Main Donate Form

$ 0

Sebastián Piñera en 2017:

"Chile ya debería haber derrotado la pobreza”

Reproducimos aquí la conversación que tuvimos con el trágicamente fallecido presidente Piñera. Es un registro hecho en plena campaña presidencial dentro de una serie con todos los candidatos de entonces a quienes les preguntamos: ¿Es la pobreza la mayor vulneración de los derechos humanos? Así respondió quien, a fines de ese año 2017, fue elegido por segunda vez presidente de Chile.

Por Ximena Torres Cautivo

7 Febrero 2024 a las 08:09

“Chile es un país que debería haber derrotado la pobreza… y no lo ha hecho. No por falta de voluntad –no quiero asignarle malas intenciones a nadie–, sino por falta de capacidad, por no saber usar los instrumentos correctos. Nosotros creemos en una sociedad solidaria, donde cada uno sienta que no sólo es responsable de su propio bienestar, sino también del de todos los demás, en especial de los que están en pobreza y vulnerabilidad”.

Esto decía Sebastián Piñera en pleno 2017, cuando se encontraba en medio de la campaña presidencial, y Hogar de Cristo estaba en medio de una campaña social con un eslogan que entonces resultaba revolucionario: “La pobreza es la mayor vulneración de los derechos humanos”.

Esta tarde de martes 6 de febrero de 2024, el dos veces mandatario de Chile ha muerto. Tenía 74 años.

Con su mujer, Cecilia Morel, en una visita al Museo de Alberto Hurtado. Sebastián Piñera conocía muchas de frases sobre pobreza dichas por el fundador del Hogar de Cristo y las citaba a menudo.

En esa ocasión, hablamos sobre pobreza con todos los candidatos y precandidatos en una contienda presidencial en la que Piñera finalmente resultó triunfador. Otros interlocutores fueron Alejandro Guillier, José Antonio Kast, Carolina Goic, Beatriz Sánchez, Marco Enríquez-Ominami, Eduardo Artés y Alejandro Navarro. Todos quedaron registrados en video.

Esta es la versión escrita y ambientada de ese encuentro en su clásica oficina de Apoquindo 3000, donde lo esperamos que terminara de comer unos ravioles, mirando un clásico video de esos en que Hitler se enteró de…, se cambiara la camisa y se dispusiera a responder sobre la pobreza en Chile.

–¿Cómo defines humanamente la pobreza?

–Dolor, sufrimiento, impotencia, indignidad y también una tremenda pérdida de potencial, porque la pobreza representa eso. Aunque los pobres tienen una tremenda capacidad para aportar a sus vidas, a su realización personal, a sus familias y también al país, la pobreza los limita, los restringe.

–Y en lo más técnico, ¿cómo la ves?

–Hay muchas definiciones: es una situación de vulnerabilidad en que las personas no pueden satisfacer sus necesidades básicas. Se puede medir a través de las líneas de ingreso, como fue muy tradicional en otra época. O medir de manera multidimensional, sumando al tema del ingreso, carencias en educación, salud, vivienda… Se puede analizar en forma absoluta o en términos relativos, porque cuando los países progresan, la pobreza cambia.

–En el Hogar de Cristo definimos pobreza como la mayor vulneración de los derechos humanos, ¿estás de acuerdo?

–Sin duda que es una gran vulneración de los derechos humanos. Tal vez atentar contra la vida puede ser igual o peor. Porque la pobreza les quita a las personas su dignidad, autoestima, la capacidad de desarrollar sus talentos. Es desesperante, porque lo que los padres ven que no les van a dejar a sus hijos otra cosa en herencia que pobreza.

–¿Cuál es para ti la manera más efectiva de erradicar la pobreza?

–Se requieren las dos hojas de la tijera. Una hoja es la que ataca las causas profundas de la pobreza, que, a mi juicio, son básicamente tres: la falta de educación, la falta de empleo y una familia débil o inexistente. Pero como combatir esas causas va a tomar tiempo, se requiere paliar, aminorar, atenuar las consecuencias de la pobreza. Por eso nosotros en nuestro gobierno implementamos una iniciativa que fue muy sentida: el ingreso ético familiar, que combina esas dos hojas de la tijera.

APOROFOBIA: LA PALABRA DEL 2017

–¿Qué vuelve pobre a una persona?

