Main Donate Form

$ 0

Matthew Perry y su legado por ayudar a otros

El más querido de los protagonistas de la serie Friends murió el sábado 28 de octubre. Es importante recordar su trabajo por las personas con consumo de alcohol y de otras drogas, problema que él conoció bien, porque lo padeció durante años. Aquí un psicólogo de Hogar de Cristo, especialista en el tema, explica cómo se puede brindar esa ayuda.

Por María Luisa Galán

2 Noviembre 2023 a las 15:09

“Cuando muera, no quiero que Friends sea lo primero que se mencione. Quiero que ayudar a las personas con consumo de alcohol sea lo primero que se mencione. Yo viviré el resto de mi vida demostrando eso”, dijo el actor de la famosa serie de televisión, Matthew Perry, en una entrevista que concedió al productor y músico canadiense Tom Power el año pasado.

El pasado 28 de octubre, Chandler, uno de los seis amigos que protagonizaban la serie, fue encontrado sin vida en su casa. La conmoción fue mundial. Y su historia fue repasada por los medios, remarcando que estuvo marcada por su reconocido consumo problemático de sustancias.

Escribió un libro: “Amigos, amores y la gran cosa terrible”. De eso era lo que estaba conversando con Tom Power. Sobre su vida, su legado y su adicción, en especial, a opioides. De cómo su trabajo pasó de la actuación, a ser el de un guía para muchas personas que estaban transitando hacia el difícil camino de la sobriedad.

Matthew Perry interpretó a Chandler Bing en la serie ‘Friends’. Créditos: www.facebook.com/friends.tv

Iván Muñoz, psicólogo de la Consultora Paréntesis del Hogar de Cristo, que trabaja hace más de diez años con personas con consumo problemático de sustancias, aporta desde su conocimiento al tema. Uno que hipoteca la vida y la tranquilidad de millones de personas en el mundo.

-¿Cuándo se habla de consumo problemático?

-Cuando ese consumo es negativo. Se puede dar por momentos o de forma continua en la vida de una persona. Esto afecta su salud física, psíquica y emocional. También aqueja a los miembros de su entorno cercano.

-¿Cómo alguien se puede dar cuenta que una persona tiene problemas con alguna sustancia?

-Cuando un consumo tiene una expresión conductual evidente es más fácil reconocerlo. Por ejemplo, alguien que falta a sus responsabilidades laborales, que no asiste algunos días al trabajo, especialmente después del fin de semana o de los días de descanso. También hay cuestiones más físicas, como estar extremadamente cansado o alterado. Va a depender, también, de la sustancia que consuma porque puede andar muy acelerado o irritable. Va a depender si la persona está en un consumo activo o en abstinencia. Es muy caso a caso. Pero si uno conoce a una persona, es fácil percibir cambios en su conducta o sus emociones. Eso podría ser, dentro de otras muchas cosas, por un problema de consumo. Y si uno sabe que esa persona tuvo o tiene problemas, podría estar afectando su concentración, su memoria, su aseo personal. Pero en general, quien se da cuenta de que una persona tiene consumo es un familiar, un compañero de trabajo cercano.

-En general, ¿el consumo problemático se inicia por traumas en la vida?

-Generalmente, cualquier tipo de consumo, más cuando es problemático, implica que hay una funcionalidad que la persona busca en esa sustancia. Es decir, cómo la ayuda para afrontar o escapar en la vida. Cuando hay un consumo problemático, posiblemente se deba a que esa persona está supliendo algo de lo que no puede hacerse cargo o no ha logrado procesar. Y un porcentaje de ellos, sí ha tenido situaciones traumáticas que no fueron tratadas terapéuticamente en su momento y terminan reventando en la adolescencia o en la vida adulta. Y buscan en la droga una alternativa para enfrentar ese dolor psíquico o emocional.

En el caso de Matthew Perry, puede ser que cuando comenzó con Friends a los 24 años de edad, se enfrentó a algo para lo que no estaba preparado en términos psicológicos o emocionales. La fama, la exposición mediática, las exigencias del medio. Y el consumo que tuvo le permitió ‘resolver algo de eso’, pero al poco andar se transformó en algo problemático.

-¿Cómo el entorno puede ayudar cuando conoce a alguien que tiene consumo problemático?

-La mejor forma de ayudar es fomentar que se vincule con algún tratamiento. Cuando hay un consumo problemático la mayoría requiere apoyo profesional para revisar qué puede estar pasando. No es sólo fuerza de voluntad. No es decirles: ‘Tú puedes hacerlo’, ‘deja eso’, ‘date cuenta’ o ‘mira las cosas que estás perdiendo’. La familia y los amigos tienen que mostrar un apoyo  incondicional. Mostrarle el camino, motivarlo y acompañarlo. Si bien es un cambio que debe hacer la persona, muchas veces implica también un cambio familiar y social.

Iván Muñoz, psicólogo de Consultora Paréntesis del Hogar de Cristo.

-¿Cómo se puede entender que una persona acceda al fentanilo, a la droga zombie?

-Las personas muchas veces buscan algo para escapar de algunos dolores, traumas. Una droga que aletarga, que hace perder la conexión con la realidad, por ejemplo. Entonces, se le entrega esa funcionalidad. En el caso del alcohol, por ejemplo, que puede ser lo más ‘inocuo’, hay que gente que lo consume por el efecto que tiene, no porque le gusta. Le da lo mismo si la piscola está fría o, si el vino es malo o no tiene buen sabor. Lo que busca es tomar lo suficiente para quedar borracho. Si el trago es rico o no, es un juicio que hace un consumidor recreativo.

La Consultora Paréntesis es un área del Hogar de Cristo que trabaja con personas que necesitan tratamiento por temas de salud mental. Uno de ellos, por ejemplo, el consumo problemático de alcohol y otras drogas. Además, cuenta con expertos que asesoran y capacitan a empresas, colegios y universidades en prevención, gestión de riesgo y calidad de vida. Conoce más de su trabajo aquí. Consultora Paréntesis | LinkedIn