Main Donate Form

$ 0

Exitosa jornada de evaluación: Cómo aprender más allá de los textos

Aprendizaje Basado en Proyectos y Aprendizajes Colaborativos, ese es el nombre del modelo con el cual las escuelas de reingreso Súmate logran reencantar a los jóvenes que han abandonado el sistema escolar y que recuperen su derecho a la educación. El método requiere un cambio de paradigma y transforma tanto a profesores como a alumnos.

Equipo Comunicaciones Hogar de Cristo

“¿Cómo hacer que los jóvenes sean protagonistas de su educación?”, ese fue el desafío que planteó la jornada donde se evaluó el Aprendizaje Basado en Proyecto (ABP) y Aprendizajes Colaborativos, que Fundación Súmate del Hogar de Cristo, aplica desde hace cuatro años. Al encuentro realizado en Fundación Mustakis, asistieron más de 60 docentes de distintos centros educacionales, quienes compartieron sus impresiones y experiencias aplicando la nueva herramienta educativa.

“La idea de la actividad fue recoger las distintas experiencias que han tenido los educadores aplicando esta metodología. Al ir conversando con los profesores, fuimos notando el cambio de mentalidad que ha ocurrido en las escuelas, inclusive, creo que ha impactado más en nosotros como adultos que en los jóvenes”, señaló Alejandro Rojas, profesor de Súmate.

Como el nuevo paradigma educativo busca dar respuesta a las necesidades de la era moderna, la fundación que se dedica a la reinserción de niños y jóvenes vulnerables en el sistema escolar, comenzó a aplicar esta nueva metodología en sus escuelas de reingreso a partir del años 2006. “Lo innovador de esta herramienta es que le permite a los alumnos adquirir  conocimientos y competencias mediante la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real”, explica Rojas. Y agrega que “durante  estos  años  de  implementación,  el proceso de enseñanza  se ha dado de forma  colaborativa,  integradora  y  enfocada  al desarrollo  de  competencias  más  que  a  la  adquisición  de  contenidos,  lo que queremos es generar una  ruptura del paradigma tradicional, donde el alumno solo aprende de memoria”.

Los estudiantes de las escuelas de reingreso Súmate trabajan en grupos donde el profesor plantea una pregunta basada en el análisis desarrollado por los mismos alumnos sobre una temática específica. “Por ejemplo, adaptamos distintos juegos como el Monopoly o la Gran Capital y, gracias a esa ABP logramos vincular historia con inglés y educación física. Así, los muchachos lograron aprender esas materias jugando.”

La jornada también abordó las dificultades típicas de la implementación de ABP. “El inconveniente mayor está en la mentalidad misma de los profesores, aún existe el prejuicio de que la única forma de enseñar es con textos o  guías”, reflexiona el profesor de Súmate, a partir de la experiencia.

En ese sentido, el Aprendizaje Basado en Proyectos promueve el desarrollo de habilidades  socioemocionales  y  cognitivas  de  una  forma  inclusiva  e  integral. “Al principio cuesta salir del molde, porque a uno como profesor le han  enseñado a transmitir conocimientos de manera más individual, pero con esta metodología se puede trabajar conjuntamente con dos o tres estudiantes, al mismo tiempo. Eso cuesta al principio, pero es más apasionante”, concluye el profesor Alejandro Rojas.

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Visitas con sentido al Hogar de Cristo

La pandemia paralizó todo, pero ya a fines del año pasado, nuevamente las empresas reactivaron una serie de “Visitas con Sentido” a los diferentes programas de Hogar de Cristo a lo...