Main Donate Form

$ 0

¿Nueva Constitución? Acá, la voz de los que no pueden seguir excluidos

Jóvenes fuera de la educación, adultos mayores vulnerables, niños y personas en situación de calle con problemas de consumo, provenientes de los distintos programas de Hogar de Cristo, reflexionan sobre qué debería incluir la nueva Constitución.  Con el resultado, buscan redactar un documento que harán llegar a los Constituyentes.

Por Matías Concha P.

“Las leyes deberían decir que debemos tener playas y parques para poder jugar con muchos amigos, no sólo plazas feas de tierra. También queremos jugar con nuestra familia, cuando el papá y la mamá no trabajen”, pidieron incluir los niños y niñas del jardín infantil Los Patroncitos de Antofagasta, en la nueva Constitución.

La actividad fue liderada por el equipo de Pastoral de Hogar de Cristo y busca que los constituyentes, no olviden incorporar las voces de los más excluidos en su labor de redactar la nueva Constitución. “No se trata de traspasar la responsabilidad de la redacción, pero es necesario generar mecanismos de escucha y participación que reconozcan sus diferentes momentos de desarrollo y autonomía y así se puedan integrar sus intereses, valores y posiciones al proceso de la nueva Constitución”, explica Francisca López, jefa nacional de Pastoral y Capellanía del Hogar de Cristo.

La iniciativa, además de promover el diálogo y la participación de los diversos programas sociales  de Hogar de Cristo, presentes de Arica a Punta Arenas, incluye espacios para facilitar la conversación entre pares y garantizar el derecho a ser escuchados. De esta forma los participantes de la actividad respondieron dos preguntas en torno al proceso constituyente: ¿Cómo me gustaría que fuera Chile? y ¿Qué debería decir la Constitución respecto a la realidad que vivimos en Hogar de Cristo?

Según los niños y jóvenes de la residencia de protección Maruri, “la Constitución debe garantizar el apoyo al momento de salir de la residencia, cuando nos toca salir a enfrentar nuestra vida de grandes”. Por su parte, los jóvenes excluidos del sistema escolar en Antofagasta, redactaron que “es el momento de hacerse cargo de todos los excluidos y olvidados por el sistema, somos casi 200 mil, podemos cambiar el futuro de este país”.

El capellán general del Hogar de Cristo, José Francisco Yuraszeck, aseguró que con los frutos de esta reflexión, se redactará una propia “Constitución Solidaria”. De esta forma “aseguraremos que los acogidos  de Hogar de Cristo no queden fuera de este proceso histórico tan relevante. Por eso haremos hasta lo imposible porque este documento llegue a manos de  los Constituyentes”.

Lo mismo relevaron los participantes del programa Terapéutico Residencial Villamávida, quienes pidieron “considerar la despenalización de las personas con consumo problemático, procurando acciones coordinadas entre ministerios. Nosotros creemos que es tiempo de que escuchen nuestras razones y no solo nuestros errores, contando con el tratamiento y la rehabilitación”.

Con este material, en conjunto, elaborarán las propuestas de cada uno de los programas de Hogar de Cristo, para realizar una sistematización y un informe que será entregado a los constituyentes. Esta metodología, que nace en un periodo de grave crisis social, se mantendrá en el tiempo, “será un hábito permanente”, concluye José Francisco Yuraszeck, Capellán de Hogar de Cristo.

 

Noticias Relacionadas
Noticias

Visitas con sentido al Hogar de Cristo

La pandemia paralizó todo, pero ya a fines del año pasado, nuevamente las empresas reactivaron una serie de “Visitas con Sentido” a los diferentes programas de Hogar de Cristo a lo...

Noticias

Observatorio por las Trayectorias Educativas

El Observatorio para las Trayectorias Educativas en Chile presentó este jueves sus dos primeros reportes sobre políticas públicas. Se trata de dos sólidos análisis que ayudan a entender por qué muchos...