Main Donate Form

$ 0

Seguridad en tiempos de pandemia

Emprendimiento de la semana

Laura Rojas, oriunda de Venezuela, trajo a Chile su empresa de protección electrónica para residencias particulares o empresas. Con más de 25 años de experiencia, su emprendimiento es clave en días en que la delincuencia se ha disparado en algunas comunas de Santiago.

Por María Luisa Galán

 

“En San Miguel la delincuencia es pan nuestro de cada día, más que nada los portonazos, están muy fuertes”, cuenta al teléfono Laura Rojas, venezolana que vive en el país desde diciembre de 2018 junto a su marido, hija y yerno y que creó en agosto del año pasado una empresa de seguridad electrónica bautizada como Soluciones Integrales de Seguridad SpA o Soluseg.

Experiencia tienen de sobra. En Venezuela hacían lo mismo, hace 25 años. “Nuestro negocio es de sistema de seguridad electrónica. Instalación, asesoría, servicio técnico, mantención; todo lo relacionado a sistemas de seguridad. Cerco eléctrico, control de acceso, alarmas para robo, cámaras de seguridad”, describe sobre su emprendimiento y aclara que es para oficinas, casas, empresas o edificios.

Según datos de la Subsecretaría de Prevención del Delito, los delitos de alta connotación social, como robo a casas, disminuyeron un 29% con respecto al mismo periodo marzo-abril del año pasado. El problema está en que aumentó en comunas con baja prevalencia, especialmente de la zona sur poniente de Santiago.

“Es triste y preocupante cómo está aumentado la delincuencia. No hay peor cosa que vivir bajo inseguridad”, cuenta Laura, oriunda de la ciudad de Guatire, a 30 minutos de Caracas, y que conoce de experiencia lo que es vivir en un clima de inseguridad.

“Nos vinimos por la situación de país, la inseguridad, el tema económico, la salud, la alimentación. Hubo muchos factores que incidieron en que tomáramos la decisión de salir de nuestro país. Por eso a mis compañeras les digo: ‘Ustedes tienen herramientas, apoyo, ayuda, salgan adelante, no esperen que les den nada. Aquí hay tantas oportunidades, ya desearía que en mi país hubiera siquiera la mitad’”, relata con entusiasmo lo que ha sido su estadía en Chile.

Laura realizó el año pasado un curso sobre comunicación efectiva en fundación Emplea, gracias a un convenio suscrito entre la minera Freeport, a través de su programa Dream Builder, y Emplea. Pero desde el comienzo de la pandemia están sin proyectos y, por lo tanto, sin ingresos.

“El negocio ha bajado por la pandemia porque lamentablemente mucha gente que nos habían contratado, que les habíamos hecho cotización para instalarles unos sistemas, cancelaron. Nos quedamos con el material, el equipo, esperando que todo esto cambie, que se recupere, para poder iniciar los trabajos”, cuenta Laura con la esperanza y el optimismo de que todo pase luego.

Soluseg cuenta con sitio web (www.soluseg.cl) para conocer más detalles de su trabajo y cuentan con redes sociales para consultas y contacto: Facebook e Instagram

 

Dona Aquí

 

Noticias Relacionadas