Main Donate Form

$ 0

Cecilia Ponce en Frena la Curva:

“Confinamiento no puede significar cerrar la puerta a la solidaridad”

Muchas organizaciones sociales se reunieron en el primer festival online del movimiento Frena la Curva Chile, para compartir consejos y entregar herramientas para combatir el coronavirus a través de ideas y proyectos innovadores. La jefa de operación social de Biobío del Hogar de Cristo abrió la reunión con una esperanzadora charla.

Por Daniela Calderón

Con un peak de 300 espectadores en línea, esta jueves se llevó a cabo la primera versión del “Festival de Innovación Abierta Frena La Curva Chile: Co-Construyendo el Mañana”. La cita reunió a los principales exponentes en materia de innovación social e investigación del país y estuvo centrada en crear un espacio de conversación colaborativo, donde fundaciones de beneficencia, profesionales y estudiantes pudieran encontrar las herramientas necesarias para combatir el coronavirus a través de proyectos innovadores.

El programa se extendió desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde e incluyó charlas sobre emprendimiento social, salud mental, aprendizaje en tiempos de confinamiento, transformación digital y diseño web. Todas a cargo de reconocidas figuras del mundo social, como Fundación Telefonica, Sence, Acción Solidaria, Universidad de los Andes, Fundación Abriendo Datos y Hogar de Cristo, entre otros.

Para abrir el festival, la organización a cargo invitó a Cecilia Ponce, Jefa de Operación Social en la región del Biobío de Hogar de Cristo, quien estuvo a cargo de dictar la charla “El impacto del Covid-19 en poblaciones vulneradas”.
“Hoy, que estamos en aislamiento social, es un privilegio estar conectados y compartir esta jornada. Es tiempo de aprender, innovar y dejarnos inspirar. Son tiempos duros, de esperanza y transformación. Vivimos un cambio de paradigma y estoy convencida que tenemos una nueva conciencia social. Somos conscientes de lo frágil que es nuestra vida y la comunidad que hemos construido”, dijo al iniciar la charla.

Tras exponer sobre el protocolo sanitario aplicado desde el inicio de la pandemia en los programas sociales de Hogar de Cristo a lo largo del país, Cecilia relató la esperanzadora experiencia que se ha vivido en las hospederías, las que desde el inicio de la pandemia entraron en cuarentena preventiva. “Las hospederías se abrieron al funcionamiento las 24 horas del día y, en la zona sur, hemos iniciado un aislamiento preventivo donde invitamos a las personas en situación de calle a quedarse en nuestros programas para cuidarse. Y han sucedido cosas maravillosas, las personas en situación de calle se han empoderado del espacio, han asumido tareas, han estado a cargo de cumplir los protocolos sanitarios, se han cuidado mutuamente. Hoy vemos caras más sonrientes, algunos de ellos sin consumo de alcohol y drogas, viviendo con otra lucidez sus historias y encontrando en la hospedería un espacio para generar cambios en su vida”, agregó, orgullosa del trabajo realizado.

Otra representante del Hogar de Cristo, fue Elena Aros, encargada del plan “Colegios 100% involucrados” de la Dirección de Comunidad de la fundación, quien, junto con Carla Arella, socia cofundadora de Momento Cero, encabezó la charla sobre “Educación Ciudadana en Tiempos de Crisis”.

“Nuestro objetivo era relevar la importancia de que el proceso de aprendizaje considere la motivación y el protagonismo de quien aprende y entregar consejos prácticos para lograr aprendizajes significativo en tiempos de crisis y en confinamiento”, dijo Elena minutos antes de comenzar la charla, orientada a padres y alumnos que se encuentran con teletrabajo desde mediados de marzo. “Con esta charla buscamos que las personas se hagan las preguntas correctas y no hagan cosas solo por hacerlas, diferencien entre lo urgente y lo importante y logren mantener una actitud de aprendiz, que es una de las claves para no perder la motivación en el aprendizaje”.

Ambas expositoras representantes de Hogar de Cristo se mostraron agradecidas y satisfechas con el trabajo realizado durante el Festival e invitaron a conectarse a la comunidad de innovadores sociales que se encuentra trabajando por los más vulnerables de la sociedad. “En periodos de crisis sanitaria me he preguntado qué es lo que queremos atesorar de todo lo que está pasando. He llegado a la conclusión que quiero conservar los vínculos, el contar y estar con otros. Lo veo en los territorios, donde alguien que no tiene cómo ir a comprar sus víveres cuenta con la ayuda de los vecinos, de las ollas comunes. Quiero invitarlos a atesorar los vínculos, somos seres que necesitamos la colaboración de otros. Todos tenemos el gen de la solidaridad y la posibilidad de activarlo depende de cada uno de nosotros. Estoy segura que fue un día muy inspirador, donde valoramos el estar conectados. El aislamiento no puede ser quedarnos en nuestras casas a puertas cerradas sin mirar, sin acompañar, si ver lo que está pasando fuera de nuestra puerta”, concluyó, Cecilia Ponce.

 

 

Únete a la segunda línea

¡Dona Aquí!

 

Noticias Relacionadas