Main Donate Form

$ 0

Juan Francisco Lecaros, fundador de Simón de Cirene: “Hoy no se necesita ni sabios, ni héroes, sino gente normal”

La misión del reconocido empresario es mejorar la labor de las instituciones sin fines de lucro. Desde hace 25 años, dirige Simón de Cirene, corporación fundada en 1955. “Un día  me pregunté ¿por qué no trasladar la metodología de trabajo de las empresas al mundo social? Parecía fácil, pero no. Las empresas siguen fines cuantitativos, mientras las fundaciones, fines cualitativos. ¿Cómo hacer que ambas conversen?”.

Por Matías Concha P.

Juan Francisco Lecaros (66) es Licenciado en Administración de Empresas de la Universidad Católica Argentina. Sus obras “Por el Camino del Inca” y “Manual de Administración de Empresas Sociales” lo han convertido en un referente en gestión social. “No me considero ningún experto, soy un empresario al que siempre le llamó la atención la administración de las empresas. Siempre me pregunté por qué no trasladar esa gestión tan efectiva al mundo social, pero poco a poco me di cuenta que lograrlo era muy difícil, porque las empresas se miden por lucas, por dinero, y el éxito de las organizaciones sociales es mucho más complejo. ¿Cómo mides haber rescatado la dignidad de una persona? Si lo piensas bien, en esta sociedad es más fácil vender Coca-Cola que ayudar a un niño a escapar de la pobreza”.

Cuenta que en los últimos cinco años, el número de organizaciones sociales se ha incrementado en un 22% en Chile. Un alza que, según Lecaros, “debe ir de la mano con la lucha para que estas fundaciones sean sustentables”. Cree que el desafío de este crecimiento debe ir de la mano de una buena gestión, “de modo que la ayuda llegue a donde corresponde”.

Su trabajo al frente de diversos directorios empresariales, además de su trayectoria como presidente de la Corporación Simón de Cirene, le ha valido reconocimientos. El más importante lo recibió en el año 2000 cuando fue galardonado con el Premio Generación Empresarial, un homenaje que se entrega anualmente a quien se haya destacado por promover principios éticos y buenas prácticas en su entorno profesional. “Yo hago esto porque a mí me entretiene, me carga eso del ´buenismo´, no me dedico a esto para ser un héroe, lo hago porque me apasiona”, asegura. “Por eso me gusta mucho la figura de Simón de Cirene, que ayudó a Cristo cargando la cruz. El tipo estuvo ahí, medio obligado, medio voluntario. A nosotros en Simón de Cirene no nos gusta esa cosa tan santurrona, tan abnegada”.

-¿Tendemos a santificar a las personas que se la juegan por otras?

-Creo que sí y eso no funciona. Por eso hoy no se necesitan genios, ni sabios, ni héroes, se necesita a la gente normal para atravesar todo lo que estamos viviendo. Personas que se levantan medio cruzados, mal genios, como cualquiera. Es que nosotros en Simón de Cirene trabajamos con personas, esa es nuestra materia prima.

Simón de Cirene, presente en ocho regiones de Chile, es una corporación con 25 años de experiencia en emprendimiento y gestión social. Que anhela una sociedad que se construya a sí misma. Donde las empresas y organizaciones sean protagonistas de su propio desarrollo y el de su comunidad. “Para nosotros la manera de ayudar a un territorio es a través de sus organizaciones. Trabajamos yendo a una comunidad, vemos dónde hay un taller, una micro empresa, un club deportivo o una junta de vecinos y les proponemos una forma diferente de hacer las cosas. ¿Cómo? A través de metodologías y gestiones propias del mundo empresarial. Y los resultados son impresionantes, súper rápidos. Genera trabajo, identidad, hace que las cosas funcionen, es precioso”.

-¿A qué se refieren con una gestión de trabajo diferente?

– Cuando tú hablas de gestión, una palabra que es medio comodín, como chicle, que se utiliza para cualquier cosa, estás hablando de una metodología de trabajo que se traduce en  acciones concretas. ¿Cómo se materializa? Adaptando una gestión diferente para cada situación, es algo complejo, hay cerca de 250 mil organizaciones sin fines de lucro en el país, que necesitan metodologías de trabajo distintas.

-¿Este trabajo se ha visto afectado por la pandemia?

-Por un lado, el trabajo con las empresas bajó bastante, sobre todo porque nuestro trabajo es presencial. Entonces no nos quedó otra que reinventarnos. Y, por otro lado, hemos seguido muy activos gracias a un proyecto precioso con el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) que nos ha permitido estar bien conectados en esta época. Lo que estamos haciendo con ellos es capacitar en base a nuestro manual de gestión a decenas de Establecimientos de Larga Estadía para el Adulto Mayor (Eleam) a lo largo de todo Chile más precisamente, en las regiones Metropolitana, Valparaíso, O´Higgins, Maule, Coquimbo, Araucanía y Antofagasta. Con decir que ahora estamos enfocadas en dos capítulos del libro; gestión de recursos y gestión de personas, temas que según los mismos hogares son fundamentales a la hora de manejar un establecimiento.

-¿De qué manera han actualizado su trabajo?

-Entre las innumerables necesidades que ha visibilizado la pandemia, está, sin duda, la necesidad de estar actualizado en plataformas digitales. Desde esa premisa estamos realizando capacitaciones, ayudando a que las organizaciones sigan su trabajo pero desde esta vía digital.

Una de las plataformas virtuales que ha tomado relevancia en esta época es Dorapp, una aplicación gratuita para celulares que busca conformar la comunidad de líderes sociales más grande de Chile para poder ayudarse entre todos, desde el inicio de una causa solidaria hasta su funcionamiento y consolidación. “Esta plataforma, que nos encanta, nos está ayudando a ofrecer ayuda en muchos ámbitos. Por ejemplo, a través de ella hemos ofrecido asistencia para la captación de fondos y entregado ayuda en temas de organización interna de fundaciones. Es decir, para nosotros esta plataforma es una extensión de nuestra propia misión, especialmente ahora, que se necesitan nuevas herramientas para llegar a las personas”.

Dorapp es una aplicación dirigida a personas con ideas innovadoras, fundaciones y comunidades que necesitan de un espacio gratuito y amigable para compartir información, hacer preguntas y responder consultas en corto tiempo. Ad hoc a estos tiempos de emergencia sanitaria.

Dona Aquí

 

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Voluntariado: Dar todo por una sonrisa

Jainer Gómez es un joven venezolano con tres años de residencia en Chile. Y apenas aterrizó en el país, quiso ser voluntario y se inscribió para acompañar a los residentes de...


Especial de navidad, navidad en el hogar de cristo