Main Donate Form

$ 0

Necesitamos donaciones: Tania pide que no la dejes de ayudar

En tiempos de crisis social y económica es natural que algunos piensen en recortar gastos, pero en un momento en que la desigualdad nos ha golpeado en la cara, apelamos a recordar al padre Hurtado y a seguir dando hasta que duela. Ese es el sentido de estas campañas de recaudación de recursos y de captación de nuevos socios.

Comunicaciones Hogar de Cristo

“Diles a ellos que sí los vas a ayudar” es el concepto detrás de dos campañas de nuestra área de Recursos: una para captar socios y otra para incentivar donaciones que nos permitan alcanzar un monto de 15 millones de pesos de ahora al 29 de febrero, de este 2020, que es año bisiesto.

Se trata de sensibilizar a quienes en un tiempo de crisis particularmente difícil pueden estar pensando en recortar gastos, disminuyendo, por ejemplo, su apoyo solidario a fundaciones como la nuestra, que depende para su enorme y desafiante operación en un 50% del aporte financiero de sus socios.

¿Dejarías de ayudarlas?¿Dejarías de ayudarlas?

Son más de 330 programas, distribuidos en 8 línea de trabajo, donde se incluye a adultos mayores abandonados, niños y jóvenes excluidos del sistema escolar y, en algunos casos, que viven en nuestras residencias de protección, hombres y mujeres con discapacidad mental, personas en situación de calle, con consumo problemático de drogas, marginados del mercado laboral por su extrema vulnerabilidad, lactantes y párvulos que asisten a nuestros 38 salas cuna y jardines infantiles. Más de 32 mil niños, hombres y mujeres, que para lograr la inclusión y superar la vulneración y la pobreza, requieren cada año de nuestros servicios y apoyo, los que de manera indirecta favorecen a sus cuidadores y familias, ampliando el beneficio a casi 100 mil personas.

 Tania Maldonado (15) es un buen ejemplo del trabajo que desarrollamos en la línea de inclusión educativa en nuestras escuelas de reingreso. Tania nació con ataxia, una falta de control muscular o de los movimientos voluntarios, que dificulta caminar, escribir, hablar, levantar objetos, mover los ojos y hasta tragar, pero intelectualmente nunca ha tenido ningún problema. Pese a eso, la insensibilidad de la educación pública regular y su intolerancia a la diferencia, retardaron que aprendiera a leer y pudiera tener una trayectoria educativa normal, sin repitencias de cursos, lagunas ni abandonos. La niña pasó varios años sin poder egresar de primero básico, porque la cancha se le volvía no sólo dispareja, sino que quienes debían ayudarla se la convertían en una verdadera carrera con obstáculos…

 

Tania Maldonado gracias a tu aporte pudo terminar la educación básica este diciembre que pasó.

“Tania estuvo en cuatro colegios de niñas, donde nunca logró terminar un curso. Me daban razones como: ´Acá no podemos ayudarla´, ´No tenemos ascensor y la sala queda en el segundo piso´, ´Le convendría llevarla a un establecimiento especial´; ´Acá no va a andar bien; no tenemos el personal adecuado´… Lo peor fue cuando a través de una de sus compañeritas, una chica venezolana a la que le perdimos la pista y la hemos querido encontrar porque fue una muy buena amiga de Tania, supe que la profesora le rompía los trabajos, la insultaba, la consideraba incapaz. Le hacía bullying y ella sufría en silencio, porque no quería afligirnos”, cuenta Natalia Burgos, mamá de Tania, quien supo de este colegio de segunda oportunidad o de reingreso, de la fundación Súmate del Hogar de Cristo, ubicado en Maipú, por un dato que le dieron.

En diciembre pasado, a punto de cumplir 15 años, Tania es una orgullosa egresada de la educación básica y no se cansa de agradecer al colegio Padre Álvaro Lavín de Súmate por haberla acogido sin paternalismos e incluido de verdad, permitiéndole aprender a su ritmo y hacerle sentir que “les servía, que no sobraba”.

Ve el video de Taniahttps://youtu.be/Oyd0baqLF2s

Conociendo el caso de Tania, ¿dejarías de ayudarla? En palabras del padre Hurtado, no hay mayor gratificación que dar y darse, porque nadie es tan pobre que no pueda ayudar. Y hoy necesitamos más que nunca jugárnosla por hacer de Chile un país verdaderamente justo y digno para todos.

 

¡Dona aquí!

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Voluntariado: Dar todo por una sonrisa

Jainer Gómez es un joven venezolano con tres años de residencia en Chile. Y apenas aterrizó en el país, quiso ser voluntario y se inscribió para acompañar a los residentes de...


Especial de navidad, navidad en el hogar de cristo