Main Donate Form

$ 0

Iván Muñoz, psicólogo:

“La segunda ola será la salud mental y hay que prevenirla”

El director de Asesorías y Servicios Clínicos de Paréntesis de Hogar de Cristo advierte del gran problema de salud mental que dejará la pandemia y hace un llamado a empresas, universidades y organizaciones a tomar acciones de prevención. #DaleValorALaSaludMental es el lema de la campaña que promueven.

Por María Teresa Villafrade

Una campaña global sin precedentes es la que lanzará este 10 de octubre la Organización Mundial de Salud (OMS) en el Día Internacional de la Salud Mental para hacer un llamado a los gobiernos a invertir fuertemente en lo que se considera será la segunda ola de la pandemia del coronavirus, con un auge exponencial en sus indicadores.

Por primera vez, la OMS organizó un evento mundial de concientización en línea el tema, con una gran cita de la salud mundial. Iván Muñoz, psicólogo y director de asesorías y servicios clínicos de Paréntesis de Hogar de Cristo, cuenta que ellos también iniciaron la campaña “Dale valor a la salud mental, invierte en ella” invitando a todas las organizaciones públicas y privadas a incluir en sus presupuestos 2021 las acciones necesarias para el cuidado de la salud mental de sus trabajadores, a raíz del contexto de la crisis sanitaria que hemos vivido durante prácticamente todo este año.

“Como organización tenemos muchos vínculos con empresas, organizaciones y universidades, y muchos de los servicios que entregamos tienen que ver con salud mental ya sea general como trastornos o síntomas ligados a la depresión, ansiedad y otros, así como los relacionados con el consumo problemático de alcohol y otras drogas. Nuestra percepción directa en cuanto demanda de atención en los programas es que ésta aumentó sobre un 40 por ciento”, señala.

Psicólogo Iván Muñoz.

Además, indica que de abril en adelante se han realizado un número importante de encuestas de distinto tipo a la población general, ya sea de universidades en contextos de estudios de investigación, de la Asociación de Municipalidades y otros organismos, y “todas en promedio arrojan que por lo menos el 50 por ciento o más ha tenido cambios en su salud mental en términos negativos y han expresado síntomas de ansiedad, de depresión, problemas para conciliar el sueño y síntomas asociados a estrés, además de mucho miedo y rabia”, agrega Iván Muñoz.

Todos los grupos etarios, sin distinción, se han visto afectados a causa de la pandemia. “Hoy no hay nadie que se salve en ese aspecto, por lo que la invitación que hacemos a las empresas y organizaciones es que se anticipen a lo que vendrá el próximo año y destinen recursos en su presupuesto para la salud mental”.

Los niños, niñas y adolescentes que se han visto confinados en sus casas y que en plena etapa de sociabilización tuvieron que dejar de ir a sus colegios también ha tenido un impacto importante, advierte el experto, pero si a ese mismo grupo lo instalas en un contexto familiar vulnerable, donde lo pasas mal, expuestos a violencia intrafamiliar, las consecuencias son preocupantes.

“Se tiende a pensar que las personas que se quedaron sin trabajo serán las más afectadas, pero también los que están con empleo han visto muy perjudicada su salud mental, según lo hemos podido apreciar. Todos hemos tenido que cambiar nuestro contexto de trabajo, los que hemos podido continuar con teletrabajo, pero los que han tenido que hacerlo de manera presencial lo han hecho con mucha preocupación por la crisis sanitaria”, advierte.

GRAVÍSIMOS INDICADORES

Iván Muñoz considera gravísimos los actuales indicadores que también ha dado a conocer la Organización Mundial de la Salud, con cerca de mil millones de personas que tienen un trastorno mental, siendo la depresión una de las principales causas de enfermedad y discapacidad entre adolescentes y adultos.

“Pensando en la post pandemia, la OMS hace este llamado a los gobiernos para invertir en salud mental y nosotros nos hacemos parte de ella, pero poniendo foco en las empresas y organizaciones que son parte de la sociedad y que hemos visto que cuando se hacen cargo, como las que trabajan ya con nosotros, tienen un impacto muy positivo. Los trabajadores se sienten cuidados cuando cuentan con esa posibilidad de recibir atención. Nuestra gran preocupación es que el 2021 se van a encontrar con esta segunda ola de pandemia que tiene que ver más con la salud mental, y hay que prevenirla porque su incidencia será mucho mayor que el mismo COVID-19”.

La pérdida de productividad como consecuencia de la depresión y la ansiedad, dos de los trastornos mentales más habituales, tiene un costo en la economía mundial de US$ 1 billón cada año. En Chile, las licencias psiquiátricas no han hecho otra cosa que aumentar cada año antes de la pandemia.

“Ya sea con nosotros o con otros, hacemos un llamado a no quedarse tranquilas, incluso aquellas empresas que no han sufrido tanto las consecuencias de la crisis sanitaria, porque las personas que han seguido trabajando van a tener impacto importante por lo menos en términos de estrés y ansiedad al haber laborado en este contexto tan crítico”

Estos son algunos de los programas que ofrece Paréntesis Asesorias:

Programa Orienta: Con un foco más preventivo para personas que están enfrentando una situación conflictiva emergente que requiere atención rápida antes que se agrave. Entrega orientaciones psicológicas breves en formato rápido, mediante videollamada se accede a una cantidad de atenciones para resolver su situación en el momento preciso.

-Talleres de bienestar emocional, del impacto del COVID-19, y talleres para jefaturas y supervisores para entrenarlos y entregarles herramientas para abordar el problema de la salud sin estigmatizar a las personas.

-Convenios para tratamientos y apropiados para temas más complejos como consumo problemático de alcohol y drogas.

-Charlas de sensibilización sobre temáticas de salud mental y recomendaciones para su mantención, entre otros.

Dona Aquí

Noticias Relacionadas