Main Donate Form

$ 0

Migrapp: La aplicación que da la bienvenida a Chile

Surgió antes del estallido social, pero fue la pandemia la que le dio el empujón para llegar a atender a más de 9 mil personas en 2020. Hoy, con más de 14 mil usuarios, la app es una fuente de información y consultas para todo extranjero que necesite saber cómo vivir en Chile. ¿Cómo regularizarse? ¿Cuál es el procedimiento para tener visa? Son algunas de las interrogantes que resuelven con el apoyo de 60 voluntarios. Aquí te contamos cómo funciona este innovador programa del Servicio Jesuita Migrante.

Por María Luisa Galán

Antes del estallido social, el Servicio Jesuita Migrante (SJM) recibía en sus oficinas a muchos extranjeros. Una alta demanda con la que a veces no daban a basto. Frente a este escenario, es que la fundación creó una aplicación a la que bautizó como Migrapp, para dar la misma atención, incluso más, de lo que se podía hacer presencialmente. Pero su nacimiento también obedece a otro motivo: conectar a la sociedad chilena con esta población migrante.

A noviembre de este año, la aplicación ha recibido 14.272 personas y 23.652 consultas. “Una persona puede hacer más de una pregunta. Y ha aumentado considerablemente durante los años”, aclara Macarena Medel, responsable de Migrapp. Así, por ejemplo, mientras en el 2020 se atendieron a 9.452 personas, el 2021 la cifra se elevó a 12.904.

Preguntan por regularización

El perfil de quienes acuden a Migrapp es en su mayoría de nacionalidad venezolana. Predominan las mujeres. Y la edad de los visitantes oscila entre los 18 y 45 años. Muchos están en una situación migratoria irregular, habiendo ingresado por un paso no habilitado y siendo la Región Metropolitana donde se concentra el mayor porcentaje de los consultantes.

Un perfil que, según Macarena Medel, se mantiene desde el 2020. Lo que ha cambiado es el motivo de consulta. Hoy preguntan sobre cómo se pueden regularizar en Chile si ingresaron por un paso no habilitado, qué pueden hacer si llevan dos o tres años esperando una visa y no les han dado respuesta, cómo pueden regularizar a sus hijos. “Preguntan por procesos de regularización. Es un ‘quiero quedarme en Chile, llegué y me quiero quedar acá. Y qué puedo hacer para estar de forma regular’”, explica Macarena.

Un par de años atrás, durante el 2020, la mayoría de las consultas fueron por ayuda humanitaria. “Como todo se cerró, había mucha gente sin trabajo, sin recursos. Entonces la mayoría de los casos eran porque necesitan apoyo en alimentación, arriendo. Algunos estaban hacía tiempo en Chile, pero requerían ayuda. Hoy seguimos recibiendo estas consultas, pero no es la mayoría”, dice Macarena.

Agrega: “La pandemia lo que hizo fue impulsar Migrapp. El SJM cerró sus oficinas, entonces no había atención presencial y la única vía de acceso a la fundación era por medio de la aplicación. Todos los casos que llegaban, impulsó esta iniciativa y las cosas fueran condensadas a través de esta app”.

Trabajando Ad Honorem

“Cuando se pensó en la app, fue con la idea de que existiera un voluntariado que pudiera dar respuesta a estas consultas”, comenta Macarena sobre el tras bambalinas de esta aplicación. Además de un equipo de planta del SJM compuesto por cuatro profesionales, hay voluntarios. Hoy cuentan con 60 personas, los que se conectan de lunes a viernes para atender los casos por medio de la misma app.

Los voluntarios de Migrapp son capacitados en materias migratorias. Son cuatro sesiones de inducción sobre temas como sensibilización, acceso a derechos y regularización y el uso de la misma plataforma. No hay requisitos para ser parte de este equipo. De hecho, el grupo es diverso. Hay algunos en Santiago, otros en regiones porque el voluntariado es remoto. La mayoría son estudiantes universitarios.

