Main Donate Form

$ 0

Hogar de Cristo se sumó a

primer Código Azul de la región Metropolitana

Debido a las bajas temperaturas registradas en Santiago, el Ministerio de Desarrollo Social activó en la noche de San Juan el Código Azul, iniciativa que permite ir con comida caliente y kits de abrigo a ayudar a las personas que viven en la calle.

Por Daniela Calderón

Como una forma de resguardar la vida de las personas en situación de calle que, durante estos días, se exponen a las bajas temperaturas registradas en la región Metropolitana, el Ministerio de Desarrollo Social activó el Código Azul, operativo que permite aumentar y reforzar las prestaciones que diariamente se entregan a las personas en situación de calle.

El plan, iniciado anoche desde las instalaciones de Hogar de Cristo en Estación Central, pone el énfasis en la entrega de alimentación caliente, sacos de dormir, frazadas, ropa de abrigo y plástico, además de la disposición de móviles que permitan trasladar a las personas que presenten síntomas de contagio por coronavirus a albergues sanitarios y residencias. Todo esto con el fin de evitar que estas personas enfermen o mueran producto del frío.

“Hoy estamos activando el Código azul, que al igual que los años anteriores, se aplica cuando las temperaturas bajan de los cero grados o tengamos chubascos con temperaturas bajo los cinco grados. Cuando ocurren estas condiciones meteorológicas se activan 12 rutas adicionales, que nos permiten aumentar de 4.300 a 5 mil las atenciones en calle, donde se hace entrega de un kit especial con todas las herramientas de abrigo para que las personas en situación de calle puedan proteger su vida en esta noche tan helada”, comentó Sebastián Villarreal, Subsecretario de Servicios Sociales, que llegó hasta las puertas de Hogar de Cristo para acompañar una de las rutas calle del Código Azul.

Lo acompañaba Juan Cristóbal Romero, Director Ejecutivo de Hogar de Cristo, entidad que lidera 3 de las rutas adicionales que se implementan por el Código Azul en la región Metropolitana. “Las personas en situación de calle son la cara más dura de la pobreza. Son personas que están absolutamente vulnerables y cuando se exponen a bajas temperaturas su situación de vulnerabilidad se vuelve extrema. Código Azul les entregar alimentación, abrigo y los conectar con los albergues sanitarios en caso que se encuentren contagiados de coronavirus y requieran hospedaje”.

En este sentido, desde las autoridades se indicó que para resguardar la salud de las personas en situación de calle y evitar el contagio por coronavirus, este año solo se habilitarán albergues para un máximo de 20 personas con un total 790 camas disponibles. “Las personas en situación de calle han sido nuestra preocupación desde el primer momento. Hoy se activa el Código Azul, que es una buena noticia para personas que seguramente son las que peor lo están pasando en nuestra sociedad. Para ellos se han dispuesto albergues, tanto para contagiados y como no contagiados. Pero cuando alguno de ellos no desea ser trasladado a una residencia o albergue y quiere permanecer donde vive habitualmente, se hace este recorrido para entregarles comida caliente y abrigo, de manera que puedan vivir estas frías noches en las mejores condiciones posibles. Las personas en situación de calle son la cara más dura de nuestra sociedad y por eso merecen en apoyo, cariño y acompañamiento de todos nosotros”, comentó el Intendente de la región Metropolitana, Felipe Guevara.

Uno de los primeros beneficiados con los platos de comida caliente y los kits de abrigo de la ruta que Hogar de Cristo inició anoche bajo el Código Azul, fueron Andrea Carrillo (48) y David Queraltó (50). Ambos viven en situación de calle, a un costado de la caletera por General Velásquez. Al recibir al equipo, Andrea comentó: “Desde que pasó lo del coronavirus, hace 3 meses, nosotros decidimos quedarnos acá instalados y no movernos. Tratamos de no acercarnos a lugares donde sabemos que hay contagio. Además, hace 3 meses decidí dejar de consumir drogas. Y aunque me he sentido mal, me ha costado mucho y no duermo en las noches, lo estoy haciendo por mí y por mis hijos”. David, amigo y compañero de ruco de Andrea, agregó: “El coronavirus es como un perro, si le tienes miedo el perro te va a atacar. Igual nos cuidamos, no nos juntamos con nadie, andamos con mascarilla, pero no me lavo las manos a cada rato, como dicen los doctores. No tengo cómo hacerlo”.

Frente a todo esto, el llamado de las autoridades es a dar alerta ante la presencia de una persona en situación de calle que necesite ayuda. Para esto, se dispuso el canal digital www.codigoazul.gob.cl que ofrece mayor velocidad en su procesamiento, mayor control y seguimiento posterior y el Fono Calle 800 104 777, opción 0.

“Durante todo el invierno, Hogar de Cristo hace un especial esfuerzo para cuidar la vida y la salud de las personas en situación de calle. Lo hacemos a través de las rutas, en coordinación con otras redes, todo esto con el objetivo de preservar la salud de estas personas”, concluyó Juan Cristóbal Romero.

 

 

 

Únete a la segunda línea

¡Dona Aquí!

 

Noticias Relacionadas