Main Donate Form

$ 0

Soporte informático desde Hualpén

Emprendimiento de la semana

En estos tiempos de confinamiento, teletrabajo, clases online, el computador se ha convertido en uno de los protagonistas de los hogares. Jonathan Carrasco y Kevin Mella, en la región del Biobío, tienen el emprendimiento preciso: brindan soporte informático. Comenzaron en febrero y ya han atendido a un centenar de clientes.

Por María Luisa Galán

 

¿Quién no necesita un computador ahora en tiempos de confinamiento? Teletrabajo, clases online, videoconferencias y así un sinfín de actividades que tienen como denominador común el imperioso requerimiento de un PC. Por eso a Jonathan Carrasco y Kevin Mella les ha ido tan bien con su emprendimiento Maximun Support, el cual entrega soporte informático como instalación de Office y formateos.

Comenzaron en febrero de este año luego de presentar un proyecto final para el curso de soporte y redes informáticas que realizó en Fundación Emplea, del Hogar de Cristo. “Teníamos conocimientos previos de informática y con el curso uno se interioriza más y los contenidos que pasan es más de lo que uno debería aprender. El profesor nos entregó todas las herramientas y competencias necesarias para crear un emprendimiento”, cuenta orgulloso Jonathan, de 26 años.

Jonathan, hace unos años, intentó estudiar ingeniería civil informática, pero por temas económicos tuvo que desistir. Luego se aventuró a estudiar tecnología en sonido en el Duoc, pero abandonó sus estudios cuando le quedaba poco por terminar. “Estaba en el último año y me decían que terminara la carrera pero la discapacidad mental que tengo se me hacía una limitante. Pero mis papás siempre me apoyaron en que tenía que seguir capacitándome para tener herramientas para enfrentar la vida. En estos tres años que llevo con la enfermedad, tengo mi licencia clase D para maquinaria pesada y el emprendimiento nos ha servido a los dos como socios para solventar los gastos, porque a nadie le regalan la plata y tenemos una fuente de ingresos quizás no regular pero como dicen: no llueve pero gotea”, relata este empoderado Jonathan, quien en estos pocos meses de puesta en marcha, junto a su socio Kevin Mella, han atendido a 150 personas.

Agrega: “Nos ha ido súper bien considerando que trabajamos desde nuestro hogar porque no tenemos oficina, pero así vamos emprendiendo. Postulamos también al Fosis pero lamentablemente no salimos calificados, de todos modos es una oportunidad de aprendizaje y más adelante seguiremos postulando y emprendiendo”, cuenta Jonathan sobre su negocio, cuyo modus operandis es que les vayan a dejar el PC a sus casas o ellos pueden ir donde el cliente, pero, debido a la pandemia, están privilegiando lo primero.

Las comunas donde están llegando con sus servicios son Hualpén, Concepción, Talcahuano, San Pedro, Coronel y Lota. El próximo paso es llegar a otras comunas a través de personas que trabajen en soporte informático bajo su logo. Pero él tiene otro paso más personal: casarse. Una vez que pase la pandemia y la cuarentena quiere formalizar su relación. Ya tiene los anillos. “Uno tiene que saber cuál es el momento indicado con la persona indicada y siento que tengo a la mejor persona que puedo tener en la vida”, cuenta Jonathan, al teléfono, feliz con todos los avances y logros que ha tenido pese a su discapacidad mental.

Únete a la segunda línea

Noticias Relacionadas
Noticias

Jugao 2022 ya tiene contendores

Por sorteo, ya se definieron los equipos que iniciarán la tercera versión de Jugao. Se trata del debate inter-escolar más importante de Chile, que se inscribe en el Mes de la...