займ онлайн без проверок

Mar

2019

Isabel Plá premia a Guillermina, monitora histórica de la Hospedería de Mujeres

En un desayuno previo a la conmemoración del Día de la Mujer, que se cumple cada 8 de marzo, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, reconoció los 47 años de trabajo de María Guillermina Gajardo, en medio de los vítores de las acogidas del Hogar de Cristo.

Por Equipo Comunicaciones

María Guillermina Gajardo (65) entró a los 16 años a trabajar como monitora en la Hospedería de Mujeres del Hogar de Cristo. Lo hizo por necesidad, con la ayuda de un tío que tenía el contacto. “Yo y mi familia éramos muy pobres, pero cuando entré aquí y vi las necesidades de las mujeres que llegaban buscando cobijo y comida, me di cuenta que, por simple comparación, al lado de ellas, yo era rica”.

 

Hoy, a las 8 de la mañana, “la tía Guillermina”, en medio de los aplausos de una treintena de personas de alta vulnerabilidad, que viven temporalmente en la Hospedería de Mujeres del Hogar de Cristo, en Estación Central, fue reconocida por sus 47 años de trabajo con las más pobres entre las pobres. El premio se lo dio la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, en el desayuno habitual de la Hospedería que la autoridad quiso compartir con las acogidas del Hogar de Cristo en la víspera de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

 

“La pobreza femenina ha cambiado mucho en estos 47 años. Antes, llegaban muchas mujeres alcoholizadas, de calle, con problemas de bebida. Hoy, en cambio, los problemas son múltiples: drogas, enfermedad mental, adultas mayores en abandono… Es mucho más diversa y revuelta la problemática de la pobreza hoy. Yo digo que somos como la Posta 3; llega todo tipo de enfermas y de heridas”.

En sus breves palabras, Isabel Plá explicó que la visita a este hogar de transición obedece a que es uno de los lugares más emblemáticos de nuestro país, que acoge a mujeres que están en situación de exclusión y de vulnerabilidad. “Nosotros queremos que el Día Internacional de la Mujer sea el día de todas las mujeres, también de mujeres que por distintas situaciones y especialmente por sus condiciones de vulnerabilidad, de pobreza, de soledad, son invisibles para la sociedad. Creemos que es un deber de nuestro gobierno visibilizarlas”.

 

En una mesa, donde estaban tres madres migrantes -dos haitianas y una cubana con sus pequeños hijos-, la propia Guillermina Gajardo, Liliana Cortés, directora de fundación Súmate del Hogar de Cristo; y Claudia Gómez, directora de Comunicaciones de la institución, la ministra Plá se conmovió con los crudos relatos de las mujeres acogidas.

Tras el desayuno, el ministro de Desarrollo Social precisó que “es muy importante que esto se haya iniciado con una visita donde están las mujeres que tienen mayores carencias, que tienen más dificultades, que sufren pobreza, que sufren abandono, algunas de ellas además están con sus hijos. Muchas de ellas son cabezas de familia, sus hijos  dependen de ellas”.

Alfredo Moreno aprovechó de “saludar a esas mujeres que lo pasan mal, que tienen muchas responsabilidades, y por las cuales tenemos que trabajar, en conjunto con instituciones como el Hogar de Cristo, o con municipalidades como en este caso Estación Central, para que vayamos superando estos problemas de vulnerabilidad”.

Muchas de las mujeres que llegan a la Hospedería han tenido la experiencia extrema de vivir en la calle, donde la condición femenina hace aún más feroces las condiciones de vulnerabilidad. Del total de personas en calle que el Hogar de Cristo estima en 15 mil, un 16% son mujeres, las que en su mayoría han llegado a esa condición por violencia intrafamiliar. La paradoja es que en la calle esa violencia se vuelve aún más oscura y sus huellas más profundas. En el Día de la Mujer, pensemos en esa realidad, que poco figura en las reinvindicaciones clásicas por los derechos de la mujer. Pensemos en las que tienen todos sus derechos vulnerados.