Main Donate Form

$ 0

Voluntariado Hogar de Cristo:

Mayoritariamente femenino y 92% satisfecho

Estas son algunas luces que arroja la Encuesta de Satisfacción de Voluntarios hecha a fines de 2018 entre más de 700 personas que colaboran con la causa del padre Hurtado. ¿Qué los motiva, cuán realizados se encuentran con el trabajo social, por qué tanta ausencia masculina?, son interrogantes legítimas sobre las que empezaremos a trabajar.

Comunicaciones Hogar de Cristo

 

Una proporción femenina similar a la de trabajadoras del Hogar de Cristo es la que se da en el caso del voluntariado. Ellas, las voluntarias, representan el 72% del total, según los resultados de la Encuesta de Satisfacción de Voluntarios, que se realizó a fines de 2018 y comienzos de 2019. Fueron en total 730 las encuestas respondidas dentro de un universo total de 4.377 personas que sirven de manera individual y desinteresadamente en nuestras distintas líneas de acción.

Esa es una de las muchas interesantes conclusiones que arrojó esta inédita indagación que busca comprender qué motiva a los voluntarios a entregarse por una causa y cuán satisfechos están con la experiencia.

Así, lo explica la ingeniero Paulina Andrés, directora de Convocatoria de la institución: “Superar la pobreza es un desafío que tenemos como sociedad y el rol del Hogar de Cristo en este desafío es transformar las conciencias, para que sean cada vez más las personas involucradas en esta causa. Una de las maneras de conseguir este compromiso es a través del voluntariado, formando y dando herramientas a cada persona involucrada para volverse un agente activo por la superación de la pobreza y convocando a otros a vivir la misma experiencia.

La Encuesta de Satisfacción nos permite saber qué tan bien estamos cumpliendo esta labor de transformación en la trayectoria de cada voluntario, recogiendo sus opiniones y entendiendo que, mientras mejor sea su experiencia, más conciencias habremos despertado y más personas podrán sumarse a la causa”.

Entre los resultados destaca que el 52% de quienes respondieron lleva más de dos años colaborando, el 32% lo hace al menos una vez por semana y el 37% llegó a participar motivado por un amigo o conocido. Respecto de qué los lleva a participar, la mayoría (30%) indicó que es el conocimiento de otras personas y realidades, seguida de un no despreciable 27% respondió que lo hacía por responsabilidad social, y un 15% atribuyó su motivación a la influencia y cercanía con la figura del padre Alberto Hurtado.

El perfil más común de quienes respondieron la encuesta es mujer, con más de dos años de trabajo como voluntaria, con una asistencia semanal y de entre 30 y 60 años.

¿Están contentas, Señor, contentas, estas voluntarias y las y los demás que respondieron la encuesta?

Habría que decir, con mucha satisfacción que sí. Siendo 5 la nota máxima, la calificación promedio obtenida es de 4,5. Las dimensiones donde estuvieron las notas más altas fueron en “claridad de las tareas encomendadas”, “comunicación y confianza”, “reconocimiento personal” y “valoración de la tarea”. Como dijo respecto de este último punto una de las encuestadas: “Siento que mi voluntariado contribuye a mejorar las condiciones de vida de las personas para las que trabajamos”.

Los resultados de esta consulta son un insumo invaluable para establecer metas de mejora en las actividades de voluntariado, de acuerdo a los distintos perfiles de quienes participan de las actividades sociales solidarias que ofrece el Hogar de Cristo y sus fundaciones y líneas de acción.

La Dirección de Comunidad de la causa del padre Hurtado identifica los siguientes tipo de voluntario con sus respectivas identidades. Los menores de 18 años tienen múltiples causas, poca independencia para realizar su voluntariado y son ansiosos; buscan resultados inmediatos. Los siguen los que tienen entre 19 y 30. Su vínculo es principalmente con la causa por sobre la organización y ven el voluntariado como una extensión de sus propios intereses. Luego están los de entre 31 y 60, quienes sienten que deben saldar una deuda social mediante el voluntariado, les importan los tiempos y plazos de su tarea, pues tienen poco tiempo, pero proyectan su compromiso a largo plazo. Por último los de más de 60 años buscan buscan mantenerse activos, tiene una visión abnegada sobre el voluntariado y son absolutamente fieles a la fundación a la que están adscritos.

Los resultados de esta encuesta servirán para orientar tareas de voluntariado específicas para estos grupos diversos y obligan a generar una estrategia de convocatoria para ese sector que parece renuente a la solidaridad: los hombres.

Paulina Andrés se explica esta llamativa diferencia de género en materia de voluntariado en que “ históricamente el trabajo social ha estado ligado a la mujer”. Y los llama a ellos a involucrarse.

¿Quieres apoyar a los estudiantes de las escuelas de reingreso de fundación Súmate? ¡Hazte socio!  

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Jóvenes lo dieron todo en el primer Jugao 2022

Desde la sala Celso Furtado de la Cepal, en Santiago, comenzó la primera ronda de Jugao, el gran torneo de debate interescolar que desde hace tres años organizan las fundaciones Padre...

Noticias

Global Teacher Prize es el Oscar de los educadores

Sergio Elgueta (33) estudió Pedagogía en Historia en la ex Universidad UCINF, hoy perteneciente a la Universidad Gabriela Mistral, y cuenta que al día siguiente de haberse titulado encontró trabajo en...