Main Donate Form

$ 0

¡Hagamos la pega!

Intermediación laboral para jóvenes

El grupo etario comprendido entre los 15 y 24 años de edad es uno de los más afectados por la pandemia en términos laborales. Si a la edad se suman condiciones de vulnerabilidad social, las consecuencias son peores. Por ello es que Emplea, fundación del Hogar de Cristo, hizo un completo análisis y entrega una interesante propuesta para reactivar el mercado laboral para esta población.

Por María Luisa Galán

“Todos necesitamos trabajar. Pero en esta carrera de obstáculos, algunos tenemos que saltar menos vallas, otros tienen que partir fuera del estadio y saltar muchas más vallas”, dijo Patricia Roa, Oficial  de la OIT Cono Sur en la presentación del policy paper “Hagamos la pega”, elaborado por Emplea, fundación del Hogar de Cristo, y Espacio Público, donde se analiza y entregan propuestas sobre activación laboral a grupos excluidos, entre ellos los jóvenes. Ahondando en el tema, dijo: “No toda recuperación económica significa trabajo decente y si nos concentramos en los grupos tradicionalmente excluidos, como los jóvenes o las mujeres, el desafío es mayor”.

Los jóvenes son uno de los grupos excluidos que más ha resentido las consecuencias de la crisis sanitaria. Danitza participa actualmente del programa Empléate que imparte la fundación del Hogar de Cristo, tiene 22 años y es mamá de una guagua de 7 meses. El 2019, debido al estallido social, la despidieron; trabajaba como ejecutiva en una bodega. Luego quedó embarazada y vino la pandemia. Hoy busca empleo, quiere trabajar en un área operativa y manejar maquinaria. Sus ingresos, por ahora, vienen de la pensión de viudez de su mamá y de la pensión que recibe por su hijo. Mientras, aprovecha el tiempo para perfeccionarse y estudia en horario vespertino un técnico en administración con mención en finanzas y participa del programa de intermediación laboral de Emplea, donde ha aprendido de comunicación, a mejorar su expresión oral y a afirmar su autoestima. “Sueño con tener un trabajo estable y una casa propia”, dice Danitza, agregando que para todo, ha tenido el apoyo de su progenitora, quien la ayuda con el cuidado de su hijo.

“Si bien para el total de ocupados se observan descensos anuales en todos los tramos etarios, el segmento 15-24 años es el que se ve más afectado, con una disminución de 28,7%, tanto en mujeres (31,5%) como en hombres (26,6%)”, se lee en el documento. A esta baja, se añade el aumento de la exclusión escolar. En el 2020, 40 mil niñas, niños y jóvenes no se matricularon, sumándose a las 186 mil personas en edad escolar que ya estaban fuera del sistema. “Como siempre son los más postergados los que salen más afectados… Hablamos de jefas de hogar, los jóvenes con menos preparación, los adultos mayores, las personas con discapacidad y los migrantes”, dijo hace unos días Ricardo Délano, director ejecutivo de Emplea, en una entrevista hecha por Hogar de Cristo.

En estos meses de pandemia, las medidas para enfrentar la crisis de empleo han sido pasivas, es decir, se han entregado subsidios, bonos y otras políticas destinadas a palear la disminución de ingresos. Pero, de acuerdo al documento de Emplea, en la medida que este contexto de apremios  comience a remitirse, será necesario impulsar medidas activas que potencien los servicios públicos de empleo, como los sistemas de intermediación laboral.

¿Qué es la intermediación laboral? Es un conjunto de acciones que tiene como objetivo adecuar la oferta y la demanda de trabajo, mejorando la calidad y eficiencia del sistema de búsqueda de empleo. Y es, además, un canal que conecta a grupos vulnerables, como los jóvenes, con servicios necesarios para acceder al mercado del trabajo: nivelación de estudios, habilitación laboral, redes de apoyo para el cuidado de los hijos, atención integral de salud, entre otros, de manera que estos logren superar las barreras que les impiden integrarse al mundo laboral.

Por ahora, la pandemia no tiene fecha de término definida. Pero sí, mientras, se puede comenzar a debatir, dibujar y definir políticas públicas activas que permitan la reactivación del mercado laboral. Y para que las políticas de empleo logren llegar a los grupos en situación de vulnerabilidad, fundación Emplea propone potenciar y mejorar el sistema de intermediación laboral, el cual, para el caso de los jóvenes, se deben promover servicios de intermediación laboral adaptados para que la crisis no afecte de manera permanente y duradera sus perspectivas de empleo. Se pueden desarrollar alianzas entre liceos técnicos, el sistema de intermediación laboral y las empresas para facilitar la transición de la etapa escolar a la laboral; generar rutas flexibles y “cercanas” para apoyar la inserción laboral de los jóvenes, considerando sus intereses y motivaciones; implementar programas de acompañamiento como Mentoring, Vocational training, entre otras medidas.

“Generamos este documento a partir de la experiencia de Emplea, una fundación que podría responder, con seguridad: ¿Por qué una persona necesitando trabajar, queriendo trabajar, no logra conectar con un trabajo?”, reflexiona Ricardo Délano. Un dato, de las 2.344 personas que Emplea ha logrado reinsertar laboralmente,  el 26% corresponde a jóvenes entre 18 y 29 años de edad.

Dona Aquí Hazte Socio

Noticias Relacionadas