Main Donate Form

$ 0

Chúcaro: Solidaridad que cae del cielo

La marca de ropa independiente comenzó hace tres años a fabricar capas para la lluvia con desechos de telas de paraguas para donarlas a personas en situación de calle. ¿Su meta? Hacer cada año una mayor cantidad de estos productos para los más vulnerables.

Por Jacqueline Otey A.

Nicolás Cociña (39) junto a su esposa Karin Troncoso (34) es dueño de la marca de ropa independiente Chúcaro, cuyo taller se ubica en Emilio Vaisse 512, barrio Italia. Él es publicista y ella diseñadora de vestuario y hace tres años decidieron recoger paraguas rotos en la calle, rescatar la tela y con ella hacer capas impermeables para donarlas a personas en situación de calle.

En un principio no fue fácil recolectar el material adecuado para hacer estos artículos. “El primer invierno muy poca gente donó paraguas en desuso. Por eso utilizamos los que recogimos en la calle los días de lluvia y logramos hacer 15 capas. El año pasado subimos fotos a Facebook y se viralizaron, la propuesta se hizo conocida, nos contactó la prensa y empezaron a llegar más y más paraguas de regalo. A ello se sumó la donación de una empresa que nos regaló una caja con estos artículos y así hicimos 50 a 60 capas aproximadamente. Este invierno ya hemos confeccionado cien capas, pero esperamos llegar al doble”, explica.

Por cada cuatro paraguas se puede hacer una capa para protegerse de la lluvia. Así explica Nicolás, quien señala que el procedimiento para fabricarlos consiste en desarmarlos, separar los materiales, elegir las combinaciones de telas y luego confeccionarlos. “Mi esposa con la ayuda de una persona los hizo durante los dos primeros años, pero afortunadamente este invierno pudimos contratar un taller externo que hizo un mayor número de piezas”, advierte con orgullo.

El publicista comenta que en un comienzo salían a donar capas a personas en situación de calle que se ubicaban en los alrededores del Parque Bustamante. “Ahora que logramos hacer una mayor número, pudimos entregar cerca de 60 piezas al Hogar de Cristo y así nuestro producto llegó a diferentes lugares como Valparaíso”.

Nicolás afirma que luego de darse a conocer este proyecto, organizaciones sociales que hacen ruta calle los contactaron. “A ellos les enviaremos algunas capas y liberaremos el molde para hacerlas. Esto con la intención de que una mayor cantidad de personas pueda beneficiarse de este producto”, dice.

Chúcaro siempre ha tenido un enfoque social. “La marca no sólo es moda. Hace algún tiempo hicimos una campaña de nuestras colecciones en la que utilizamos modelos extranjeros. Fuimos a la Fundación Fre donde contactamos a ciudadanos haitianos y les pagamos como si fuesen modelos chilenos, además les obsequiamos prendas. Siempre que podamos hacer algo para ayudar vamos a buscar la forma de hacerlo”, recalca.

¡Hazte Socio aquí!

Noticias Relacionadas
Noticias

Jóvenes lo dieron todo en el primer Jugao 2022

Desde la sala Celso Furtado de la Cepal, en Santiago, comenzó la primera ronda de Jugao, el gran torneo de debate interescolar que desde hace tres años organizan las fundaciones Padre...

Noticias

Global Teacher Prize es el Oscar de los educadores

Sergio Elgueta (33) estudió Pedagogía en Historia en la ex Universidad UCINF, hoy perteneciente a la Universidad Gabriela Mistral, y cuenta que al día siguiente de haberse titulado encontró trabajo en...