Main Donate Form

$ 0

Programa Calle Castro

¡Vamos que se puede salir adelante!

En la hermosa isla grande de Chiloé, el Programa de Calle Castro de Hogar de Cristo, trabaja en varios frentes de acción para lograr la inclusión social de las personas sin hogar. Desde un huerto comunitario hasta charlas educativas sobre consumo problemático y de autoayuda espiritual, pasando por el gran interés de realizar un campeonato de baby fútbol mixto, todas las alternativas son válidas para un noble fin.

Por María Teresa Villafrade

Todos los martes, en la hospedería mixta de Hogar de Cristo en Castro, se realiza sagradamente el taller del invernadero que desde hace dos años comenzaron a armar los propios usuarios, asesorados por el equipo de profesionales de la institución. Lo contamos en esa oportunidad y en todo este tiempo ha quedado demostrado su enorme utilidad no sólo para tener acceso a alimentos saludables sino también para crear un espacio educativo que favorece la inclusión social de las personas en situación de calle.

La trabajadora social Camila Guajardo (28), a cargo del Programa Calle financiado por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia y ejecutado por Hogar de Cristo, confirma el carácter terapéutico que ha tenido esta iniciativa, la que va a acompañada con intervenciones grupales socioeducativas referente al consumo y dependencia de alcohol y drogas. Ella junto a la terapeuta ocupacional, Bárbara Günckel, conforman el equipo encargado de acompañar, motivar e impulsar a dejar atrás la dramática situación de vivir en la calle.

“También contamos con voluntarios que nos están apoyando. Hace poco más de un mes se formó un grupo de autoayuda que todos los miércoles, a las 7 de la tarde, después de nuestra intervención social, reúne a hombres y mujeres que acuden a nuestra hospedería para conversar y cantar, tomar once, ha sido realmente exitoso”, cuenta Camila.

La voluntaria Carolina Ruz,  relata que ella tenía hace mucho tiempo interés en ayudar a las personas en calle. “Acá en Castro han aumentado mucho y es triste, doloroso”, dice. Por eso está creando la fundación sin fines de lucro “Ponle color a tu vida con Jesús”, dado que su motivación es de índole espiritual.

“Son personas que necesitan que les prestemos atención, que las miremos a los ojos, eso hace una diferencia. Yo pensé que iba a costar mucho que se abrieran porque algunos están muy dañados y han sufrido demasiado, pero desde el día uno nos recibieron con los brazos abiertos. Estaban ansiosos de ser escuchados y de escuchar”, cuenta la voluntaria.

En las pocas semanas que llevan realizando esta dinámica han visto distintos casos en que entre los mismos integrantes del grupo se han ayudado, ya sea para conseguir trabajo o para levantarse el ánimo.

TEATRO Y BABY FÚTBOL

Carolina pidió la colaboración de una panadería  cercana que les regala pan, para realizar unas onces compartidas. “A ellos les encanta, ayer uno de los usuarios hizo un kuchen, otro ayudó a hacer una pasta. Tan solo con mirarlos y decirles que sí se puede, es algo muy valioso para ellos”.

Ella quiere seguir trabajando en esta línea, porque nota que en la comuna de Castro no hay muchas alternativas para el alto número de personas que están en situación de calle.

“Nuestra misión es que los mismos usuarios se conviertan en líderes motivadores para otros que están igual o peor”, dice y sueña en voz alta con los planes que tienen para más adelante: hacer obras de teatro, cambio de look y otras iniciativas más.

La trabajadora social Camila Guajardo agradece estos apoyos. “Estamos en gestión también con el departamento de deporte del Municipio de Castro, que nos apoyará con un profesor para trabajar en acondicionamiento físico de nuestros usuarios antes de iniciar un campeonato de baby fútbol mixto”, adelanta entusiasmada.

Solo esperan que el coronavirus no les impida seguir avanzando como hasta ahora. “Siempre solicitamos a todos los participantes que estén vacunados, les tomamos la temperatura corporal a su ingreso y tenemos una óptima corriente de aire por ambos costados de la sala. Actualmente esta semana funcionaremos solo con hospedados por prevención”.

Lo importante es que en el Programa Calle Castro nadie baja los brazos y su consigna es “¡vamos que se puede salir adelante!”.

Te invitamos a ver la siguiente galería de fotos:

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Jorge Castillo y su App Actualízate

“Recuerdo el caso de una señora mayor, Martita, que había pedido ayuda a sus familiares para entender cómo funcionaba su celular y la habían tratado de tonta. Se me puso a...

Noticias

Sonidos que sanan

“La sonoterapia es una meditación a través de diferentes sonidos e instrumentos, que genera un cambio en el estado emocional de las personas”, asegura Claudio Escobar (30), a cargo de la...