Main Donate Form

$ 0

De Chicureo a Coltauco: Jóvenes ayudan y alegran a ancianos de sectores rurales

Fueron cuatro días de labor social, en los que entre otras cosas, alumnos de segundo y cuarto medio del Colegio Santa Cruz de Chicureo, fabricaron un puente y repararon viviendas, pero sobre todo brindaron compañía y cariño a adultos mayores de extrema vulnerabilidad en zonas rurales.

 

Por María José von Mühlenbrock

 

Hasta la rural comuna de Coltauco, una de las 17 que componen la Provincia de Cachapoal, ubicada a 45 minutos de Rancagua en la Región de O’Higgins, llegaron alumnos, profesores y coordinadores del Colegio Santa Cruz de Chicureo, en Colina, para realizar los trabajos de Invierno 2018.

Una delegación de 91 entusiastas voluntarios, que con fuerte sentido social se contactaron con la sede de la Región de O’Higgins del Hogar de Cristo para materializar esta iniciativa.

“Es segundo año consecutivo que el colegio nos apoya en este tipo de actividades”, comentó Daniela Sánchez, directora ejecutiva del Hogar de Cristo Sede O’Higgins. “El año pasado fueron ellos los que nos contactaron. Es decir, es una iniciativa que surge de ellos, con la que nosotros estamos muy felices y agradecidos. Su presencia es un aporte tremendo para nuestros adultos mayores”.

En los cuatro días que duró la visita, alumnos y profesores se dedicaron a mejorar las condiciones de habitabilidad de los participantes del Programa de Atención Domiciliaria del Adulto Mayor (PADAM) de Coltauco, forrando dormitorios y techos, construyendo un puente caído por las lluvias, elaborando un pozo para una noria y fabricando dos piezas para un adulto mayor que las necesitaba por vivir de allegado, entre otras reparaciones.

El PADAM de Coltauco tiene capacidad para 30 adultos mayores y todos necesitan algún tipo de ayuda en habitabilidad. ”Nosotros en el mes de marzo hacemos el diagnóstico de los casos más graves y se los mandamos al Colegio”, comentó Valentina Acosta, Jefe de Unidad del PADAM. “Este año les enviamos nueve con perfil de ingreso y también pobreza multidimensional, además de serios problemas de habitabilidad. Todos de zonas rurales donde algunos no tienen ni agua ni luz”.

Después de la recepción de los casos, en abril el Colegio envió un grupo de avanzada, entre alumnos, profesores y maestros de la construcción, para conocer en terreno las necesidades de los adultos mayores y así tener claro el trabajo que realizarían los estudiantes durante los trabajos de invierno.

“En esa primera visita”, contó Valentina, “los alumnos y profesores se dieron cuenta de todas las carencias que tienen nuestros adultos mayores. Incluso algunos les solicitaron ciertas cosas, como una radio a pilas y hasta un refrigerador, que el colegio se pudo conseguir y que con mucha alegría recibieron nuestros participantes en la visita final”.

“Los acogidos del PADAM de Coltauco”, finaliza Valentina, “en su mayoría son adultos mayores con dependencia moderada camino a fragilidad total. Algunos cuentan con cuidadores, pero otros viven muy solos, así es que esta visita los hizo muy felices. El colegio llegó con una caja grande llena de mercadería que repartieron entre todos los casos que ayudaron, compartiendo también algunos almuerzos, en momentos bien especiales para todos”.

 

 

#CambiemosElPronóstico de las personas en situación calle. ¡Hazte socio de Hogar de Cristo, aquí!

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Visitas con sentido al Hogar de Cristo

La pandemia paralizó todo, pero ya a fines del año pasado, nuevamente las empresas reactivaron una serie de “Visitas con Sentido” a los diferentes programas de Hogar de Cristo a lo...

Noticias

Observatorio por las Trayectorias Educativas

El Observatorio para las Trayectorias Educativas en Chile presentó este jueves sus dos primeros reportes sobre políticas públicas. Se trata de dos sólidos análisis que ayudan a entender por qué muchos...