Main Donate Form

$ 0

Pucobre:

Su corazón late por el Hogar de Cristo

La minera es una de las empresas pioneras en el programa 1+1 de la fundación. Esto significa que la compañía iguala cada aporte de sus trabajadores, pero eso no es todo. Además, durante el año realizan diversas actividades de voluntariado corporativo para acompañar a adultos mayores y niños de Tierra Amarilla y alrededores. Aquí te contamos todo sobre esta alianza de más de diez años.

Por María Luisa Galán

El 80 por ciento de los trabajadores de Pucobre son parte del programa 1+1 con el Hogar de Cristo. La empresa minera tiene cerca de 1.200 trabajadores de planta y para este 2023, espera que al menos el 90 por ciento de su dotación se sume a su iniciativa, así como sus empresas contratistas. Y, por qué no, también quieren motivar a otras compañías del rubro.

El programa 1+1 consiste en que por cada donación del trabajador, la empresa replica el mismo monto. En promedio, en Pucobre, el aporte por cada colaborador es de cinco mil pesos. Esto, los convierte en una de las empresas que más contribuye bajo esta modalidad a las operaciones del Hogar de Cristo, beneficiando directamente a los programas de la fundación ubicados en el norte del país.

La alianza con el Hogar de Cristo data de 2011. Y no sólo en temas de aportes monetarios. La empresa tiene un alto compromiso social y, durante el año, sus trabajadores realizan diferentes actividades con los niños y adultos mayores que participan en la fundación.

Navidad 2022 gracias en el Jardín Infantil Patroncitos del Valle, en Tierra Amarilla, gracias al apoyo de Pucobre

Una de sus últimas colaboraciones fue la fiesta navideña ofrecida a los niños del jardín infantil Patroncitos del Valle del Hogar de Cristo, ubicado en Tierra Amarilla. La actividad fue organizada por sus trabajadores voluntarios, quienes llevaron dulces, regalos y al mismísimo viejito pascuero.

VECINOS PRESENTES

Sin duda, sus colaboradores son hombres y mujeres con un alto compromiso social. Como buenos vecinos del jardín infantil y del Programa de Atención Domiciliaria para Personas Mayores (PADAM) del Hogar de Cristo, en Tierra Amarilla, tienen un elevado interés por participar y aportar al desarrollo y bienestar de niños y adultos mayores. Más aún, en estos tiempos pandemia e inflación.

“Es una forma de apoyar que tienen los trabajadores y la empresa a estas obras sociales tan especiales y que están cerca de nuestra área de influencia. Muy cerca de las minas y de las operaciones”, cuenta José Escobar, jefe del departamento de Relaciones Comunitarias de Pucobre. Añade que para motivar a sus colaboradores, constantemente se les comunica sobre el destino de sus aportes. “Les vamos mostrando imágenes y resultados del proyecto donde se canalizan los fondos. Los invitamos a que aporten con mil, y la empresa agrega otros mil, y con eso les decimos que les alcanza, por ejemplo, para el kilo de pan”, dice.

El 2019, Pucobre entregó una rica y entretenida celebración del Día de la Madre a participantes de nuestro PADAM en Tierra Amarilla.

Una buena práctica que impulsaron dentro de la empresa es tener líderes en las faenas. Ellos, bautizados como “embajadores Pucobre”, son los encargados de incentivar los aportes y las actividades sociales entres sus compañeros.

“Somos ambiciosos. Queremos acercarnos al ciento por ciento de participación, pero sabemos que va a ser difícil porque también aportan a otras causas. Y eso se les respeta, pero nosotros tenemos nuestro corazón con el Hogar de Cristo”, comenta José Escobar, que hace 14 años se unió al equipo Comunitario de Pucobre.

-¿Qué le motiva a usted a ser parte de esta causa?

-Apoyar estos proyectos relevantes, poner un granito de arena para que estas iniciativas tengan financiamiento. Cuando uno escucha las historias de los adultos mayores del PADAM, que necesitan mucha ayuda porque algunos no están con sus familiares, la idea entonces es llegar con apoyo para que estén bien. Y así como están los adultos mayores, hay otros proyectos que uno debe liderar y motivar para que la gente capte el mensaje y se una a la campaña. Si nos unimos uno o dos al 1+1, vamos creando una cadena de aportes y apoyo. Eso lo hemos logrado con los trabajadores. Ellos han ido entendiendo que si bien ellos producen cobre, cátodos, hay mucha gente cercana, vecinos, que están al lado de las plantas y que están en una condición que requiere de apoyo. Entonces, aparte de producir, pongámonos con una cuota para ir en ayuda de esos vecinos.

UN ORGULLO

A nivel nacional, el Hogar de Cristo atiende al año a más de 33 mil hombres, mujeres; niños, adultos y adultos mayores que participan de programas ambulatorios, escuelas y jardines infantiles, entre otros. En la región de Atacama son más de 400 las personas en situación de vulnerabilidad de las que se preocupa. Puedes conocer más sobre el trabajo de la fundación acá.

“Empresas como Pucobre nos llenan de orgullo. Hace más de 10 años que se involucran activamente con nuestra causa, generando un impacto positivo mutuo. Nuestros participantes se empapan de su alegría y acompañamiento, así como de todas sus iniciativas sociales que contribuyen a la construcción de un país más justo y digno. Estamos agradecidos de todo su trabajo y su entusiasmo por invitar a que más personas y empresas se unan a esta obra fundada por el mayor activista social del siglo 20, el padre Hurtado”, comenta Juan Cristóbal Romero, director ejecutivo de Hogar de Cristo.


Hazte Socio

Noticias Relacionadas
Noticias

Visitas con sentido al Hogar de Cristo

La pandemia paralizó todo, pero ya a fines del año pasado, nuevamente las empresas reactivaron una serie de “Visitas con Sentido” a los diferentes programas de Hogar de Cristo a lo...