Main Donate Form

$ 0

Ministro de Salud vacunó a ex reina del mote con huesillos

Emilio Santelices visitó a la mujer de 103 años junto al capellán del Hogar de Cristo para llevarle la vacuna y reforzar la campaña contra la influenza en los grupos de riesgo: adultos mayores, lactantes y embarazadas.

Por Jacqueline Otey A.

Sara Palma tiene 103 años y 7 hijos vivos de los 10 que tuvo, que la cuidan con dedicación en su domicilio de Estación Central, el que visitaron el ministro de Salud, Emilio Santelices, y el capellán del Hogar de Cristo, José Yuraszeck, en el marco de reforzamiento la campaña de vacunación contra la influenza, iniciada el 14 de marzo pasado.

La vecina de Estación Central es usuaria del Programa de Atención Domiciliaria del Adulto Mayor (PADAM) del Hogar de Cristo fue inoculada gracias al vacunatorio móvil de los servicios de salud que la visitó en su domicilio, lo que permitió que también recibieran este beneficio los familiares que la cuidan.

De acuerdo con el ministro de Salud la actividad es parte de un programa “casa a casa” que pretende ayudar a las personas que no pueden trasladarse a los centros de salud para vacunarse. “Sin embargo, igual de importante es profundizar los vínculos entre el Hogar de Cristo y todos los sistemas de salud para que los equipos hagan su trabajo donde están los problemas de la gente. En este caso, con los pacientes postrados en sus casas. Lo que hacen los PADAM del Hogar de Cristo es una enorme labor”, reconoció la autoridad.

José Francisco Yuraszeck, capellán del Hogar de Cristo, destacó que “una de las cosas que queremos relevar son los problemas de atención domiciliaria de los adultos mayores”.

Cien años, 50 nietos

Sara Palma se trasladó a vivir a Santiago desde San Carlos hace más de 30 años, cuando su marido, quien hacía canastos de mimbre, murió. Aquí, su hija Neomides López le cedió un espacio del terreno en que queda su casa para que pudiera vivir instalarse en una pequeña vivienda. Hoy, Neomides junto a sus hermanas Trinidad, Inés y Elizabeth, más un hermano que viaja una vez al mes desde el sur, se turnan para que Sara siempre esté acompañada y reciba la atención que requiere.

La casa de Sara está llena de fotos y recuerdos que dan cuenta del cariño de su familia y evocan sus tiempos de “Reina del Mote con Huesillos”, en San Carlos.

Su hija Trinidad cuenta: “Ella era una mujer muy activa. Durante más de 20 años vendió mote con huesillos, se levantaba a las 5 de la mañana y ofrecía sus productos frente a una bomba de bencina en San Carlos. Todo lo llevaba en una carreta. Su puesto se llamaba La Reina del Mote con Huesillos”.

También recuerda con orgullo la buena mano que su madre tenía para cocinar. “Compraba cientos de choclos para hacer humitas para la familia porque somos 7 hijos vivos, pero tiene más de 50 nietos, además de bisnietos, tataranietos y dos choznos de 5 meses y 5 años. Hace apenas cinco años que comenzó a perder su independencia y energía”, concluyó Trinidad, mientras Sara se quejaba del pinchazo en el hombro, ajena a los periodistas que revoloteaban en torno a ella y el ministro esta mañana.

Apoya a las personas con consumo problemático de alcohol y drogas en Chile. ¡Hazte socio!

 

 

Noticias Relacionadas
Noticias

¿Hubo justicia para las niñas de la Anita?

Por Carolina González, jefa de operación social Hogar de Cristo Valparaíso Como psicóloga y perito forense con años de experiencia, sé que es imprescindible que la justicia penal sea condenatoria con...