Main Donate Form

$ 0

Notable iniciativa en Villa Giacamán:

Universitarios les cantan a adultos mayores sus temas favoritos

Gracias a un novedoso voluntariado, los 56 usuarios de la residencia Villa Giacaman disfrutaron de juveniles interpretaciones de sus canciones favoritas a través de video llamadas. “Fue tierno grabar el video, traté de hablarle como si estuviera al lado mío”, contó el veinteañero Esteban, que le cantó a Pedro, de 80 años.

Por Daniela Calderón

La primera vez que Remigio Fuentealba (76) escuchó uno de los boleros de Lucho Barrios fue cuando, tras varios intentos, sacó fuerzas y decidió sacar a bailar a la niña que le gustaba. Eran los años 60 y las canciones del reconocido cantante peruano sonaban por todas partes, tanto así que se convirtieron en las melodías favoritas de Remigio. Sus letras las recuerda hasta el día de hoy.

Sesenta años después y gracias a la tecnología, Remigio, que hoy pertenece a la Residencia para Adultos Mayores Villa Giacaman de Hualpén, que tiene Hogar de Cristo en la Región del Biobío, recibió un regalo que lo transportó en el tiempo y le permitió recordar aquellas melodías que tanto disfrutó en su juventud.

Gracias a la iniciativa “Talento con Sentido”, impulsada por la Universidad San Sebastián de Concepción, más de 20 alumnos se sumaron al llamado que los invitaba a grabar desde sus casas distintos videos con saludos e  interpretaciones musicales de las canciones favoritas de los adultos mayores de la residencia. El objetivo del proyecto es entregar un momento de alegría a través del canto y acompañar a los adultos mayores de la residencia que llevan más de 3 meses en cuarentena preventiva, sin contacto presencial con sus familiares o figuras significativas, con los voluntarios de siempre –muchos también adultos mayores– y con el mundo exterior. “Los estudiantes entienden la desconexión e incertidumbre que habita en este tiempo y han decidido contribuir con su talento a quienes hoy requieren de una gotita de alegría”, dijo Pablo Osorio Rioseco, director de asuntos estudiantiles de la Universidad San Sebastián, en Concepción.

Fue gracias a esta iniciativa que Remigio, sentado frente a un computador disfrutó con la interpretación de Catalina Sagredo, quien desde el otro lado de la pantalla cantó para él “Me engañas mujer”, de Lucho Barrios. “Cuando iba a los bailes escuchaba esta música. Era un buen bailarín y a las mujeres le gustaba eso. También recordé cuando Lucho Barrios vino a Chile y lo fui a ver al Teatro Dante en Talcahuano”, contó tras finalizar el video.

Lo mismo le ocurrió a Juan Domingo Castro (88), usuario de la residencia desde hace 8 años, que también escuchó la interpretación de Catalina Sagredo. “Es muy bonita la canción. Yo lo vi en Valparaíso. Cuando era más joven escuchaba a Lucho Barrios. Lo escuchaba con unas cervezas para pasar las penas”, recuerda.

Para Karla Salgado, trabajadora social de la residencia Villa Giacaman, realizar actividades que incorporen música ayuda a que los adultos mayores mejoren aspectos tan importantes como la imaginación, la memoria y el lenguaje. “Al hacer el ejercicio de escuchar a su cantante favorito, ellos recuerdan episodios de sus vidas, a personas que quizás ya no están a su lado. Esta es una manera de traerles alegría, que revivan lo pasado, sus raíces, sobre todo ahora que el encierro los ha mantenido con estados de ánimos muy bajos. Además, hacer actividades personalizadas donde los nombran, les envían ánimo permite que se sientan especiales, les impacta de forma positiva y emotiva, quedan alegres y contagian con esta alegría a sus compañeros”.

Esa fue la motivación principal que impulsó a Esteban Arnés (20) estudiante de ingeniería comercial a enviar su video. “Escogí la cueca que pidió Pedro. Canté ‘La Consentida´ y ´El Guatón Loyola´. Las canté con muchas ganas y espero haberlo hecho bailar y cantar”, cuenta emocionado de haber participado en este novedoso y emocionante voluntariado. “Esta actividad es muy innovadora. Fue tierno grabar el video, traté de hablarles como si estuviera al lado mío, escuchándome. Estoy contento por poder hacer algo bueno por otros. En esta cuarentena ellos están igual que nosotros: aburridos sin mucho que hacer. Esto es una muy linda forma de utilizar el tiempo libre que uno tiene”, concluyó, tras enviar su video musical.

 

 

Únete a la segunda línea

¡Dona Aquí!

 

Noticias Relacionadas