Main Donate Form

$ 0

¿Cómo hacer que los jóvenes sean más protagonistas de su educación?

Ese fue el desafío que planteó la jornada de cierre de año, donde se evaluó la metodología de aprendizaje basada en proyectos (ABP) que Fundación Súmate del Hogar de Cristo aplica desde hace dos años. Al encuentro, asistieron más de 100 docentes de la educación, compartiendo sus impresiones y experiencias aplicando la nueva herramienta educativa.

 

Paola Garay (34), asesora técnica de las escuelas de Fundación Súmate, nos cuenta: “En la jornada pudimos ver cómo hemos avanzado en el desarrollo de la metodología ABP. Al ir conversando con los distintos profesores, pudimos notar el cambio de mentalidad que ha ocurrido sobre todo en nosotros mimos y las personas que trabajan en las escuelas, inclusive, creo que ha impactado más en nosotros como adultos que en los jóvenes, sin duda, ellos estaban más preparados para esta nueva metodología que nosotros”.

En la jornada, se presentó una obra teatral protagonizada por alumnos de las escuelas Súmate, que representó una fábula basada en un resultado que se obtuvo de la metodología ABP de la “Mariposa de Austin”, que consiste en dibujar una mariposa con precisión científica. Mostrando no una, sino varias lecciones sobre esta innovadora herramienta educativa.

En esta innovadora herramienta educativa, aplicada con más fuerza en 2017, los estudiantes trabajan en grupos donde el profesor plantea una pregunta basada en el análisis desarrollado por los mismos alumnos sobre una temática específica donde se plantean 4 escenarios: Crear – Criticar – Comunicar – Colaborar.

“En resumen, los estudiantes crean o definen la pregunta que desean responder basándose en distintas herramientas que les permitan encontrar información para responder la pregunta. Después cuestionan o critican la información obtenida, entendiendo que deben acotar todo ese conocimiento hacia la pregunta u objetivo. Luego, en el ámbito de comunicar el equipo define que elementos va a informar a la clase sobre lo investigado y organizado, lo cual fortalece su capacidad de interacción con los demás”.  Nos explica, Paola Garay.

“Y finalmente en el escenario de la colaboración, lo relevante es como el equipo se organiza para adquirir un rol en el contexto de responder la pregunta, de esta forma todos se comprometen para lograr un objetivo”.

Noticias Relacionadas
Noticias

Visitas con sentido al Hogar de Cristo

La pandemia paralizó todo, pero ya a fines del año pasado, nuevamente las empresas reactivaron una serie de “Visitas con Sentido” a los diferentes programas de Hogar de Cristo a lo...

Noticias

Observatorio por las Trayectorias Educativas

El Observatorio para las Trayectorias Educativas en Chile presentó este jueves sus dos primeros reportes sobre políticas públicas. Se trata de dos sólidos análisis que ayudan a entender por qué muchos...