Muchos factores pueden volver pobre a una persona. La falta de educación es un pasaporte a una vida de frustración y pobreza; la falta de empleo y la debilidad de la familia, también. Cuando una familia es débil fomenta el abandono escolar, la delincuencia, el narco. Tenemos indicadores que permiten prever quiénes van a poder salir o van a permanecer en pobreza. Pero es cierto que hay factores estructurales: una madre sola, jefa de hogar; una familia con un adulto mayor dependiente o una persona con discapacidad, hacen que haya quienes aunque se esfuercen, no van a poder salir por sí mismos de la pobreza. En esos casos se necesita el apoyo del Estado. Ahí no sólo se deben proveer herramientas de apoyo, sino atacar las causas de la pobreza.

La imagen corresponde a un desayuno con participantes del Hogar de Cristo en el Día de la Solidaridad de 2018, el primer año del segundo gobierno de Sebastián Piñera, donde habló de la pobreza.

Sebastián Piñera era un declarado admirador de Alberto Hurtado, el jesuita creador del Hogar de Cristo, y solía recurrir a sus frases (como a las de muchos otros). En este caso, nos menciona una de las más certeras y conocidas: “La caridad empieza donde termina la justica”.

–Eso decía el padre Hurtado. Primero abordar la pobreza es por justicia hay que usar todos los medios para lograrlo.

Luego le preguntamos cómo veía él que las personas comunes reaccionan frente a la proximidad de los más pobres. De una persona en situación de calle, que se les acerca y les pide unas monedas, por ejemplo. De lo que ese año 2017 la Real Academia de la Lengua incorporó al Diccionario Español: la palabra aporofobia, que es la hostilidad, el rechazo a los pobres. Entonces, Piñera dijo: “Muchos reaccionan con sorpresa, con algo de temor frente a las personas vulnerables. Pero Chile es un país solidario y eso se comprueba frente a cada tragedia, aunque cuando éstas pasan muchos vuelven a cubrirse con sus corazas”, respondió entonces.

–¿Qué haces tú concretamente, como persona, por los más pobres?

–Por supuesto que sí, pero mucho menos de lo que debería. La pobreza es un tema que me inquieta preocupa y sensibiliza, por eso estamos yo y mi familia apoyando a algunas instituciones y hemos creado otras, como Fundación Futuro, Mujer Emprende y Elige Vivir Sano.

EL HOMBRE BALA

Este es el contenido de la entrevista que grabamos en video en 2017, en la oficina de Sebastián Piñera en el contexto de una serie sobre pobreza, que incluyó a todos los candidatos presidenciales.

Años antes, en mayo de 2005, en la misma oficina de Apoquindo 3000, conversamos con él a pedido de la desaparecida revista Fibra. Era en un contexto político vertiginoso, cuando lanzó sorpresivamente su primera candidatura presidencial por su partido, Renovación Nacional. Lo entrevistamos en dos tandas. Y de ese encuentro, titulado: “El hombre bala”, rescatamos su conocimiento del pensamiento social de Alberto Hurtado, fundador del Hogar de Cristo.

Reproducimos ese diálogo a continuación:

“Entre las frases que más me gustan están las de san Pablo y las del padre Hurtado, que golpean y obligan a pensar: Hay que dar hasta que duela; La caridad empieza donde termina la justicia; “Nadie es tan pobre que no pueda dar”.

–¿A veces haces pasar por tuyas frases ajenas?

–No, al revés. A veces hay frases mías que no me atrevo a darlas como propias y se las atribuyo a otras. A veces leo una frase mía en algún medio y me baja la duda: ¿no la habré leído antes y será de otro?

–Dame una cita tuya. A propósito, por ejemplo, de la culpa de tener tanto cuando hay tantos pobres.

–No me pasa eso de la culpa, además soy bien austero, no tengo vicios de nuevo rico, no soy frívolo.

–¿Qué significa para ti la plata?

–Si uno no la toma como un instrumento de poder ni la convierte en una droga, puede ser un maravilloso instrumento de libertad.

–¿Y la cita propia que me ibas a regalar?

–Me pusiste paranoico: ya no sé cuál es mía y cuál no. A ver… una que se aplica a la política chilena: “Aquí sobran izquierdas y derechas; lo que hace falta es profundidad y altura”. Esa creo que es mía.

 

 

 

Cerrar
juntos en acción por valparaíso