Main Donate Form

$ 0

Hogar de Cristo enfrenta duro escenario

Los artículos como mascarillas y guantes mermaron los fondos. El director social, Paulo Egenau, afirma que “es el momento más desafiante que nos ha tocado vivir”.

El Mercurio 12 Noviembre 2020

Para hoy está fijada la discusión de la Ley de Presupuestos 2021 en la Cámara. Frente a eso, y por la pandemia, el Hogar de Cristo ha solicitado que se incluya dentro de los recursos del Ministerio de Salud el apoyo a organizaciones sociales con los elementos de protección necesarios para mantener todas sus operaciones en 2021, como mascarillas, guantes y pecheras.

Paulo Egenaudirector social del organismo, afirma que urge respaldar a las instituciones en este ámbito, las que a su juicio han tomado la responsabilidad de resguardar a los más vulnerables en este año tan complejo.

Detalla que por los resguardos sanitarios, el Hogar de Cristo incrementó sus gastos en 52.400 millones y para mantener esta estrategia en 2021, con su funcionamiento completo, tendría que gastar millones. Asegura que esto es difícil de afrontar cuando sus ingresos también se han visto golpeados y reconoce que “este es el momento más desafiante que nos ha tocado vivir” durante sus años de servicio.
También afirma que por la pandemia se ha reducido en un 33% la captación de socios y en un 34% la recaudación domicilia.

En una carta enviada al presidente de la comisión especial mixta, el senador Jorge Pizarro (DC), solicitan que se asegure “el financiamiento y mecanismo adecuado, para garantizar la provisión gratuita y regular de los insumos mínimos requeridos para sostener los protocolos y medidas sanitarias” hasta que se encuentre una vacuna contra el covid-19. Y plantean que el valor estimado para cubrir esos elementos sería de $3.382.898, basado en el monto en Cenabast, “que es muy distinto a los costos que para una organización sin fines de lucro”. Incluso, recuerda que este año adquirieron los productos en el mercado informal, lo que aumentó sus costos.

Egenau dice que el resto delos gastos extraordinarios —como la alimentación adicional de hospederías que extendieron su jornada o el relevo de funcionarios que realizan cuarentena cuando lo requieran— no puede ser incluido en el presupuesto del Ministerio de Salud.

En ese caso, señala, “esos gastos extraordinarios tenemos la expectativa de poder generarlos a partir de los recursos disponibles de los distintos gobiernos regionales”.

Cierre de programas

Por la crisis económica de la pandemia, este año el Hogar de Cristo tuvo que desvincular a 450 personas y está cerrando 28 programas.

Con todo eso, no contar con apoyo para asegurar los elementos de protección, anticipa el director social, podría poner en riesgo “una cantidad importante de programas”. Y añade: “No queremos enfrentar una situación extrema en que corra riesgo el funcionamiento (de la fundación)”. Sin embargo, afirma que los parlamentarios tienen disposición y que “están buscando la forma de pedirles formalmente a Salud y Hacienda que esto sea considerado y esté puesto en una glosa”. Y añade que la precaución de contar con presupuesto para elementos de protección personal surge frente a la necesidad de prepararse ante “un escenario de mantención de la cuarentena y un posible rebrote”.

En ese sentido, Egenau afirma que “las personas para quienes trabajamos son ciudadanos que debieran ser los primeros en la lista porque son los más pobres y más vulnerables y dependen finalmente de la acción conjunta del Estado”. Asegura que considerar la posibilidad de no conseguir los insumos “es un escenario inadmisible, y de darse, evidentemente pone en riesgo la viabilidad institucional de muchas organizaciones de la sociedad civil”. Y remarca: “La responsabilidad es de todos, y no lo podemos hacer solos: lo tenemos que hacer juntos”.


PETICIÓN Desde la institución reiteran que no solicitan dinero, sino la garantía de contar con los elementos de protección.

Noticias Relacionadas