Main Donate Form

$ 0

Opinión:

¿Hasta cuándo la resiliencia?

Chile, con su diversidad geográfica que abarca desde el árido desierto de Atacama hasta los glaciares en la Patagonia, no es inmune a los estragos del calentamiento global. Me refiero a los aguaceros torrenciales, las sequías devastadoras y los incendios incontrolables. Estas situaciones son claras manifestaciones de un único fenómeno: el cambio climático que, como suele suceder con todo, afecta con mayor dureza a las personas en situación de pobreza y exclusión social.

Por Matías Concha P. 

31 Agosto 2023 a las 15:57

Recién estamos saliendo de una emergencia que ya suma cuatro muertos, 56 mil personas aisladas y más de 270 mil casas inundadas y con diversos daños. A estas alturas, ya es sabido que los desequilibrios medioambientales, como la contaminación o los desastres naturales, empujan a los hogares vulnerables a la pobreza y mantienen a los pobres en ella.

Un concepto relevante para abordar estas “nuevas pobrezas” que surgen del calentamiento global y otros “asesinatos” ecológicos es el de la resiliencia, que es la capacidad de las personas, las familias y las comunidades para afrontar situaciones adversas, como los desastres naturales o la contaminación. Chile en su conjunto ha puesto a prueba su resiliencia, enfrentando con valentía incendios devastadores en verano y luchando contra las inundaciones asfixiantes en invierno.

Pero, ¿hasta cuándo las personas más vulnerables deberán depender de su resiliencia? Si bien puede servir para reducir la vulnerabilidad, también puede ser a costa de su propio bienestar en el largo plazo.

La inequidad en su impacto es innegable: son los más pobres quienes pagan el precio más alto. Chile debe intensificar sus esfuerzos para mitigar este fenómeno, implementando medidas adecuadas a la equidad y a la justicia social, para que las personas no renuncien al cumplimiento de sus derechos fundamentales como forma de “adaptarse” de mejor modo a la contaminación o a los desastres naturales.

Por eso, los invito a ser muy lucidos al respecto: El cambio climático no es solo un problema ambiental, es un problema de justicia social.

Por Mauricio Zorondo, jefe de operación social de Hogar de Cristo en Maule. 

Cerrar
juntos en acción por valparaíso