Main Donate Form

$ 0

El sueño de la casa propia en la tercera edad

Durante años el equipo del programa PADAM de Cauquenes luchó por hacer realidad el anhelado proyecto de uno de sus participantes: a sus 68 años lograr tener una vivienda digna.

María Luisa Galán

 

Para muchos chilenos, en especial para los adultos mayores, las estrofas del himno nacional que se refieren a Chile como “la copia feliz del edén” o prometen “un futuro esplendor”, no necesariamente reflejan su realidad. Ese era el caso de José Parra Valdebenito (68), cuya historia transcurre en la ciudad de Cauquenes, región del Maule.

José, participante del Programa de Atención Domiciliaria del Adulto Mayor (PADAM) del Hogar de Cristo, ubicado en la mencionada ciudad maulina, vivió por muchos años junto a su esposa en una mediaagua sin forrar. “No contaba con servicios básicos de luz ni agua, ni con un baño apto para su edad. Utilizaban un pozo negro que tenían al fondo de sitio, cocinaban en brasero y sin las condiciones mínimas ni higiénicas para hacerlo”, nos cuenta Viviana Jara, jefa del programa PADAM Cauquenes.

Atentos a las malas condiciones de habitabilidad de la pareja, el equipo del programa del Hogar de Cristo inició una serie de gestiones para mejorar sus condiciones de vida. Ruth Jara, técnico social del PADAM cuenta que desde el 2015 están trabajando por ellos, “abordando temas como su vinculación con el servicio de salud: gestiones y acompañamiento a controles médicos, además de talleres educativos en las diferentes áreas, principalmente sanitarias”.

Una de las primeras acciones fue gestionar en la Gobernación Regional estanques para el agua, los cuales eran cargados por la Municipalidad de Cauquenes, a través del servicio de camiones aljibe. Con ese mínimo adelanto logrado, en 2018, se produjo el fallecimiento de la esposa de José, a causa de una grave enfermedad.

Posteriormente, se vinculó a José a un comedor diario de adulto mayor del sector, permitiéndole recibir almuerzo y once de lunes a viernes. A su vez, el equipo del PADAM seguía realizando gestiones con el objetivo de conseguirle una mejor vivienda. Para ello se contactaron con la Municipalidad de Cauquenes y solicitaron completar el ahorro que José necesitaba para postular a una vivienda propia. Los trámites resultaron exitosos y la subvención fue otorgada, pudiendo acceder al Proyecto de Vivienda Inclusiva en un barrio residencial ubicado en su misma ciudad, Cauquenes.

La historia de José y el trabajo del equipo de PADAM Cauquenes conmovió y motivó a las autoridades presentes en la entrega de las soluciones habitacionales, de forma que el Gobernador de la provincia, Francisco Ruiz, y el alcalde, Juan Carlos Muñoz, se comprometieron a habilitar la casa. “La municipalidad me dio lo necesario para poder vivir dignamente, una cama, una mesa, una cocina a gas, ropa de cama, refrigerador y útiles de aseo, y hasta una canasta familiar”, cuenta un emocionado José. “Estoy muy agradecido del PADAM Cauquenes, de Viviana Jara y de Ruth Jara, quienes me han acompañado mucho y me han permitido tener esta casa tan linda”, agrega.

Noticias Relacionadas