Main Donate Form

$ 0

Así viven el toque de queda las personas en situación de calle

Salimos a recorrer los alrededores de nuestro barrio en Estación Central para conocer cómo han vivido el estallido social y el estado de excepción declarado por el gobierno los más vulnerables de nuestra sociedad: las personas en situación de calle.

Por Daniela Calderón P.

“Han llegado los milicos y han tirado sus buenos balazos. Ahora fui a buscar un poco de pan y me voy a acostar, porque uno no puede hacer nada más”, dice Francisco desde dentro de su ruco, ubicado en avenida General Velásquez a pasos de Alameda.

El toque de queda, las contantes manifestaciones, las barricadas, las bombas lacrimógenas, los saqueos, el paso de los militares han alterado las de por sí alteradas vidas de las personas en situación de calle que pernoctan en la caletera de la autopista General Velásquez. Francisco, quien no quiere dar su apellido por resguardo de su hija que no sabe de su precaria situación, dice que no entiende muy bien lo que está pasando en nuestro país. “Yo apoyo las manifestaciones pacíficas, pero, como puede ver, no tengo tele ni radio, así que lo único que sé es que la gente se manifiesta por el alza del pasaje del metro”.

Francisco y Patricio, su vecino de ruco, se han visto afectados por la falta de comida y sobre todo por el ataque de algunos violentistas que la noche pasada les quemaron parte de sus pertenencias. “En la noche pasaron unos tipos y me quemaron la casa. Yo alcancé a reaccionar y la salvé”, cuenta Patricio, refiriéndose a su precario habitáculo, el ruco al que llama “mi casita”. No es raro que cualquiera, desde los funcionarios municipales, carabineros, vecinos, en tiempos normales desmantelen, desarmen y destruyan las escasas pertenencias de los sin casa, pero lo que vemos ahora sólo se entiende en un contexto de desquiciamiento total.

En esta línea, Edgardo Hidalgo, jefe de operación social territorial programas calle de Hogar de Cristo, señala que, “las personas en situación de calle lo están pasando mal, su vida está siendo alterada, los desórdenes en la calles los han obligado a que tomen medidas de seguridad en un estado que de por sí es mucho más vulnerable que el del común de la gente. Por eso, como Hogar de Cristo estamos verificando los casos de los que tenemos conocimiento a través de nuestras rutas calle y programas en los territorios”.

Desde la experiencia, Francisco dice: “Yo cuido autos y mi pega empieza a partir de las 6 de la tarde, y con el toque de queda no puedo hacer nada, no puedo trabajar. Y si no genero plata, ¿cómo me voy a comprar pan y algo para comer? Ahora mismo estoy muerto de hambre, me ha costado encontrar algo”.

Ambos forman parte de las al menos 15 mil personas en situación de calle que viven en nuestro país y que han sido víctimas de golpes y vulneraciones en medio de esta gran crisis social, empezando por el estado de emergencia y el toque de queda que vuelve aún más riesgosa la violenta y peligrosa vida en calle.

Por eso, si ves a una persona en situación de calle que requiere de ayuda o no cuente con un lugar para resguardarse durante el toque de queda, te invitamos a seguir nuestras redes sociales y conocer dónde se encuentran ubicadas las hospederías y casas de acogida que tiene Hogar de Cristo en la Región Metropolitana, las que durante estos días han flexibilizado el horario de ingreso para recibir a quienes requieran de albergue, protección y dignidad. Vaya aquí el listado, más las de otras oenegés.

Además está la red de alojamientos públicos del Ministerio de Desarrollo Social a disposición para recibir a esta población, en la medida que haya cupos disponibles para tal efecto en la Región Metropolitana. La lista de alojamientos es la siguiente:

Noticias Relacionadas