Main Donate Form

$ 0

Estudio ONGs y Pandemia

El 86% recibirá menos ingresos

Una encuesta realizada por la Fundación PwC Chile, la Comunidad de Organizaciones Solidarias y Fundación Lealtad revelan importantes datos sobre cómo el COVID-19 está golpeando a fundaciones y corporaciones, las que generan un 3,7% de la fuerza laboral del país y aportan un 2,1% al PIB Nacional. Este miércoles 2 de septiembre se presentan sus resultados en un interesante conversatorio. ¡Inscríbete!

Por María Luisa Galán

 

Un revelador estudio sobre los efectos del COVID-19 en las organizaciones de la sociedad civil presentará este miércoles 2 de septiembre la Fundación Lealtad en un conversatorio organizado en conjunto con el Hogar de Cristo. La actividad se realizará a través de la plataforma Zoom a las 10 de la mañana y contará con la participación de Nicolás Jiménez, coordinador de la Fundación PWC, Nicole Romo, directora social de Comunidad de Organizaciones Solidarias (COS), y Paulina Andrés, directora de Comunidad del Hogar de Cristo.

El estudio fue realizado por la Fundación PwC Chile, la Comunidad de Organizaciones Solidarias y Fundación Lealtad con el objetivo de visibilizar el impacto que tendrá la crisis sanitaria en las operaciones de las organizaciones de la sociedad civil (OSC), que en Chile superan las 234 mil entidades, de diferentes tamaños. La encuesta Termómetro Social de la Universidad de Chile aplicada en octubre del año pasado determinó que un 70% de la población valora positivamente a las OSC y que un 40% ha participado alguna vez en ellas. Otros datos que grafican su gran valor: estas generan 310 mil empleos, lo que representa 3,7% de la fuerza laboral del país y aporta un 2,1% al PIB nacional.

Dada entonces la gran riqueza que las OSC son para la comunidad, es que PwC Chile, Lealtad y COS realizaron este estudio que congregó a 222 fundaciones y corporaciones sin fines de lucro de todos los tamaños: grandes, medianas y pequeñas, las que tuvieron que responder 17 preguntas. Educación y pobreza son las principales áreas en las que trabajan estas organizaciones. Del total de estas, el 87,6% estimó que el impacto del Covid-19 será alto o muy alto. El 86% concuerda en que percibirá menos ingresos, el 68,4% percibe que la pandemia afectará su capacidad de prestar sus servicios o la creación de proyectos, el 56% cree que falta una respuesta más clara por parte de las autoridades y 52,9% afirma que carece de herramientas tecnológicas para realizar su trabajo a distancia.

En la dimensión del trabajo de los equipos, el 70% de las organizaciones encuestadas consideró que es necesario mantener el contacto presencial; de hecho, un 44,5% estimó que sus programas no son adaptables a un trabajo remoto. Dispares fueron los resultados ante la pregunta de si será necesario reducir los equipos, las remuneraciones o las horas laborales. Un 39,7% señaló que tendrá que disminuir el tamaño el equipo, un 43,6% acortar la jornada laboral y un 39,5% contraer las remuneraciones.

Sobre el rol de los directores, el 63,5% coincide con que la mesa directiva debe tener un rol activo en la formulación de la estrategia para enfrentar la crisis socio sanitaria y un 58,3% cree que la organización se debe reinventar. Y si bien un 61,1% de las OSC estima que el actual escenario no implicará cerrar la organización o entrar un período de hibernación, el 63,5% admite que no cuenta con el flujo de caja suficiente como para satisfacer las necesidades para lo que resta del 2020.

La cooperación surge como un ítem necesario en esta pandemia. Por eso se les interrogó sobre alianzas y colaboración, en donde 65,8% de las organizaciones declaró que se encuentra diseñando estrategias de contribución que aportarían a que el tercer sector en general enfrente de mejor manera la crisis. Durante estos meses, las OSC destacan el apoyo que han recibido por parte de privados; el 51,6% considera que las alianzas con este sector han sido un apoyo durante la crisis sanitaria. Desde la vereda del apoyo público, un 33,9% dice que ha sido un apoyo, mientras que un 39,5% dice que no.

Todas las organizaciones, pequeñas, medias y grandes, concuerdan que su principal requerimiento de apoyo es en el tema financiero. El 86,5% de las organizaciones han percibido una disminución de sus ingresos respecto a lo presupuestado entre marzo y abril de 2020. De estos, el 44,2% ha percibido disminuciones de entre 1-25% y el 30,8% entre 26-50% de los ingresos. Y es que el aporte desde el ámbito público y privado ha disminuido considerablemente. Un 25,8% de las organizaciones que se financia con fondos estatales declaró pérdidas de entre un 76-100%; mientras que por el lado privado, el 61% ha visto afectado sus ingresos por donaciones, de los cuales un 17% ha sido entre 76-100%.

Para conocer más sobre los resultados de esta gran investigación, la invitación es a inscribirse en este conversatorio gratuito en el siguiente link.  ¡Te esperamos!

Noticias Relacionadas
Noticias

Jugao 2022 ya tiene contendores

Por sorteo, ya se definieron los equipos que iniciarán la tercera versión de Jugao. Se trata del debate inter-escolar más importante de Chile, que se inscribe en el Mes de la...