Main Donate Form

$ 0

Hora Santa 2022:

Alberto nos llama a “mirar, pensar y realizar en grande”

Al cumplirse 70 años de la muerte del gran activista social y pastor, Alberto Hurtado, trabajadores y participantes de programas del Hogar de Cristo se reunieron en torno a su tumba para conmemorar la “Hora Santa”. El fundador de la obra social más grande de Chile murió a las 5:02 de la tarde un 18 de agosto de 1952.

Por María Teresa Villafrade

Fue un intenso día que comenzó con la visita del presidente Gabriel Boric al Santuario de San Alberto Hurtado para retomar una tradición republicana que venía ocurriendo desde 1994, fecha en el Estado de Chile declaró el 18 de agosto como Día Nacional de la Solidaridad: depositar un ramo de aromo sobre la tumba del fundador de la obra social más grande del país: el Hogar de Cristo. La pandemia había metido la cola, haciendo que se rompiera la tradición presidencial en 2020 y 2021.

A 70 años de su muerte, trabajadores y participantes de programas de la fundación se congregaron en ese mismo lugar durante la tarde para conmemorar la “Hora Santa”, que ocurrió a las 17:02 horas. Se trata de un acto tradicional que conmueve y que en esta ocasión comenzó con la lectura del poema “Un pastor menos”, escrito en 1952 por nuestra Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, al saber de la muerte de Alberto Hurtado:

Y alguna mano fiel ponga por mí unas cuantas ramas de aromo o de “pluma de Silesia” sobre la sepultura de este dormido que tal vez será un desvelado y un afligido mientras nosotros no paguemos las deudas contraídas con el pueblo chileno, viejo acreedor silencioso y paciente. Démosle al Padre Hurtado un dormir sin sobresalto y una memoria sin angustia de la chilenidad, criatura suya y ansiedad suya todavía”.

Eso escribió la poetisa y de ahí viene la tradición que el presidente Boric siguió al depositar un ramo de aromo en su tumba este 2022.

El Presidente Gabriel Boric deposita un ramo de aromo sobre la tumba de Alberto Hurtado.

En la Hora Santa recordamos que Alberto Hurtado no sólo fundó Hogar de Cristo en octubre de 1944, sino que fue además un incansable activista social que inspiró muchas otras causas, y otras tantas que le trascendieron: Acción Sindical Económica y Chile (ASICH), Revista Mensaje, INFOCAP –conocida como “la universidad del trabajador” –, TECHO, Fundación Padre Hurtado, Universidad Alberto Hurtado y diferentes sindicatos, parroquias, capillas y colegios que llevan su nombre. Todo esto en su breve paso por este mundo en el que se dejó interpelar por realidades similares a las que actualmente conocemos.

Hoy nos sigue convocando y tal como él mismo escribió nos deja un desafío aún pendiente:

“Mirar en grande, querer en grande, pensar en grande, realizar en grande. Al comenzar el trabajo, hay que prepararlo pacientemente. La improvisación es normalmente desastrosa. Amar la obra bien hecha, y para ella poner todo el tiempo que se necesite”.

Revisa la galería de fotos


Donar

Noticias Relacionadas
Noticias

Sonidos que sanan

“La sonoterapia es una meditación a través de diferentes sonidos e instrumentos, que genera un cambio en el estado emocional de las personas”, asegura Claudio Escobar (30), a cargo de la...

Noticias

Nuevamente los incendios forestales asolan Chile

Las regiones de Araucanía, Ñuble y Biobío se mantienen bajo de estado de excepción de catástrofe y las condiciones climáticas amenazan con seguir empeorando la situación. La ministra del Interior, Carolina...