Main Donate Form

$ 0

Robo a una Catedral y el Chile de 1987, los antecedentes que marcaron la visita de Juan Pablo II

Entre el 1 y 6 de abril de 1987 medio Chile quedó paralizado. Juan Pablo II, el primer Papa en pisar suelo nacional, aterrizó en un país convulsionado y que lo esperaba desde el 21 de octubre de 1985, cuando el Vaticano y Santiago anunciaron su arribo para “el primer trimestre de 1987”, según consta en un archivo de cientos de hojas que documentan lo que fue la organización de la ilustre visita. Esta carpeta fue donada por Loreto Gallardo, secretaria del Presidente Patricio Aylwin.

El dossier fue elaborado por la Conferencia Episcopal de Chile en marzo de 1987 y firmado por Javier Luis Egaña Baraona, coordinador de la comisión de prensa y medios de comunicación social. Se imprimieron sólo dos mil ejemplares y consta de información sobre la visita del Papa, la Iglesia chilena, la realidad nacional e información general. “Esperamos que sea un instrumento de uso frecuente en el trabajo periodístico y sirva para hacer más fácil la cobertura de la Visita del Papa a Chile”, se lee en el texto de presentación.

Según la información contenida en la carpeta, en esos años en Chile había 823 sacerdotes, de los cuales 648 eran chilenos. Y ante la pregunta ¿qué relación tiene el viaje del Santo Padre con el tratado de paz y amistad entre Chile y Argentina? Se declara que: “El Santo Padre ha visitado ya más de cincuenta países y quiere visitar todos los países del mundo. Habría venido a Chile y Argentina aún cuando no hubiera habido conflicto entre nuestros países y aunque no hubiera suscrito un tratado entre ellos”.

En el apartado que informa sobre la pastoral familiar en Chile, se enumeran una serie de problemas que por esos años se debían enfrentar. Uno de ellos son “las situaciones graves de pobreza, la falta de vivienda adecuada, el hacinamiento y la falta de perspectivas, que obligan a muchas familias a centrar sus mayores energías en sobrevivir”.

Otro dato, la carpeta contiene la cronología y el detalle de todo lo que aconteció desde que se anunció su visita hasta el 30 de marzo de 1987. Entre todos los entretelones que ocurrieron está el robo que sufrió la Catedral de La Serena, cuando hurtaron “el dinero destinado a cubrir los gastos de la visita del Santo Padre a esa Arquidiócesis”. Además, hay capítulos con la historia del Papa, de  Chile y de la iglesia en el país, y los antecedentes económicos y sociales de cada Arquidiócesis que recibía al Papa Juan Pablo II. Al final, están los planos de los hoteles que hicieron de gran sala de prensa para los medios de comunicación en cada ciudad, en donde se detallan los espacios destiandos para las modernidades de la época: televisión, telex, máquinas de escribir, laboratorio fotográfico y línea de radiofoto, entre otros.

 

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Voluntariado: Dar todo por una sonrisa

Jainer Gómez es un joven venezolano con tres años de residencia en Chile. Y apenas aterrizó en el país, quiso ser voluntario y se inscribió para acompañar a los residentes de...


Especial de navidad, navidad en el hogar de cristo