Main Donate Form

$ 0

Jugao se reprograma:

Seis colegios han sufrido a causa de la emergencia climática

La solidaridad de jurados, conductores y demás establecimientos en competencia ha sido total con el Liceo Bicentenario Augusto Santelices Valenzuela, de Licantén, que quedó inundado como todo el pueblo, a causa del desborde del río Mataquito. Pero no es el único que ha padecido los rigores de la emergencia climática. En las regiones de Ñuble, Maule y O´Higgins, alumnos y comunidades escolares tampoco lo están pasando bien, por eso y porque no quieren dejar de debatir, el torneo se retomará en septiembre.

Por Ximena Torres Cautivo

24 Agosto 2023 a las 01:05

“Estamos viviendo una tragedia sin precedentes en la historia reciente de Licantén. Son muchísimo más los afectados que la vez anterior, tanto de la planta docente como alumnos y sus familias. Tenemos gente aislada, en diversos sectores de la comuna. Recién anoche, miércoles 23, el río se recogió por completo. Ahora comenzamos el proceso de limpieza. La última vez demoramos tres semanas en volver a funcionar como pueblo y cuatro en regresar a clases. La tragedia es inmensa. No sé si estaremos a tiempo para participar en el torneo. Como todo es tan reciente, no puedo ver con claridad. Sin embargo, expongo los hechos en caso de que tengas que comentar lo sucedido en Licantén. Me disculpo por no contestar a tiempo; recién ayer por la noche regresó la luz”.

A Licantén le llovió literalmente sobre mojado. En junio, el río Mataquito inundó el pueblo; ahora fue peor. Por eso, se ha reprogramado Jugao, para que el equipo del Liceo Bicentenario Augusto Santelices Valenzuela pueda participar en septiembre.

Esta es la realidad que están experimentando los habitantes de pueblos ribereños al río Mataquito, como Licantén y Curepto, en la región del Maule. Situaciones similares a las que afectan a las regiones de O´Higgins, Ñuble y Biobío. Y que nos han obligado a reprogramar el torneo de debate interescolar más importante de Chile. El Jugao 2023, que en esta versión se la juega por los adultos mayores.

De los 16 colegios participantes, seis están en las zonas amagadas con distintos grados de afectación. El que ha sufrido más es el Liceo Bicentenario Augusto Santelices Valenzuela, de Licantén, que quedó bajo el agua por la crecida del río, lo mismo que todo el pueblo. Yohan Quezada, profesor de física y matemáticas, comenta que el primer piso del edificio de educación básica se llevó la peor parte, porque está construido en un terreno más bajo que el de enseñanza media. “Ahora el agua se fue. Por suerte, antes de la lluvia más intensa, subimos todo, desde mobiliario hasta materiales pedagógicos a los segundos pisos. Esa previsión evitó que el daño fuera aún mayor”, comenta, además de lamentar las situaciones particulares de cada uno de los alumnos.

Así lucía el miércoles 23 de agosto el patio del Liceo Bicentenario de Licantén. Hoy el agua ha bajado, pero el daño es desolador.

Bárbara Saavedra, la profesora a cargo del equipo de debate, es quien escribe el descriptivo párrafo que inicia este relato. Porque en el Liceo Bicentenario Augusto Santelices Valenzuela no es sólo el edificio el afectado. La inclemencia climática ha dejado a las familias de docentes y de alumnos aislados. En muchos casos con pérdidas totales, tanto en el caso de los que viven en el pueblo como los que están en sectores rurales. No hay conectividad y han estado sin agua desde hace tres días. Y, tal como señala Bárbara, volver a pararse, pasa por un intensivo trabajo de limpieza antes de poder retomar las clases y demás actividades pedagógicas, como el debate interescolar Jugao.

POR GANAS DE DEBATIR, NADIE SE QUEDA

Otros colegios seleccionados para el Jugao 2023 que no están en condiciones de debatir, son el Liceo Luis Correa Rojas, de Curepto; el Colegio Integrado San Pío X, de Talca, todos de la región del Maule. También lo están pasando mal el Instituto Santa María de San Carlos, en la región de Ñuble. Y el Colegio La Cruz, de Machalí, en la región de O´Higgins, que también compiten este año. Lo más notable, eso sí, a ninguno se les han apagado las ganas de participar en Jugao.

Aunque ayer y hoy brilló el sol y el temporal de viento y lluvia cesó, el efecto devastador de las crecidas de ríos y esteros no se resuelve de un día para otro. Por eso, nadie –ni los demás equipos de los 10 colegios del resto del país en competencia, ni los jurados, ni los conductores de cada encuentro– tuvo problemas en reprogramar el torneo interescolar de debate más importante de Chile, el Jugao 2023

El colapso de los puentes tiene aislado a Licantén. Tampoco es fácil llegar desde Hualañé a Curepto, pese a la cercanía entre una y otra localidad.

Todos sabemos que, en este momento, hay que jugársela por la solidaridad con las cuatro regiones afectadas, buscando llevar ayuda material y de contención emocional a los que lo han perdido literalmente todo. Y, en algunos casos, no por segunda vez, sino por tercera. Regiones, como Maule y Ñuble, padecieron en junio un fenómeno climatológico similar y en febrero estuvieron los gigantescos incendios forestales.

Por eso, ahora, la invitación es a sumarse a la campaña que Hogar de Cristo y Mega han llamado Juntos en Acción Ante la Emergencia Climática y que busca juntar 60 millones de pesos para aportar con kits de limpieza y alimentación a las localidades más perjudicadas. En varios casos, como ya dijimos, son las mismas que pasaron hace pocos meses por tragedias similares.

Mientras las comunidades vuelen a pararse, limpiar y reconstruir, los 16 equipos se preparan para debatir, pensando en el futuro e imaginando que ojalá sea un mañana más auspicioso que el de los actuales adultos mayores de Chile.

Si quieres ayudar a las comunidades más damnificadas, dona aquí.

Cerrar
juntos en acción por valparaíso