Main Donate Form

$ 0

Sergio Elgueta, profesor Colegio Betania:

“El Global Teacher Prize es el Oscar de los educadores”

Orgulloso de haber sido nominado como candidato al premio por el colegio de la Fundación Súmate donde trabaja desde 2018, este profe de 33 años resultó ampliamente votado por su excelente desempeño durante el 2021. Aquí cuenta qué lo motiva a enseñar en un establecimiento dedicado a niños y jóvenes que retoman sus estudios en medio de muchas dificultades.

Por María Teresa Villafrade

Sergio Elgueta (33) estudió Pedagogía en Historia en la ex Universidad UCINF, hoy perteneciente a la Universidad Gabriela Mistral, y cuenta que al día siguiente de haberse titulado encontró trabajo en un colegio municipal de Recoleta, en una realidad muy compleja y vulnerable donde él siempre quiso trabajar.

“Después estuve trabajando en un contexto muy distinto, en San Miguel, en un colegio de puntaje nacional y no me gustó, porque como profesor solo me correspondía hacer clases sin otro tipo de desafío. Siempre he querido ser un profesor más social, conocer los barrios donde viven los alumnos y su entorno familiar”, dice.

Esa ha sido una de sus estrategias desde que empezó a ejercer la docencia: visitar las casas de los estudiantes y conocer a sus familias, el contexto social en el que se desenvuelven, las dificultades que enfrentan, y no centrarse solo en lo educativo.

“Antes de llegar al Colegio Betania, estuve trabajando en programas sicosociales de las comunas de Recoleta y Estación Central. Estuve dos años en terreno, lo que me sirvió para aprender todo sobre la red de ayuda que disponen los chiquillos para poder intervenir. Esa experiencia me ayudó a tener herramientas para trabajar en contextos más vulnerables, que es lo que pasa en el Betania”, explica.

El establecimiento de Fundación Súmate está ubicado en la comuna de La Granja, entrega enseñanza básica y media en la modalidad de dos años en uno, cuenta con talleres de oficios certificados y tiene capacidad para 230 estudiantes.

“En marzo de 2018, me llamaron del colegio, estaba viendo trabajo en otra parte pero preferí quedarme aquí. El desafío era complejo, empecé como tutor de octavo básico, un curso totalmente nuevo, por eso decidí esta opción y no me arrepiento”.

“NINGÚN AÑO ES IGUAL A OTRO”

Desde entonces, ha cambiado su perspectiva, porque es desafiado todos los años a reinventarse. “Es lo más difícil. Cada año he debido hacer clases en un nivel distinto lo que implica que debo volver a planificar las asignaturas, el contenido, abarcar más materias y obtener más conocimientos. Siempre busco material nuevo para estar actualizado respecto a cómo se enseña cada materia. Sobran desafíos en este colegio. Ningún año es igual a otro”, señala Sergio Elgueta.

Más aún con la llegada de la pandemia, que produjo un grave retroceso y desconexión debido a la falta de presencialidad.

“Afectó muchísimo. Me acuerdo de un alumno que tuve en octavo y por la pandemia estaba repitiendo cuarto medio. Fui a su casa, hablé con él y su familia, otro día lo invité a almorzar y finalmente volvió a estudiar, llegó con sus tareas y pudo sacar su cuarto medio. Me da mucha pena cuando un estudiante repite o no aprovecha bien la oportunidad que le damos en el colegio, las ventajas. Hay alumnos que solo entran para nivelar y vuelven a sus colegios, pero siempre me dicen que extrañan al Betania”.

La pandemia fue muy dura, a su juicio, debido al enorme desconocimiento que había de la pobreza y la desigualdad que existe en el país. “Si bien esa brecha se había acortado, el 2020 la profundizó mucho más. Recién ahora estamos retomando el ritmo, pero no a niveles pre pandemia. He sudado la gota gorda, la pandemia rompió el lazo que existía entre el estudiante y su escuela. Hoy a nivel nacional la asistencia a clases es súper baja, En todas las escuelas, ha costado muchísimo retomar el ritmo”.

Más aún en los ambientes vulnerables, donde rezago y exclusión escolar son la tónica.

“Con la pandemia vimos estudiantes cuyas familias perdieron sus empleos y no tenían qué comer. Me sigue pasando hasta el día de hoy que un alumno me llama para decirme eso. La pobreza es un peso adicional a la labor docente, lo que hago es buscar ayuda en las redes que existen, porque tengo experiencia en eso, también dentro de la escuela existe una red de ayuda”, agrega.

-¿Qué sabes del Global Teacher Prize?

-Por lo que tengo entendido es un reconocimiento mundial a la labor del docente, es como el Oscar de los educadores. No sé si equivale a lo mismo, podría ser algo así como los premio Emmy o El Copihue de Oro en Chile. Para mí sinceramente el mayor reconocimiento es que un estudiante pasa de curso o bien cuando me da las gracias por lograr sus metas, con eso siempre me quedo más que contento.

Lo cierto es que Sergio Elgueta fue nominado por su escuela debido al alto desempeño que tuvo, especialmente los dos últimos años.  “Llegue el primer año a dar clases como profesor de Historia en básica y después fui subiendo con un curso de año en año y ahora los tengo en cuarto medio. Hasta el día de hoy hay algunos que debo preocuparme como cuando eran más chicos”.

Además, es coordinador del Área Pedagógica, cargo que le implica generar nuevos materiales pedagógicos, planificar y otras múltiples tareas.

“Nosotros hacemos un seguimiento semanal de los estudiantes, nos preocupamos de saber cómo están y si no vienen se les llama por teléfono”, finaliza dando cuenta de que lo más importante es que ninguno se quede atrás.

Sergio Elgueta fue entrevistado por Cristián Warnken en su programa “Desde el jardín” en radio Pauta, con ocasión de su nominación al Global Teacher Prize Chile. Te invitamos a ver aquí la entrevista.

Dona Aquí

 

Hazte Socio

Noticias Relacionadas
Noticias

Periódico La Calle aborda temas sociales

En los años en que fue decano de la Facultad de Comunicación en la Universidad Central, el famoso periodista radial Sergio Campos Ulloa, Premio Nacional de Periodismo 2011, nació el periódico...