Main Donate Form

$ 0

Mesa Técnica

Guía Práctica de Salud Mental para Personas Mayores

“Me di cuenta que la clave es buscar nuevos comienzos y no pensar en lo que se acaba”, con esta frase de Sergio Chamy, más conocido como el “Agente Topo”, se acaba de lanzar la primera guía práctica de salud mental para personas mayores, resultado de un trabajo de dos años y medio en el que Hogar de Cristo participó.

Por María Teresa Villafrade

Todo comenzó en agosto de 2019 cuando se conformó la Mesa Técnica de Salud Mental coordinada por el Ministerio de Salud (MINSAL) y el Servicio Nacional Adulto Mayor (SENAMA). En ella participaron expertos de la sociedad civil y la academia además de organizaciones de personas mayores. La línea adulto mayor de Hogar de Cristo ha sido parte de esa mesa desde sus inicios y aquí comparte los principales resultados tras dos años y medio de intenso trabajo: una completa guía práctica de salud mental y la estrategia para el abordaje integral de la salud mental de las personas mayores y su entorno en Chile.

La kinesióloga, Doris García, jefa técnica nacional de la línea adulto mayor de Hogar de Cristo, explica: “Ha sido un avance importante porque la salud mental del adulto mayor estaba muy invisibilizada, y no me refiero a la pandemia, ya anterior a esa etapa las personas mayores tenían altas tasas de suicidio. Por eso me pareció muy importante que se haya relevado este problema, entendiendo que la salud mental en Chile está muy al debe, con muy poco presupuesto y eso es algo que planteamos en la mesa técnica, que aún estamos muy lejos de un presupuesto acorde a los países de la OCDE”, dice la profesional.

Destaca especialmente que distintos servicios gubernamentales como el MINSAL y el Ministerio de Desarrollo Social a través del SENAMA, hayan coordinado en conjunto esta mesa con la sociedad civil organizada, como es el caso de Hogar de Cristo, la academia y los mismos adultos mayores a través de sus propias organizaciones.

“Es un tremendo logro que se esté mirando de manera integral el tema de la salud mental y es lo que corresponde para poder construir políticas públicas” agrega la jefa técnica.

Este 2022 se continuará trabajando en la implementación de la estrategia en sus cuatro dimensiones (promoción y prevención, trabajo intersectorial, formación e investigación), la que ya se entregó a la Primera Dama, Cecilia Morel, impulsora de esta iniciativa.

La misión ahora es difundir en todo el territorio nacional la guía práctica de salud mental para las personas mayores:

CUIDADO DE LA SALUD MENTAL

El primer paso es reconocer que no depende 100% de la persona mayor. Hay cosas que se pueden controlar y otras que no. Es importante identificar los recursos con que cuenta a nivel individual, familiar y comunitario.

Algunas de las recomendaciones son las siguientes:

  • Reconozca con qué recursos cuenta a nivel individual, familiar y comunitario.
  • Cuide su salud física.
  • Preocúpese de establecer relaciones afectivas a lo largo de toda la vida. Busque más allá de la familia.
  • Mantenga o desarrolle un proyecto de vida.

SALUD FÍSICA

Es importante que mantenga su salud física con hábitos saludables, por ejemplo, hacer ejercicio, tener una buena alimentación y dormir bien. Esto va a contribuir a que mantenga su musculatura, fuerza y equilibrio, para evitar caídas y así conservar su independencia por más tiempo. Si tiene alguna discapacidad física, como problemas de audición o movilidad, piérdale el miedo a pedir ayuda, y recurra a otras personas si tiene dificultades. Utilizar un audífono o asistencia técnica, como un bastón o un andador, puede ayudarlo. Un buen ejemplo de ello es cuando una persona pierde capacidad visual y utiliza lentes ópticos.

RELACIONES AFECTIVAS

Preocúpese de establecer a lo largo de la vida relaciones afectivas, más allá de la familia nuclear, ampliando así sus redes de apoyo, sociales y de participación. Las amistades no solamente son las que trae desde la infancia. Puede tener muchos años y desarrollar nuevas amistades y/o nuevas parejas. Anímese a ver qué hay en su comunidad, mire qué alternativas tiene, quiénes son sus vecinos, quién atiende el almacén, entre otras.

Participe de instancias sociales con otras personas mayores o personas de otras edades acorde a sus intereses. Algunas ideas son el voluntariado, juntas de vecinos, clubes de adultos mayores, talleres de la municipalidad, centros comunitarios, grupos de Facebook, o grupos espirituales, del mundo político o social.

