Main Donate Form

$ 0

Escuela Nuevo Futuro de Lota:

«Detrás de cada ‘número’ hay vida, emociones e historias»

Dibujar, pintar, cantar, jugar a la pelota, tocar un instrumento. Durante la pandemia, todos estos talentos se han visto, de cierta manera, difuminados dada la suspensión de actividades presenciales que permiten a los estudiantes expresarlos. Sin embargo, en la Escuela Nuevo Futuro de Lota se propusieron no quedarse atrás y motivaron a su comunidad de alumnos a mostrar estos dones de manera online.

Nota publicada por la Red Educacional Ignaciana (REI)

«Los chicos estaban un poco agobiados con las actividades académicas y nació la iniciativa de tener este espacio porque en la Escuela, en tiempos normales, hay hartas instancias donde participar. Así, nos enviaron fotos o videos con sus talentos y se generó un espacio mayor, porque también se sumaron egresados del año pasado», cuenta Paul González, jefe de Formación.

Los trabajos recibidos fueron publicados en su totalidad en las redes sociales Facebook e Instagram (escuelanuevofuturolota) y en esas plataformas la comunidad tuvo la oportunidad de votar y alentar a sus preferidos con mensajes y «likes». El viernes pasado se cerraron las votaciones.»Fue un espacio donde la comunidad pudo apoyar e interactuar y, con ello, los chicos pudieron darse cuenta de que sus talentos fueron valorados,  que tienen habilidades, que son importantes y que detrás de cada ‘número’ hay vida, emociones e historias», relata Paul.

Lo anterior cobra especial relevancia dado el contexto de la Escuela, donde muchas veces, sus estudiantes tienen una autovaloración muy baja, ya que varios han vivido procesos de fracaso escolar porque, por ejemplo, han repetido. «Los chicos llegan con esa mirada y cuesta mucho poder cambiar y reafirmarles que son valiosos. Nos preocupa que ellos sean capaces de reconocer eso y se puedan empezar a autogestionar», sostiene Paul.

Y esa es la principal reflexión que surgió en la Escuela con este show virtual de talentos. «Nos dimos cuenta de que los niños y jóvenes pueden ser capaces de autogestionarse en varios aspectos. Por ejemplo, en los procesos de tutoría y orientación vocacional diseñamos los planes con ellos. Nos importa que sean capaces de proyectar esa trayectoria educativa y de acuerdo a sus creencias y habilidades pueda definir su mejor su propio proyecto de vida, donde puedan decidir dedicarse a lo que ellos quieran en el futuro, pero siendo los mejores», señala Paul.

En ese sentido, agrega instancias como éstas, donde los estudiantes comparten sus talentos, contribuyen a ese propósito, porque van de la mano del «currículum oculto», más que del tradicional, que tiene que ver con potenciar las relaciones interpersonales y el proceso dialógico que permite tener vínculos y generar habilidades más blandas.

Dado lo anterior, planean organizar más actividades de este tipo en este contexto actual y cuando se vuelva a clases de forma presencial, proyectan revisar y reinventar las actividades ya establecidas considerando esta nueva modalidad.

Cabe señalar que la Escuela Nuevo Futuro de Lota abarca una cobertura de 75 niños en tres niveles: 7° y 8° Básico, I ° y II° Medio y III° y IV° Medio.

Únete a la segunda línea

Noticias Relacionadas