Main Donate Form

$ 0

Hospedería de Hogar de Cristo en Valparaíso:

Gana Copa Calle de Apertura 2024

Este campeonato de fútbol se juega dos veces al año e incluye la participación de toda la Red Calle: Hogar de Cristo, Moviliza, Fundación Don Bosco y Cidets con los recursos del municipio porteño. A través del deporte, se logra la inclusión de las personas en situación de calle.

Por María Teresa Villafrade

31 Enero 2024 a las 13:52

El conocido jugador de fútbol y entrenador, Moisés Villarroel, fue el encargado de dar el discurso motivacional en la inauguración del Campeonato de Fútbol de la Red Calle, en el estadio O´Higgins de Valparaíso. Serían dos jornadas intensas.

“Quiero que le den un fuerte aplauso a todos los participantes de este torneo de apertura, porque es una oportunidad de fraternidad, de tenderse la mano para que el día de mañana nos volvamos a encontrar. El deporte es una manera de compartir y de pasarlo bien”, dijo Villarroel, generando múltiples aplausos.

Esta instancia de encuentro deportivo retomó su actividad tras la pandemia. Es muy importante para la inclusión social de las personas en situación de calle. Participan en ella los programas de la Red Calle que integran en la región el Hogar de Cristo, Moviliza, Fundación Don Bosco y Cidets, entre otros.

Una barra muy entusiasta alentó al equipo de Hogar de Cristo en todo momento.

“Esta iniciativa comenzó en 2013 a nivel interno en el Hogar de Cristo y después se fue ampliando a otras fundaciones de manera de distribuirnos los costos y sumar más participantes”, cuenta Daniela Moreno, jefa de la hospedería de Hogar de Cristo en Valparaíso.

Entonces definieron las reglas del campeonato que se ajustan a las condiciones físicas de las personas en situación de calle. Por ejemplo, en el formato “todos contra todos”, participan seis jugadores por equipo y los partidos no duran más de 15 minutos.

En sus inicios, los municipios aún no tenían oficinas Calle por lo que empezaron a realizar gestiones con las oficinas de la juventud y del deporte para que les aportaran con las medallas, trofeos, diplomas y facilitaran el uso de las canchas públicas.

Así, se empezaron a realizar campeonatos anuales.

Una vez llegada la pandemia, todo se suspendió por casi tres años, pero ya se ha retomado y el certamen está totalmente consolidado. Las oficinas Calle y de Deportes de la municipalidad de Valparaíso aportan con todos los recursos: traslados, enfermeros, copas, medallas, canchas y árbitros. Lo mismo ocurre cuando el campeonato se realiza en Viña del Mar por el respectivo municipio.

PELUQUERÍA PARA LOS QUE NO JUEGAN

La organización sigue a cargo de la Red Calle, que decidió efectuar el campeonato semestralmente dado el éxito de convocatoria. Para ello se forma una comisión con representantes de cada fundación.

“Nosotros llamábamos a las oficinas de Everton para que uno de los jugadores asistiera a dar un discurso motivacional antes de los partidos. Hoy ya contamos con Moisés Villarroel, que siempre nos apoya para que todo funcione en un ambiente de sano respeto”, agrega Daniela Moreno.

Cada año, la organización ha ido mejorando y se han ido sumando voluntarios y estudiantes en práctica, además otras organizaciones de la sociedad civil. Este 2024 se sumó la organización Apasionados por la Belleza, que vela por niños en situación de calle.

Fueron ocho equipos los que participaron en la copa apertura 2024 realizada el 18 y 19 de enero pasados.

No solo es un encuentro deportivo. También se ofrece servicio de peluquería para aquellos que no juegan fútbol, mientras se realizan los encuentros.

TERCERA COPA

Esta es la tercera vez que la hospedería de Hogar de Cristo gana la Copa Calle. Sin embargo, no siempre les va tan bien. “En una Copa Calle de Viña del Mar casi salimos en último lugar, por las condiciones de la cancha que era de pasto. Los chiquillos juegan mejor en las canchas de piso de madera, explica Daniela Moreno”.

El espíritu deportivo, que de por sí es competitivo en el fútbol, llevó incluso a formar equipos de manera aleatoria al momento de comenzar la jornada.

Hasta lágrimas de alegría brotaron al celebrar el triunfo del campeonato de apertura.

“A veces se generaba un poco de tensión, porque los jugadores querían participar por una institución en la que habían estado antes. La trayectoria de vida en calle es fluctuante y se daban algunos conflictos: ¿Por qué juegas por la hospedería si vas al centro de día? Un participante puede haber estado en varios dispositivos distintos. Entonces se decidió que los jugadores se pusieran en círculos y sacaran tarjetas que les indicaba en qué equipo jugar”.

Para Daniela, el desafío 2024 es lograr que cada mes se puedan realizar “pichangas” con participantes de la hospedería.

“De verdad, los usuarios las necesitan, te las piden. Jugar a la pelota les hace súper bien y ellos incluso se ofrecen a conseguir las canchas. Tenemos que hacer la gestión para que el municipio nos colabore. En una ocasión jugamos todo un semestre con Bomberos, porque nuestro alumno en práctica era bombero y lo consiguió. Él este año se ofreció hacerse cargo de los talleres deportivos de la hospedería”, enfatiza.

El desafío 2024 para la hospedería de Valparaíso es poder realizar “pichangas” mensuales.

La idea es continuar realizando estos encuentros deportivos que resultan muy beneficiosos para las personas en situación de calle que acuden a la hospedería.

El equipo ganador de Hogar de Cristo posa orgulloso para la posteridad.

APOYA AQUÍ A LAS PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE 

Cerrar
juntos en acción por valparaíso