PROYECTO DE VIDA

Intente tener un para qué, un proyecto de vida. Hágase la pregunta: ¿Cuáles son mis intereses para invertir mi tiempo y energía? Haga actividades con propósito, que le den sentido a su vida. El motivo puede ser muy diverso. Piense en cosas que le interesan y dónde puede involucrarse, desde temas pequeños hasta grandes. Puede ser estudiar algo o tener buenas relaciones con sus vecinos. Es importante tener una actitud proactiva en la búsqueda del proyecto de vida y, lo más importante, pedir apoyo a otros en el caso de necesitarlo. El proyecto de vida es propio y puede ser distinto al de los demás, pues cada uno sabe en qué quiere invertir su tiempo y energía. Permítase explorar qué le da satisfacción. La vejez es una oportunidad para hacer actividades que no ha podido hacer en otras etapas de su vida o para aprender cosas nuevas, como la jardinería, un idioma nuevo, conocer otros lugares, aprender nuevas recetas de cocina, leer.

IDENTIFIQUE SI TIENE PROBLEMA QUE AFECTE SU SALUD MENTAL

Pasarlo mal, lo aceptemos o no, es parte de la vida. Sin embargo, hay situaciones que indican dificultades en la salud mental. Ponga atención cuando tienda a aislarse, detecte importantes pérdidas de memoria, se esté alimentando mal o no se esté alimentando, no se arregle como antes, sienta las emociones más a flor de piel, esté durmiendo mal, poco o demasiado, o esté preocupado más de lo normal por la enfermedad o la muerte. Es importante reconocer si la reacción que tiene es muy intensa comparada a cómo normalmente se siente, o si se sostiene de la misma forma todo el tiempo. Es relevante mirarse y observar si ha cambiado en relación a cómo era antes y ver si eso le preocupa o le preocupa a otros.

Otra situación frente a la que tiene que estar alerta, es al consumo de alcohol, drogas, y medicamentos sin indicación médica, saber cuál es la función que están teniendo en su vida y la cantidad ingerida; identificar si el alcohol está afectando su forma de dormir o si lo está usando para calmarse; confirmar si las pastillas para dormir, se las está tomando según la indicación médica o cuando siente la necesidad. Varias veces hay que tomar más de un medicamento por las diferentes patologías que se padecen y estos son recetados por distintos médicos. Es importante nunca confundir cómo y cuándo tomarlos, por lo que una recomendación es llevárselos al médico que lo atenderá, para que los revise y saber cómo organizarlos. No deje de asistir a los controles de salud, en la medida que esto sea posible.

Recomendaciones:

  • Observe cómo se siente o cómo ha estado actuando y hágase la pregunta ¿he notado cambios importantes que me preocupan?
  • Comunique, cuente lo que le pasa. Por ejemplo, hable de la muerte si tiene la necesidad.
  • Ante la duda siempre consulte. Pedir ayuda es parte de la solución.
  • Si reconoce que su vida o la de otros están en riesgo, comuníquelo o asista a la red de salud. Algunas de las señales son pensamientos recurrentes de querer morirse o conductas que ponen en riesgo la vida.

LOS PROBLEMAS DE SALUD MENTAL MÁS FRECUENTES EN PERSONAS MAYORES

Nerviosismo constante o ansiedad

Esto se refiere a estar constantemente nervioso, con baja capacidad de volver a la calma y/o con pensamientos asociados a que algo malo va a ocurrir en el futuro. El nerviosismo o la ansiedad no dejan que la persona pueda realizar sus actividades cotidianas de forma habitual.

Tristeza frecuente y depresión

La depresión es más que sentirse triste de manera aislada y asociada a algún evento que pudiera haber ocurrido. La depresión en personas mayores trae consigo una pérdida en la capacidad de disfrutar de las cosas, falta de esperanza, la percepción de cansancio y aburrimiento constante, una visión negativa de sí mismo, su existencia y el entorno, y en algunos casos pérdida de memoria. En la depresión en las personas mayores, es frecuente que estén presentes dolores y molestias de distinto tipo en el cuerpo.

Problemas importantes de memoria y demencias

Los problemas de memoria son una de las quejas más frecuentes respecto a la salud mental de las personas mayores. Hay cambios que son normales como el “tener la palabra en la punta de la lengua” o el olvido ocasional de donde se dejan las cosas.

Sin embargo, cuando existen pérdidas importantes de memoria en su frecuencia y gravedad y/o empiezan a existir desorientaciones tanto en tiempo como en espacio, y dificultades en la realización de actividades, puede ser el inicio de un deterioro cognitivo o una demencia que amerita una evaluación profesional.

Abuso de alcohol y drogas, entre ellas medicamentos

Es probable que el consumo de una persona mayor sea el mismo que haya tenido a lo largo de su vida, pero debido a cambios fisiológicos el efecto del alcohol es distinto y la embriaguez es mayor. A esto se suma que el alcohol interactúa con otros fármacos, produciendo mayor riesgo de caídas y de problemas en la memoria. También varias veces el alcohol se usa para “escapar de la realidad”.