Voluntarios del Servicio Jesuita Migrante y Migrapp

Si bien, el Servicio Jesuita Migrante cuenta con otros proyectos donde participan voluntarios, ha sido Migrapp la iniciativa que ha empujado el voluntariado dentro de la fundación. Según cuenta Macarena, en su mayor apogeo durante la pandemia, la aplicación contó con cien personas trabajando ad honorem. “Es un grupo que se compromete, que está de acuerdo con la causa y quiere seguir aportando. Pero además es un equipo que se siente parte del SJM. Y nosotros, por nuestra parte, hacemos un trabajo de acompañamiento, seguimiento y de reconocerlos”.

Quienes quieren unirse, deben estar atentos a la convocatoria que el SJM hace por sus redes sociales. También hacen llamados directamente en las universidades. Y en el futuro esperan tener habilitado un espacio de inscripción a través de su sitio web.

Un Migrapp en el 2023

“Migrapp ha tenido una muy buena evaluación. Antes era parte de nuestra dirección metropolitana y, este año, hubo un cambio y pasó a ser parte de la dirección nacional. Esto quiere decir que como Migrapp es virtual y el SJM está disponible en todo Chile, la aplicación tiene una relevancia nacional porque atiende casos de todas las regiones”, cuenta Macarena sobre el éxito y evolución de la aplicación.

Para el 2023 quieren seguir impulsando la plataforma. Buscan llegar a la población haitiana, que es la comunidad que más les ha costado entrar y llegar con Migrapp. Y, además, buscan potenciar su lado internacional.

“Migrapp está disponible en Chile pero también en otros países: en Argentina, Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela. Hay personas que se comunican desde estos países mientras vienen a Chile o antes de venirse. Entonces tenemos el desafío de conectarnos con los SJM que están en estos países”.

Precisamente, desde que se lanzó, la aplicación estuvo disponible en otros países. Si bien la cifra de quienes se comunican desde el extranjero son bajas, por ser una app poco conocida fuera de las fronteras chilenas, también es importante atender sus preguntas. ¿Qué consultan? Entre las más comunes son: qué tengo que hacer para llegar a Chile y sobre los trámites de visa.

¿Quieres descargar Migrapp? Te invitamos a informarte aquí.

Dorapp, en pleno crecimiento

Dorapp, la aplicación del Acción Solidaria del Hogar de Cristo, es otra iniciativa virtual. Este proyecto busca conformar una comunidad de líderes y proyectos sociales. Y al igual como ocurrió con varios propósitos sociales, nacidos un poco antes o durante la pandemia, muchas proliferaron durante la emergencia sanitaria. Pero, con el regreso a la vida cotidiana, se creyó que muchas de estos no tendrían cabida en este nuevo escenario. Pero ha sido el contrario. Muchas incluso, han seguido y mejorado su servicio.

Fue el caso de Migrapp y de Dorapp. Sobre este último. “Iniciativas con Dorapp, son programas que nos permiten alcanzar a personas a las que antes no llegábamos con nuestros canales tradicionales. En la medida que vamos cambiando las formas de convocatoria, de llamar a distintas personas, vamos a ampliando la posibilidad y el abanico para poder llegar a más”, dice Claudio Azócar, jefe de proyecto Dorapp, de Acción Solidaria.

Para Dorapp, el 2023 se viene con nuevas sorpresas y con harto potencial de crecimiento. Con una plataforma más amigable que permita que más personas se unan a la iniciativa. “Todo con el objetivo de que más personas puedan participar. Que esta comunidad de líderes y lideresas sociales siga creciendo, porque vemos que es tremendamente necesario. Además, visualizamos que se abrió un nicho que no estaba antes y que tenemos que seguir desarrollando e inyectando con nuevos contenidos”, comenta Claudio Azócar.

 


Hazte Socio

Noticias Relacionadas
Noticias

Nuevamente los incendios forestales asolan Chile

Las regiones de Araucanía, Ñuble y Biobío se mantienen bajo de estado de excepción de catástrofe y las condiciones climáticas amenazan con seguir empeorando la situación. La ministra del Interior, Carolina...