Main Donate Form

$ 0

Unidad San Ignacio de Loyola: ¡Vamos por 30 años más!

¡Vamos por 30 años más!

En una ceremonia híbrida, unos aquí y otros allá, el programa para personas con discapacidad mental ubicado en Conchalí, cumplió tres décadas de vida. Aquí te contamos sobre esta celebración de aniversario.

Por María Luisa Galán

31 Agosto 2021 a las 13:18

“A mi este programa me ha ayudado bastante, porque cuando llegué yo vivía con mi familia, pero mi cuñado no quería que estuviera… siempre hay conflictos en la familia y mi hermana no podía sostenerme más. Entonces llegué aquí y me brindaron techo, comida y atención médica. Si no fuera por el Hogar de Cristo, estaría en la calle. Tengo familia pero no se pueden hacer cargo de mí y, si pueden, se corren. Esa es la realidad de nosotras”, cuenta Susana Cabezas (60), acogida del programa Hogar Protegido del Hogar de Cristo para personas con discapacidad mental. Hace 20 años que participa en este dispositivo ubicado en Conchalí y que hace exactamente tres décadas fue creado y bautizado como Unidad San Ignacio de Loyola.

“Me gustó harto la ceremonia porque tuvo mucha armonía. Además pudimos sociabilizar con los compañeros que no veíamos desde antes de la pandemia”, cuenta Susana sobre la celebración del cumpleaños número treinta de la Unidad, que actualmente administra un Programa de Apoyos  Familiares Domiciliarios (PAFAM) con cuarenta usuarios y el mencionado Hogar Protegido que tiene 43 beneficiarios.

La actividad fue presidida por el Jefe de Unidad, Rubén Cornejo, y por el capellán de la Región Metropolitana del Hogar de Cristo, el sacerdote jesuita Orlando “Nano” Contreras. Y aunque fue una celebración híbrida; es decir, algunos estaban de forma presencial y otros desde Zoom, no fue impedimento para bailar, cantar y ser parte de todos los hitos de la ceremonia. Incluso, previamente se les había distribuido torta a quienes estaban desde sus casas. Fue así como todos pudieron ver los videos de homenaje, los discursos, bendiciones y ser parte de un baile especialmente preparado para la ocasión. Y, cómo no, todos entonaron el feliz cumpleaños.

“Para nosotros cumplir 30 años es súper importante, somos la unidad más antigua del área de discapacidad mental del Hogar de Cristo, así que nos pone muy orgullosos ser hoy los protagonistas de esta actividad y, junto con los participantes y residentes de todos los programas, tener la responsabilidad de cumplir 30 años”, contó Rubén, psicólogo y profesor de lenguaje con diez años de trabajo en la fundación.

Renato Montenegro, es parte del equipo de discapacidad de la Municipalidad de Conchalí y fue uno de los invitados in situ. Sobre la actividad, señaló: “Para nosotros es importante volver a una actividad presencial porque se les echaba mucho de menos. Para nosotros, esta Unidad es muy importante por las prestaciones que tienen, las coberturas y cómo hemos ido trabajando en conjunto. Las actividades nacen de esta pequeña mesa y ha sido vital esa visión y la experiencia que tienen en esta área”.

Antes de finalizar, Rubén destacó la importancia y reconoció el gran trabajo que hicieron los profesionales de la unidad para lograr festejar con todos este cumpleaños. “Quiero agradecer al equipo que con mucho esfuerzo y esperanza levantamos una actividad, y con toda la fe de que vamos a seguir saliendo adelante con todo el tema del COVID-19. Vamos por otros 30 años más”, dijo.

Cerrar
juntos en acción por valparaíso