de 1973 y se casaron 20 años después. El capellán de Hogar de Cristo, José Francisco Yuraszeck, encargado de bendecir sus argollas de matrimonio en la tumba del santo chileno, les dijo que la fecha de unión cuenta desde que empezaron a convivir. Por eso, aplicaban para celebrar 50 años juntos.

“ENTONCES ARDIÓ LA PRADERA”

Augusto y Ana se fueron a vivir a Argentina. Allí nacieron sus dos hijos: el mayor, en 1975. Hace 14 años los hizo abuelos del único nieto que tienen. El menor, de 45 años, vive con ellos pues tuvo un problema al nacer.

“Usaron fórceps en el parto y le afectó. Quedó sin retención de memoria por lo que no aprendió a leer ni a escribir. Un médico en Argentina lo diagnosticó con epilepsia mixta”, cuenta Augusto, quien toda su vida ha trabajado como pintor independiente.

Ahora trabaja como auxiliar de aseo de la empresa proveedora de servicios para la fundación llamada ArteClean.

“Me gusta porque me asegura un ingreso estable y solo vengo dos días a la semana, lunes y miércoles. Así puedo hacer mis trabajos de pintura los otros días”, explica.

Cuenta que un día de octubre pasado en el trabajo, se pusieron a conversar de sus vidas privadas. Y él contó  que el 15 de enero del 2023 iba a cumplir 50 años junto a Ana. Su compañero, Raúl Panguilef, le preguntó qué iba a hacer y Augusto dijo que nada especial.

“Entonces ardió la pradera” señala sonriente. Raúl, cual auténtico gestor festivo, se puso manos a la obra. Habló con Francisca López, la encargada de pastoral en Hogar de Cristo, que “se prendió como pasto seco” y ella coordinó todo con el capellán.

“La verdad es que fue una ceremonia muy emotiva, hermosa. No me esperaba que llegara la televisión tampoco”, dice, agradecido por el gesto de sus compañeros de trabajo.

Como anécdota cuenta que a la salida del santuario, se les acercó un matrimonio que no conocían, pero que los habían visto en Meganoticias.

“Ellos viven cerca y corrieron hasta allá para felicitarnos, algo realmente hermoso”, acota.

LA RECETA

-¿Cómo han logrado mantenerse unidos tantos años?

-Siempre tratamos de solucionar los problemas, no dejamos que se agranden y vayan más allá. Ella tiene mal genio y yo soy relajado, pero a veces se me sale la cadena. Entonces conversamos, ella me dice en qué me equivoqué y yo trató de enmendar.

Ana, su esposa, fue más allá: “Adoro los momentos bajos, porque las reconciliaciones son maravillosas. Sin peleas, no habría reconciliación. El cariño crece más. Una se da cuenta que hace falta y que la quieren”.

Ambos están felices de que su testimonio haya sido recogido por la televisión. Gracias a eso, les ha llegado invitación de un hotel para que vayan a comer. Y al capellán José Francisco Yuraszeck le llueven las solicitudes de parejas con aniversarios de distinta índole.

Es que no todos los días se cumplen 50 años de unión. Hoy en los países que integran la OCDE como Chile, uno de cada 5 matrimonios ¡dura menos de 10 años!

 


Hazte Socio

Noticias Relacionadas
Noticias

Nuevamente los incendios forestales asolan Chile

Las regiones de Araucanía, Ñuble y Biobío se mantienen bajo de estado de excepción de catástrofe y las condiciones climáticas amenazan con seguir empeorando la situación. La ministra del Interior, Carolina...

Noticias

Visitas con sentido al Hogar de Cristo

La pandemia paralizó todo, pero ya a fines del año pasado, nuevamente las empresas reactivaron una serie de “Visitas con Sentido” a los diferentes programas de Hogar de Cristo a lo...