Main Donate Form

$ 0

Máximo Pacheco, director de empresas:

“No sirven las trincheras, pero tampoco la ceguera”

El economista, ingeniero comercial, director de empresas y actual académico en la Universidad Católica, Máximo Pacheco, hizo un crudo análisis del estallido social y planteó que le interesa ser constituyente en conversación con el capellán general de Hogar de Cristo, José Francisco Yuraszeck, en el programa “Hora de Conversar”. Aquí una síntesis del encuentro virtual.

Por María Teresa Villafrade

¿Está el mundo empresarial completamente aislado de lo que siente, piensa y vive la inmensa mayoría de los chilenos? Esa fue la primera pregunta que respondió con franqueza el ex ministro de Energía en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, Máximo Pacheco Matte.

“He vivido 40 años vinculado al mundo de la empresa privada, estuve también en Codelco durante 4 años, pero el resto ha sido siempre en la empresa privada. Creo que efectivamente hay una cierta inclinación de la empresa a quedarse encerrada en su propia comunidad y en sus propios trabajadores. Ver el mundo desde ese lugar tiene algo positivo, que es muy práctico, pero por otro lado tiene la dificultad de no tener una mirada más amplia de lo que pasa en el país. Creo que las empresas tienen que hacer un esfuerzo especial para salir del aislamiento y abrirse a los otros mundos”, responde.

Mucho de lo que estamos viendo está marcado por una cultura donde lo que domina son las nuevas generaciones. Es un mundo muy masculino, además, sostuvo. “Hoy la temática femenina se toma la agenda. Otra realidad que desconoce la empresa es la de los adultos mayores, porque cuando sus empleados se jubilan hasta ahí llega la relación. El envejecimiento de la población es un elemento distintivo del mundo actual junto con las nuevas tecnologías”.

TRABAJO INFORMAL

“Hay que considerar que, según las estadísticas del INE, una de cada tres personas en Chile tiene un trabajo informal. Ahí no hay empresa. Estoy pensando en el feriante, en el colero de la feria. De esto hay que hacerse cargo porque es muy dañino para el cuerpo social. No es aceptable que un tercio de nuestra fuerza de trabajo sea informal. Lo hemos visto dramáticamente en estos días de pandemia. Son gente que no tiene salud, previsión, ingreso con contrato”.

“Los migrantes están sometidos a tremendos abusos, al punto que les venden contratos de trabajo falsos para que accedan a una visa o bien no les pagan el salario prometido. Enfrentan niveles altos de estrés debido a la precariedad laboral en la que viven. Son trabajos que nuestros propios compatriotas no quieren hacer”.

LAS TRES COMUNAS

“La relación con el territorio se ha puesto en el tapete con esta discusión de ´las tres comunas´, porque ¿cuántos de los principales directivos de las grandes empresas en Chile viven en el territorio donde están sus instalaciones? Esta desconexión es muy grave, se vive una realidad artificial y no permite conectarse, por ejemplo, con el problema que tienen las personas con el transporte público”.

“Me impresiona muchísimo un estudio que arrojó que la ciudad de Santiago es una de las que registra las mayores brechas en la esperanza de vida de mujeres según el sector donde viven. En las comunas más pobres de la capital, las mujeres tienen una esperanza de vida 18 años menor que aquellas que viven en el sector oriente”.

“El principal desafío de las empresas es conectarse más con el territorio, con los jóvenes, las mujeres, los adultos mayores y con la informalidad del empleo. Tenemos una necesidad urgente de tener trabajos decentes”.

RELACIÓN ESTADO-MERCADO-SOCIEDAD  

“Esto sólo puede resolverse con diálogo. Al mercado no le interesa resolver el problema de la pobreza, le interesan los consumidores, los que pueden pagar. El Estado entonces debe, a través de la política pública, llegar a esos sectores donde el mercado no quiere estar. Pero está la responsabilidad social de la empresa, porque no existe ninguna sociedad que funcione en armonía si no nos hacemos cargo de los problemas sociales. Las empresas tienen fortalezas de organización, de gestión, de recursos, que pueden poner a disposición de la sociedad”.

“El punto básico es la convicción de que el bien común existe, tiene valor vivir en una comunidad. El responsable principal aunque no monopólico debe ser el Estado y también la sociedad civil, en la que están insertas las empresas”.

ESTALLIDO SOCIAL

“No puedo dar una palabra final de por qué pasó, por qué fue tan explosivo y violento. Pero lo que sé es que tenemos que ponerlo en el centro del debate, porque no nos hizo bien como sociedad hacernos los locos. Nosotros tenemos la obligación no sólo de ver los temas de desigualdad que hay en Chile, que son verdaderamente vergonzantes, sino también de los abusos y la falta de dignidad en el trato”.

“Es una obligación abordarlo no desde las trincheras, porque existen opiniones distintas sobre cómo construimos una sociedad y hay que saber escuchar las distintas miradas para encontrar una solución. Pero tampoco sirve la ceguera. Hemos vivido muchas décadas de ceguera, una ceguera tecnocrática, que te dice que esto no se puede hacer porque no hay recursos, miles de razones tecnocráticas para no enfrentar el tema de fondo: cómo la gente vive su cotidianidad”.

Revisa más este interesante diálogo en este link.

Dona Aquí

Noticias Relacionadas
Noticias

Voluntariado: Dar todo por una sonrisa

Jainer Gómez es un joven venezolano con tres años de residencia en Chile. Y apenas aterrizó en el país, quiso ser voluntario y se inscribió para acompañar a los residentes de...


Especial de navidad, navidad en el hogar de cristo