Main Donate Form

$ 0

Emprendimiento de la semana:

Dulce tentación venezolana

Yany Chinchilla es docente de matemáticas pero ama la repostería, por eso se aventuró en crear su propio emprendimiento. Su foco son los bocaditos salados y los postres, los que son hechos a base de ingredientes naturales, ideales para los vegetarianos, veganos, celiacos, entre otros.

Por María Luisa Galán

 

“Vendo postres y bocaditos salados. Los postres están destinados a diferentes personas, si son vegetarianos, veganos, celiacos, para los que siguen un régimen ketogénico, diabéticos. Yo me convertí en una paciente celiaca, por eso me preocupa el tema. La idea es que la gente sea feliz, por eso mi emprendimiento se llama Dulce Tentación, que no quiere decir que sea solamente dulces, sino que tentación para llegue a todos y sean felices pero ajustados a los regímenes que siguiendo”, cuenta Yany Chinchilla, emprendedora venezolana, sobre su negocio “Sweet Temptation”.

Es docente de matemáticas pero siempre tuvo curiosidad por la gastronomía, partiendo porque su mamá fue chef. “Uno enamora con el paladar y la comida, en cualquier parte, y eso cobra vigor, sobre todo en Chile. A ustedes les gusta probar y hay diferentes tipos de restaurantes. Tú vas a otras comunas y encuentras distintos tipos de comida, es muy amplio”, comenta Yanny sobre el panorama culinario de Santiago, el que estudió y recorrió durante las ochos semanas que vino de vacaciones, antes de decidir quedarse. Punto aparte son las exquisiteces que pudo probar durante su paso de quince días por Puerto Montt, donde conoció la influencia alemana presente en la gastronomía de la zona.

Y porque no sólo de dulce vive el hombre, también tiene productos salados. “Los bocaditos salados son lo que llamamos en mi país los “pasapalos”. Son canapés, enrollados de pan, de carne, para festejos. Tengo la proyección a futuro de hacer catering, eso me llama mucho la atención. Lo estaba haciendo, con galletas y bocaditos para las reuniones”, dice Yany sobre sus actividades antes de la pandemia.

Mientras, en cuarentena, aprovecha el tiempo para perfeccionarse. Ya lo venía haciendo cuando hizo el curso de comunicación efectiva en fundación Emplea, del Hogar de Cristo. “Hoy estoy estudiando sobre quesos veganos, siempre me estoy formando porque este es un mundo muy amplio. Quiero que todo el mundo pueda sonreír y llevarse un bocadito, sabroso y distinto. La gente diabética sufre mucho, y los celiacos como yo, porque comer un dulce es muy difícil. Pero hay recetas que se pueden hacer, con harinas muy ricas con frutas naturales. Trato que todo sea natural, de disminuir los productos industrializados. Las mermeladas, la crema pastelera, la preparo yo. Para los cetogénicos todo está concentrado en lo que es harina de almendras, aceite de coco, de palta”, cuenta Yany que vive en Estación Central junto a su hijo. En tiempo de cuarentena, Yany no puede salir a repartir, pero sí hace envíos por Uber o similar. Quien quiera probar sus dulces tentaciones la puede contactar a través de su Facebook o Instagram.

Únete a la segunda línea

Noticias Relacionadas
Noticias

René Peña: El tío “Bebé” de Melipilla

René Peña (70) es nacido y criado en Talagante. Ahí, junto a su señora, con quien lleva 45 años de matrimonio, se dedicaron a la venta de alimentos. Durante siete años...

Noticias

Liceo Punta de Rieles de Los Muermos

    Los gourmet de la miel saben que la de ulmo sureño es maravillosa. Y en ese afán puede que hayan oído hablar de “Los Muermos”. Una ciudad de 17...