En el caso de algunos medicamentos, tales como aquellos recetados para la ansiedad o para dormir, también puede aumentar el riesgo de caídas y de problemas de memoria. Es importante que, si se usan, sea por el tiempo que indique su médico y con receta, pues en ocasiones interactúan con otros medicamentos y pueden tener efectos secundarios negativos sobre su estado de salud.

Trastornos del sueño

Dormir menos, puede ser normal en la vejez si es que la persona amanece descansada al día siguiente. No obstante, si se vuelve recurrente tener dificultades para quedarse dormido, despertar en medio de la noche y/o despertar muy temprano, y eso repercute en el estado al día siguiente, es mejor consultar.

Suicidio

El suicidio en las personas mayores es más frecuente que en los adultos y adultos jóvenes, y las personas mayores consuman más el suicidio que otros grupos de edad, por lo que cobra relevancia poner atención sobre este tema.

Es muy importante que si su vida o la de otro están en riesgo pueda comunicarlo inmediatamente y/o asistir a la red de salud.

¿Qué hacer si siento que necesito atención psicológica?

Llame a:

  • Salud Responde: 600 360 7777 (Opción 1)
  • Fono Mayor: 800 4000 35

Acceda a:

Saludablemente en http://bitly.ws/h8iw

En Psiconecta puede encontrar la oferta que existe para acceder a contención o atención psicológica de manera gratuita o a bajo costo: https://n9.cl/frxqb

Alguna de la oferta existente es:

  • Fundación Amanoz: trabaja con programas de acompañamiento afectivo, a través de voluntarios, en domicilio y Residencias de Larga Estadía; Teléfono: (+56 2) 2371 3963.
  • Psicólogos x Chile: Ofrece atención psicoterapéutica y psicodiagnóstico con aranceles diferenciados y precios significativamente más bajos que en el mercado; psicologosvoluntarios.cl; clinica@psicologosvoluntarios.cl; Teléfono: 22498537 – (9) 75592366
  • Fundación Míranos: Trabaja en prevención de suicidio de personas mayores: fundacionmiranos.org / contacto@fundacionmiranos.org Acérquese a: Las Oficinas Municipales del Adulto Mayor, consulte en su Municipio.

¿Qué puedo hacer si me quiero atender en la red de salud?

La puerta de entrada para todas las prestaciones de salud pública es el Centro de Salud Familiar (CESFAM) o Consultorio el cual se encuentra en su comuna de residencia. Dentro de las atenciones de medicina preventiva todas las personas mayores tienen evaluaciones de salud mental, a través del Examen de Medicina Preventiva del Adulto Mayor, EMPAM.

En el mismo Centro de Atención Primaria o Consultorio puede buscar atención de salud mental, ellos lo derivarán a algún Centro de Salud Comunitario u Hospital si consideran que necesita atención especializada.

Recursos de información, asesoría y denuncias de maltrato:

Si se ve expuesta/o a cualquier situación de abuso, violencia o maltrato debe informar a las redes cercanas y/o de confianza, como a su vez, cualquier delito debe ser denunciado en las Policías, ya sea Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones de Chile (PDI) o Fiscalía Local del Ministerio Público de la comuna en la cual resida o comuna más cercana. Para asesoría e información puede llamar al Fono Mayor de SENAMA (800 400 035) o solicitar información web en: https://tinyurl.com/53enjh7e

Para denuncias puede hacerlo en:

  • Fonos 149 de Carabineros y 134 de PDI.
  • Informar el Tribunal de Familia de su comuna o más próxima: se recomienda ante situaciones concretas de violencia intrafamiliar, es decir, violencia o abandono de parte de familiares por consanguinidad, parentesco o convivencia.
  • Denuncia Seguro (Fono 600 400 0101): Programa de la Subsecretaría de Prevención del Delito, que consiste en un canal para recibir información delictual de forma 100% anónima, dentro de una serie de delitos como falsificación de documentos, delitos sexuales contra menores, tráfico de armas, violencia intrafamiliar, maltrato animal, entre otros de acción penal pública.
  • También se puede denunciar en https://n9.cl/8cay

Noticias Relacionadas
Noticias

Más Dignidad y Ciudadanía

A este momento llegamos luego de una profunda crisis que encuentra su origen en diversas demandas sociales producto, entre otras cosas, de la desigualdad, pobreza y exclusión social que experimentan miles...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Porque nadie merece menos que el mínimo, te invitamos a firmar aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Porque nadie merece menos que el mínimo, te invitamos a firmar aquí