Main Donate Form

$ 0

Felipe Rojas, voluntario.

“Emprender tiene que ver con tener un motivo por el cual levantarte cada mañana”.

Con una larga trayectoria en el mundo de los negocios y las finanzas, desde hace dos meses apoya un innovador proyecto que está ejecutando fundación Súmate en Santiago, el cual busca que jóvenes estudiantes de enseñanza superior aprendan sobre emprendimiento y se capaciten para emprender.

Por María Luisa Galán

Felipe Rojas es ingeniero en alimentos y en sus dos décadas de vida laboral ha trabajado en temas de calidad y productividad, dando un giro en los últimos 7 años, cuando decidió enfocar su carrera hacia el mundo del marketing digital y de las nuevas tecnologías.

Versátil, sin duda, ha estado en empresas de servicio y educación y también en el mundo del emprendimiento. “En un país como el nuestro, en una cultura latinoamericana, en donde se castiga mucho el fracaso, tienes que sacar fuerzas o tener un aprendizaje importante, porque uno aprende mucho más del fracaso que de los éxitos. Eso no quiere decir que tengamos que estar fracasando por la vida. Si vas a andar en bicicleta, tienes que saber que te vas a caer un par de veces y que te tienes que levantar”, cuenta Felipe.

Desde hace diez años tiene el bichito de colaborar desde lo que sabe hacer y ha buscado y estado en distintas actividades y áreas, como apoyando a pymes en temas de gestión y estrategias. En esa pesquisa, llegó a fundación Súmate, la causa educacional del Hogar de Cristo. “Estaba buscando cómo colaborar con alguna organización y vi un video donde aparecía un chico de uno de los colegios de Súmate, que contaba que había dejado su trayectoria educativa y que estaban dentro de un contexto social complejo, pero él decía: “Aquí me siento bien, no me tratan como si fuese un número’. Y eso me hizo decantar y ver la forma de ayudar”, relata el voluntario sobre su arribo al Programa Socioeducativo de la zona sur de Santiago.

Llegó en el momento preciso, en pleno desarrollo del proyecto Ecoropa, una iniciativa en la que participan siete jóvenes que están por finalizar sus estudios de educación superior y que se aventuraron a emprender a través del rediseño de ropa. Ellos buscan prendas en desuso y con la tela arman otra o cualquier otro producto. Están en rodaje, aprendiendo, y uno de sus consejeros es Felipe, quien les enseña sobre la mentalidad del emprendedor, educación financiera y marketing digital.

Comenzó hace un poco más de dos meses y las sesiones, que se realizan todos los miércoles, continuarán hasta fines de año. La idea es traspasarles a los estudiantes su conocimiento en temas de emprendimiento y finanzas. “Emprender, inclusive salir de las circunstancias en la que estás hoy, muchas veces no tiene que ver con una excelente idea, sino con tener un motivo por el cual levantarte cada mañana”, sostiene Felipe.

Para él, este voluntariado ha sido todo un reto, sobre todo por los problemas de conectividad que aquejan a los jóvenes estudiantes. “Hay muchos que no tienen computador y se conectan desde el celular y eso desafía a hacer las sesiones de la forma más amena posible y la participación, de esta forma, también es compleja porque cuando estás en una sala puedes preguntar y tener un feedback de vuelta, pero cuando tienes estos problemas de conectividad, esa interacción se minimiza”, apunta.

Aun así, está feliz de poder colaborar desde su expertise. “Todo lo que he vivido me permite dar un testimonio y decir: yo lo he resuelto de esta forma. Quizás no sea la mejor, pero es la que me ha resultado y puede servirte de orientación para que busques tu camino. Hemos tenido dificultades, mantener a las personas en un proyecto que dura cuatro meses y que se conecten todos los miércoles a distancia, es complejo. Pero nosotros tenemos un elefante adelante y hay que comérselo y el elefante es poder ayudar a través de este proyecto a los jóvenes, que es nuestra razón de levantarnos cada mañana. La única forma de comerse ese elefante, es mordisco a mordisco. Estamos dando los primeros mordiscos y espero que sigan más proyectos”, señala Felipe Rojas sobre Ecoropa, un proyecto que pronto será mostrado al público.

Dona Aquí

Noticias Relacionadas