Main Donate Form

$ 0

Fundación Súmate

Evaluaciones a través del juego

Mediante distintos desafíos relacionados con matemáticas, lenguaje, historia e inglés, los postulantes deben rescatar a un grupo de personas de una invasión alienígena. La idea es reemplazar las tediosas pruebas de diagnóstico por un entretenido juego de tablero, que permite evaluar el nivel de los chicos que han estado fuera del sistema escolar y ahora buscan retomar sus trayectorias educativas.

Por Daniela Calderón

“Te despiertas en tu habitación. Ya han pasado tres meses desde que empezó la invasión extraterrestre… La vida antes de la invasión se transforma cada vez más en un recuerdo lejano”, así comienza el juego de tablero que Fundación Súmate creó con el apoyo de un equipo de investigación de la UC, liderado por Patricia Guerrero, la Fundación Mapu Praxis y Edulab UC, con el objetivo de desarrollar un nuevo instrumento de diagnóstico para el ingreso de los alumnos que deciden retomar sus estudios en alguna de las escuelas de reingreso que Fundación Súmate mantiene a lo largo del país.

El equipo involucrado en el diseño del juego en pleno.

El proyecto “Hábil-mente: explorando los saberes” busca eliminar las intimidantes y convencionales pruebas de diagnóstico de las escuelas, que ponían nerviosos a los alumnos, reemplazándolas por un juego de tablero, que también cuenta con una versión online, donde los alumnos deben seguir etapas y cumplir distintos desafíos relacionados con Lenguaje y Comunicación, Matemática, Inglés, Ciencias Naturales e Historia, Geografía y Ciencias Sociales, como también desafíos del ámbito socioemocional.

El proyecto, que se encuentra en su etapa de piloto, fue desarrollado junto a los profesionales de la escuela de reingreso Padre Álvaro Lavín, que Fundación Súmate tiene en la comuna de Maipú. Fue allí donde cuatro de sus alumnos tuvieron la responsabilidad de evaluar las etapas del juego que se enfoca en la liberación de un grupo de personas ante una invasión alienígena. “Era entretenido. Tenía que ayudar a un grupo de personas a sobrevivir. Además, me dieron la opción de opinar sobre el desarrollo del juego, la movilidad de las cartas y los acertijos. Con este juego, la prueba para entrar al colegio no es tan estresante, además entras conociendo a alguien porque puedes desarrollar la prueba con otras personas. También hay mucho apoyo de los profes, eso lo hace menos tenso”, cuenta Karen Maureira (19), que lleva dos años en la escuela de reingreso Padre Álvaro Lavín.

“Uno de los sobrevivientes es un antiguo profesor de historia. Él indica que el proceso que han llevado a cabo los extraterrestres es muy similar a lo que hicieron los españoles cuando llegaron a América”, es una de las tesis que plantea el juego a medida que se avanza. Según Francisca Muñoz, coordinadora académica de enseñanza media del colegio Padre Álvaro Lavín, en primera instancia este novedoso sistema de diagnóstico basado en el juego será aplicado para el ingreso de alumnos de primero medio, aunque luego se pretende expandir a todos los niveles de las escuelas de reingreso. “Los chiquillos que llegan a nuestros colegios son personas que sienten mucho temor o frustración frente a una prueba o a una situación que no fue gratificante en sus experiencias anteriores. Por eso, cuando llegan a un colegio donde los reciben con un juego, tienen una perspectiva totalmente distinta del espacio que los recibe, no se van a sentir todo el tiempo siendo monitoreados o calificados. El juego plantea que el estudiante siempre pueda llegar a una alternativa, entregando pistas y recibiendo el apoyo de las educadoras diferenciales. Esta herramienta los saca de esa dinámica donde se les entrega un lápiz y una hoja y se les pide que respondan lo que saben. Además de las habilidades básicas, con Hábil-mente también podemos evaluar cuáles son las habilidades sociales que trae el estudiante y cuáles deberemos ayudarlo a desarrollar”, explica.

Desde Edulab UC, laboratorio de la Universidad Católica que busca impulsar el desarrollo de soluciones educativas innovadoras basadas en la investigación científica, este novedoso proyecto que se espera sea utilizado en el ingreso de alumnos de escuelas Súmate en 2021, debiese replicarse en todas las escuelas de educación formal del país. “Es mucho menos estresante que una prueba tradicional. Quienes participaron dijeron que una de las características es que nunca se sintieron evaluados, lo que hace desaparecer el estrés propio de un proceso de evaluación”, dice Diego Caro, jefe de Edulab UC. “Para nosotros fue una experiencia increíble poder trabajar con Súmate, ya que abordan un problema central del mundo educativo y que muchas veces es invisibilizado, y al que nos interesaba aportar con soluciones, que es la reinserción educativa. Además, la experiencia de trabajo a lo largo de este año nos demostró que el modelo de Fundación Súmate es profundamente innovador, tanto así que muchas de sus estrategias debiesen ser utilizadas por el sistema regular de enseñanza”, agrega.

Si te importa la situación de niños y jóvenes excluidos del sistema escolar…

Dona Aquí

Noticias Relacionadas