Main Donate Form

$ 0

¿Dónde Envejecer?

Un modelo de atención domiciliaria de calidad

Estas soluciones son más efectivas y económicas que mantener residencias de larga estadía. Sin embargo, el programa de Cuidados Domiciliarios de Senama, en 2022, atendió apenas al 2,9% de los 50 mil adultos mayores con dependencia media. La Fundación busca contribuir a formular un modelo de atención adaptado a la realidad de un país que envejece.

Vicente Vásquez Feres

3 Julio 2024 a las 19:42

En 2022, el programa Cuidados Domiciliarios de Senama atendió sólo a 1.515 personas mayores, en circunstancias que 52.125 requerían de ese apoyo. Esto significa que cubre apenas al 2,9% de quienes necesitan cuidados. Y la atención es absolutamente insuficiente, ya que consiste en dos visitas semanales con una duración de tres horas cada una para personas con dependencia moderada o severa. La OCDE recomienda 22 horas semanales en el primer caso y 41 en el segundo. Es evidente que las 6 horas del Senama se quedan cortas.

De eso trata el estudio “Dónde Envejecer: Estándares de calidad en la atención domiciliaria para personas mayores en Chile”, que es el sexto de la serie “Del Dicho al Hecho”, elaborados por el Hogar de Cristo y su Dirección Social, que se presentó esta mañana en el Centro de Extensión de la Universidad Católica. La presentación contó con la presencia de la ministra de Desarrollo Social y Familia, Javiera Toro; la directora de Senama, Claudia Asmad; y el director de Senadis, Daniel Concha, entre varios expertos en el urgente tema de cómo prepararse para la vejez.

La presentación comenzó con las palabras de bienvenida de Liliana Cortés, directora social nacional de Hogar de Cristo.

El envejecimiento poblacional es un fenómeno de alcance mundial. Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 32% de los chilenos serán adultos mayores en 2050. Hoy, 800 mil presentan algún grado de dependencia, lo que es más frecuente entre las personas mayores más vulnerables. La demanda de cuidados aumenta y la oferta es escasa, principalmente por la necesidad de trabajar remuneradamente de quienes cuidan y por la disminución del tamaño de las familias.

Por eso, es urgente una política pública que aborde los servicios de cuidados de larga duración enfocados en la atención domiciliaria, una tendencia mundial creciente. Los establecimientos de larga estadía (ELEAM) son una alternativa mucho más costosa. Aún así, la brecha es grande. El subsidio de Senama no alcanza a cubrir la mitad del costo mensual per cápita (318 mil pesos) que tiene para las instituciones que lo ejecutan, como Hogar de Cristo.

En el lanzamiento estuvo presente la ministra de Desarrollo Social y Familia, Javiera Toro.

REALIDAD Y DESAFÍO

El estudio se basó en la revisión de literatura nacional e internacional; la descripción cuantitativa de la población mayor en Chile; la realización de una serie de entrevistas con personas mayores y sus cuidadores(as); y la conformación de un panel de expertos(as) que consensuó un set de 54 recomendaciones. Los resultados fueron explicados por María Isabel Robles, directora técnica nacional de Hogar de Cristo.

Todo apunta a la misma conclusión: se requiere contar con un sistema nacional de apoyo y cuidado de larga duración, universal, integral y continuo, priorizando la atención domiciliaria por parte de trabajadores remunerados con formación y certificación. Para eso, los dos escenarios propuestos y adaptados a la realidad chilena, contemplan un aumento de recursos que implica triplicar y cuadruplicar la inversión. Eso permitiría más horas de atención, ampliar la población objetivo y fortalecer los equipos profesionales.

Tras la presentación del estudio, los invitados de las distintas mesas dialogaron sobre las conclusiones de “¿Dónde Envejecer?”

Liliana Cortés, directora social nacional de Hogar de Cristo, comentó en el lanzamiento:

–Chile se tiene que preparar para el envejecimiento de su población y, más que llegar tarde, yo creo que éste es un tema donde debe primar un sentido de urgencia. Hoy estamos en una discusión político-técnica respecto al Sistema Nacional de Cuidados, y en este estudio entregamos un modelo concreto, valorizado, que tiene los componentes necesarios para que envejecer en los domicilios sea una realidad y no una situación indigna para las personas que hoy día más sufren: los adultos mayores en pobreza.

La ministra de Desarrollo Social y Familia, Javiera Toro, concluyó que con la exposición de este tipo de estudios “el desafío es muy grande, y así lo asumimos como como gobierno, con la urgencia que tiene. La idea es que las personas mayores no sientan o piensen que son una carga, que envejecer es un problema. Por eso estamos tramitando el proyecto de ley de Envejecimiento Digno, Activo y Saludable, para retrasar la dependencia, y presentamos un proyecto de ley que crea el Sistema Nacional de Apoyos y Cuidados, Chile Cuida, con el que sin desconocer el rol que cumplen las familias, sin reconocer las dinámicas que hay dentro de un hogar, vamos a apoyarlos, queremos que no sea una tarea solitaria”.

El lanzamiento del sexto estudio de la serie “Del Dicho al Derecho” trajo una gran oportunidad de conversar sobre la realidad de los adultos mayores.

SI TE INTERESA REVISAR EL ESTUDIO, SUS DATOS Y RECOMENDACIONES, PUEDES DESCARGARLO AQUÍ

Cerrar
SOAP